Conéctate con nosotros

Hola que estas buscando

Imperdibles

Murió el adolescente baleado por policías porteños en Barracas

El adolescente asesinado por efectivos de la Policía porteña. Jugaba al fútbol en Barracas Central.

Lucas González, el adolescente de 17 años que jugaba en las inferiores de Barracas Central, y que fue baleado en la cabeza en un caso de “gatillo fácil” cometido por policías de la Ciudad que lo interceptaron cuando se trasladaba con tres amigos en un auto por el barrio porteño de Barracas, murió ayer por la tarde tras agonizar en el Hospital El Cruce, de Florencio Varela. Los familiares denunciaron que los efectivos “tiraron a matarlo” y que le “plantaron” un arma de fuego para simular un enfrentamiento.

Por otra parte, tres efectivos de la Policía de la Ciudad que participaron del hecho en el que fue baleado el adolescente, un futbolista de las inferiores del club Barracas Central, fueron apartados de las tareas operativas en la fuerza y se les inició un sumario administrativo, informó el propio ministro de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro.

Los policías fueron identificados como el inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial José Nievas, quienes formaban parte de la Brigada de Investigaciones de la Comisaría Vecinal 4D y actuaron con ropas de civil y en un auto sin identificación.

Para los investigadores judiciales y policiales, ya quedó totalmente descartada la primera versión que aportaron los efectivos involucrados acerca de que se había tratado de una persecución y tiroteo, ya que fue confirmado que los adolescentes no tenían armas.

Telecom22

El fallecimiento del adolescente se produjo cerca de las 17.45 de esta tarde y provocó escenas de profundo dolor entre los familiares, amigos y conocidos que en ese momento se concentraban frente al Hospital El Cruce, de Florencio Varela, para exigir Justicia por el hecho.

Por su parte, el presidente Alberto Fernández manifestó su solidaridad con la familia de Lucas González, el futbolista de 17 años del club Barracas Central que murió tras ser baleado en la cabeza por un efectivo de la Policía de la Ciudad, en el barrio porteño de Barracas, y advirtió que “no es posible que policías que deben estar al servicio de la seguridad de argentinos y argentinas, terminen con la vida de gente inocente”.

Newsletter

“Quiero expresar toda mi solidaridad con la familia de Lucas González. Mi compromiso con su madre Cintia y su padre Mario en este momento tan doloroso”, escribió Fernández en un hilo de mensajes su cuenta de Twitter. “Pondremos todos los recursos del Estado a disposición para poder llegar a la verdad y justicia”, completó.

Fernández confirmó también que recibirá a los familiares de Lucas González.

Mientras que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, expresó que será “inflexible con los policías que actúen fuera de la ley”, al referirse al crimen de Lucas González, el joven futbolista y estudiante que murió tras ser baleado por policías de la Ciudad de Buenos Aires.

“La muerte de Lucas es una pérdida irreparable y me siento profundamente dolido. Les hago llegar mi más sentido pésame a sus padres, familia y amigos. Seremos inflexibles con los policías que actúen fuera de la ley”, dijo el jefe comunal en su cuenta de Twitter.

También resaltó: “Hemos separado inmediatamente de su cargo a los tres involucrados en el hecho, e iniciamos un sumario para determinar las responsabilidades”.

Emanuel, un tío del futbolista, pidió “justicia” por el crimen de su sobrino y que todos los policías involucrados “vayan presos”.

“Lucas era mi sobrino del corazón, acaba de fallecer, lo único que le pedimos a todos es que respeten la intimidad de la familia porque está destrozada. Le queremos agradecer a todos los que están y lo único que ahora vamos a pedir es justicia por Lucas que va a seguir en los corazones”, dijo a la prensa Emanuel.

Por la mañana, Cintia, la madre de Lucas, había asegurado que su hijo había sido baleado en un caso de “gatillo fácil, porque no pueden sacar un arma y dispararle a unos pibes. Tiraron a matármelo. Esa gente (por los policías) no está capacitada para andar con un arma”.

En tanto, durante la mañana los tres jóvenes amigos de Lucas, que estaban en el auto con él y también fueron perseguidos por la policía, fueron liberados del instituto de menores Inchausti, informó la abogada que los representa, Lorena Blanco.

La letrada añadió que en la causa no hay por el momento detenidos -ni civiles ni policiales-, que el expediente está caratulado aún como “averiguación de ilícito” y que los tres jóvenes serán citados a declarar en las próximas horas.

El hecho ocurrió ayer a las 9.30 cuando, en circunstancias que aún son materia de investigación judicial, el adolescente y tres amigos se movilizaban en un Volkswagen Suran azul y, al detenerse en un kiosco situado sobre la calle Luzuriaga, de Barracas, fueron interceptados por efectivos de civil de la Comisaría Vecinal 4D quienes, según su versión, creyeron que iban a cometer un robo.

La policía dijo que los jóvenes se negaron a ser identificados, embistieron con el vehículo a dos efectivos y tras una persecución a los tiros que se extendió hasta el cruce de Alvarado y Perdriel, el futbolista fue hallado herido de dos tiros en la cabeza en el asiento del acompañante, dos de sus amigos fueron detenidos y un tercero escapó, aunque más tarde se presentó en sede policial con su madre y quedó aprehendido.

Al igual que Cintia, los demás familiares de los chicos detenidos rechazaron la versión policial y aseguraron que no habían cometido ningún delito y que acaban de salir de un entrenamiento, ya que se habían ido a probar a las divisiones inferiores de Barracas Central.

Ante esta situación, el Juzgado de Menores 4, a cargo del juez Alejandro Cilleruelo, separó a la Policía de la Ciudad de los peritajes y ordenó que todos los trabajos forenses fueran realizados por peritos de la Policía Federal Argentina (PFA).

El juez ordenó el secuestro de las armas reglamentarias de los policías que participaron en el hecho y que se les practiquen estudios de dermotest para determinar cuál de ellos efectuó disparos.

Uno de los testigos que iba en el auto con Lucas González dijo que los policías parecían “chorros” que iban a robarles, ya que les apuntaron “con arma en mano”.

En tanto, desde la Coordinadora contra la Represión Policial Institucional (Correpi) denunciaron que se trata de un nuevo caso de “gatillo fácil”.

“Otra vez la misma historia. La policía de la Ciudad disparó contra unos chicos que volvían de jugar al fútbol en Barracas. No es un confuso episodio, es gatillo fácil”, publicó el organismo en sus redes sociales.

Haga clic para comentar

Comentario:

Hacete Socio 2021
Telam
Manula
La Tienda Enredacción 2022
  • También podés comprar libros, información y cultura en NUESTRA TIENDA
  • Ver más información sobre encuestas en nuestra sección DOSSIER360
  • ¿Querés comunicarte con nosotros? Hacé CLIC AQUÍ

Te puede interesar

Novedades

INMA -International News Media Association- y la SIP -Sociedad Interamericana de Prensa- invitan al curso“Cómo generar audiencias, retenerlas y monetizarlas”. Esta formación especial impartida...

Imperdibles

Más cuarenta conferencias y ochenta expositores de toda la región serán parte de la primera edición de Córdoba Cannabis, donde se podrá conocer todo...

Imperdibles

Compromiso Federal, el partido político que lidera el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, comenzó a trabajar con vistas a los comicios de...

Deportes

Luis Scola, emblema de la Generación Dorada del básquetbol argentino, adquirirá más de la mitad del paquete accionario del Pallacanestro Varese, el club italiano...