Ahora Leyendo
Los cuatro hilos de lectura del libro "Mackentor. Crónica de un saqueo"

Jueves 29 de Octubre de 2020

Los cuatro hilos de lectura del libro "Mackentor. Crónica de un saqueo"

En septiembre de 2015, Talo Kejner, ante escribano público y anticipándose a su muerte ratifica todo lo actuado por mí en su nombre, ante la Comisión Interamericana de DDHH y ante la Justicia Argentina. En esa escritura me otorgaba poder para representarlo después de su muerte a él y a Mackentor (Art. 1330 del Código Civil de la Nación Argentina). Esto quiere decir que mis palabras, en esta columna, expresan mi opinión personal y, al mismo tiempo, expresan a Natalio Kejner.

Enredacción Socios

Hay cuatro hilos de lectura en el libro de Fabián Garcia (Mackentor. Crónica de un saqueo. Los oscuros negocios de Supercemento, Franco Macri y el Estado. Enredacción Libros, 2020).

El primer hilo de lectura está dado por los hechos históricos del Caso Mackentor que describe minuciosamente el autor.

Es un trabajo de investigación riguroso con fuentes sólidas. Los fuertes compromisos ideológicos que tiene el autor no han incidido de manera alguna en el rigor del análisis. Es muy difícil mantener objetividad en el análisis de un fenómeno histórico con  alto nivel de compromiso ideológico. Fabián Garcia logra ese equilibrio y veremos en el libro un muy objetivo análisis de hechos históricos. Este es el primer logro del libro. Objetividad histórica.

VER LA TIENDA de Enredacción.

Manula

El segundo hilo de lectura que nos propone este libro hace a la “teoría de los contextos” como código de interpretación de los hechos históricos.

En las ciencias sociales no existe la posibilidad de interpretaciones aisladas de hechos históricos. Son las redes sociales, económicas y culturales las que deben ser miradas a la hora de interpretar la historia. Autores como Walter Benjamín o Herbert Marcuse son rigurosos teóricos en esta línea de teoría crítica de la historia.

En este nivel de análisis aparece a mi juicio la mayor creatividad del autor.

García instala su tesis de que Mackentor represento un “contra modelo “de industrialización de la Argentina en el siglo XX.

El modelo dominante en la época era el de la importación de insumos industriales y el de fijación de precios internos. Ese modelo dominante fue desafiado por Mackentor. Ese modelo  estaba representado por la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) a la que Mackentor renuncia  por su público desacuerdo con la alta corrupción con la que se manejaban las licitaciones de obras públicas.

Se trataba de un Club de empresas que loteaban el presupuesto nacional de obras públicas y fijaban ellas los precios. Mackentor denuncia esta corrupción y renuncia a la Cámara Argentina de la Construcción. Pero su eficiencia empresarial y el hecho de que todos los socios capitalizaran sus ganancias en la empresa, hace que Mackentor fuese  muy competitiva y le ganara a Supercemento en licitaciones públicas inobjetables. El libro de Fabián Garcia muestra  de manera particular la obra acueducto “Villa Maria – San Francisco”.

Llega el Terrorismo de Estado y ese modelo importador de bienes industriales necesita del General Luciano Benjamín Menéndez para terminar con el “problema Mackentor”. Y el General Menéndez usa de la Justicia Federal de Córdoba para encarcelar, torturar a los integrantes de Mackentor en La Perla y saquear a la empresa.

Es decir que en este segundo nivel de análisis, Fabián García, instala la tesis de que Mackentor represento un contra modelo de industrialización en la Argentina del Siglo XX. Y que fue necesario el Terrorismo de Estado y la complicidad de la  Justicia Federal de Córdoba para terminar con el “problema Mackentor”.

VER LA TIENDA de Enredacción.

El tercer hilo de lectura que nos propone el libro es el de la complicidad de la Justicia Federal de Córdoba con el saqueo de Mackentor.

Fabián Garcia narra y demuestra con hechos históricos que de no haber sido por la Justicia Federal de Córdoba el saqueo de Mackentor no hubiera sido posible. Esa complicidad de la Justicia Federal de Córdoba nunca fue juzgada por nadie. Por el contrario, ella fue avalada y legitimada por la misma Justicia Federal de Córdoba durante la democracia argentina.

La intervención Judicial de Mackentor dura casi 7 años. Los integrantes de Mackentor estaban en La Perla.

El juez Penal Adolfo Zamboni Ledesma en los diarios de 1984, cuando falleció.

Durante la intervención judicial de Adolfo Zamboni Ledesma se produce el saqueo de Mackentor. Saqueo quiere decir el vaciamiento empresarial y la transferencia de los activos empresariales a favor de la empresa Supercemento SA.

Esta complicidad de la Justicia Federal de Córdoba con Supercemento no se agota con Zamboni Ledesma. Ella continúa a partir de 1984 con decisiones y actos judiciales que buscaron encubrir el saqueo de Mackentor y la propia responsabilidad de los jueces federales de Córdoba.

Se llega así a la Mega Causa de La Perla donde se prueba jurídicamente todo lo que el libro de Fabián Garcia relata y acredita con hechos históricos.

Sin embargo la sentencia en la Mega Causa de La Perla termina legitimando los actos jurídicos de saqueo de Mackentor en violación de la prueba del juicio y del derecho aplicable.

A diferencia del Caso Papel Prensa, donde nunca se pudo probar el crimen de Lesa Humanidad, en el Caso Mackentor la Sentencia declara que existió una persecución masiva en contra de Mackentor y por ende un Crimen de Lesa Humanidad. Pero los actos cumplidos en el curso de esa persecución masiva de personas son declarados válidos por la sentencia en la Mega Causa de La Perla. El saqueo de Mackentor una vez más es ocultado y silenciado por la Justicia Federal de Córdoba.

VER LA TIENDA de Enredacción.

¿Qué fue lo que paso? ¿Que llevó a los jueces Jaime Díaz Gavier, Julián Falcucci, Carlos Ochoa y José Camilo Quiroga Uriburu a dictar esta Sentencia aberrante en contra de toda la prueba y del Estatuto de Roma?

No se trata de simples errores procesales o de la  ignorancia del derecho de los DD.HH. Se trata de una decisión judicial absolutamente ideologizada que quiebra la garantía de imparcialidad e independencia de los Jueces.

Hay varia explicaciones para entender esta aberrante Sentencia. La Querella de Mackentor en la Mega Causa de La Perla fue la única que no se declaró “militante kirchnerista”.

Natalio Kejner si bien era un libre pensador tolerante de toda diferencia política, era judío y la Justicia Federal de Córdoba está marcada por un latente antisemitismo. Finalmente están como posibilidad de interpretación de la sentencia los históricos vínculos entre la Justicia Federal de Córdoba y los poderes económicos dominantes.

La historia nos dirá cuál fue la verdadera motivación que llevo a los jueces a dictar esta aberrante sentencia.

Lo cierto, es que el saqueo de Mackentor fue encubierto una vez más por la Justicia Federal de Córdoba.

Talo Kejner siempre sostuvo que los verdaderos responsables del saqueo de Mackentor eran los jueces federales de Córdoba. Menéndez era un asesino brutal y primitivo. Varias veces me dijo: “No se equivoque Dr. Vega, sus amigos los jueces federales de Córdoba son los verdaderos responsables del saqueo de Mackentor”.

El ex-jefe del III Cuerpo de Ejército, Luciano Benjamín Menéndez, durante una de las audiencias del juicio en la Mega Causa de La Perla. (Foto: Sebastian Salguero / Archivo).

Y el cuarto hilo de lectura del libro, pasa por el de su técnica literaria. Me detengo en este nivel porque es muy raro que un trabajo de investigación periodística de 450 páginas no aburra.

García, logra con su prosa dar nivel literario de calidad al relato histórico.

Y esto es de enorme importancia para cuidar y proteger al lector. No es lo mismo un libro como “Robo para la Corona” (Horacio Vertbisky, 1991), que obligaba al lector a leerlo como una guía telefónica, que este libro.

Este es un trabajo que contiene lo que hoy se llama en la lógica de la literatura;  “música literaria”.

Hay frases que son enormemente atractivas, como por ejemplo, “Ahí vienen los Mackentor”. Con esa frase Fabián nos cuenta el impacto que generaba en el Club de la Obra Publica la presencia de Mackentor en las licitaciones públicas.

Ver también

Mackentor que había renunciado a la Cámara Argentina de la Construcción por desacuerdo con la corrupción, en el loteo de la obra pública.

O bien, la frase “La Guerra de los Caños”, con  la que nos cuenta la verdadera historia de la fábrica de Barrio Las Flores de la ciudad de Córdoba. Única en el país, que instala Mackentor productora de tubos para conductos de alta presión y que quiebra el monopolio que tenía Supercemento.

U otra frase, como “El burgués de camisa blanca”, que revela la verdadera personalidad de Talo Kejner, que la mantuvo hasta el último día de sus 89 años. Un hombre, que murió pobre en un departamento alquilado de un dormitorio en el Barrio de Colegiales. Incluso, cuando su situación de salud empeoró, lo tuvimos que  internar  en el Hospital Fernández, en una pieza compartida.

Fabián Garcia describe la integridad moral e ideológica de este hombre y su lealtad con los amigos sin distinciones políticas.

A Kejner le ofrecieron varios millones de dólares en el año 2015 como reparación por el saqueo de Mackentor. La única condición que le pusieron los funcionarios estatales que llevaron esta propuesta, fue la de que cambiara de abogado. Kejner nunca aceptó.

La técnica literaria de Garcia me recuerda a los escenarios de la Comedia Humana de Honorato de Balzac.

El libro logra conciliar la verdad histórica con una narración de los hechos cálida y con buena estética.

Es la historia de una batalla desigual entre un hombre decente  y  una empresa que ganaba licitaciones por costos, precios y calidad empresarial contra un modelo de poder económico que representaba la Cámara Argentina de la Construcción impregnado de corrupción.

Mackentor perdió la batalla, y la perdió, fundamentalmente, por causa de la Justicia Federal de Córdoba. Lo grave es que ese modelo de poder que persiguió y derroto a Mackentor, sigue vigente en la Argentina de hoy.  No olvidemos que la empresa Supercemento reconoció ante el Juez Claudio Bonadio haber pago sobornos para lograr adjudicación de obras públicas.

En síntesis, estamos frente a un libro, que el argentino decente y que quiere a su patria, y sea cual fuere su pertenencia política, debería leer obligatoriamente.

Gracias Fabián y un abrazo en nombre mío y de Talo Kejner.

* Juan Carlos Vega es abogado y apoderado judicial de Mackentor y de Natalio Kejner.

VER Salió a la venta el libro “Mackentor. Crónica de un saqueo. Los oscuros negocios de Supercemento, Franco Macri y el Estado”.

VER Fabián García: “Con Mackentor hicieron desaparecer a una empresa que tenía un ideario inadmisible para esa época”.

--

>> Si estás de acuerdo con el periodismo crítico y comprometido, te invitamos a asociarte a ENREDACCIÓN, el sitio de noticias con información de Córdoba: INGRESÁ AQUÍ.

>> También podés comprar libros, información y cultura en La Tienda de ENREDACCIÓN.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción