Conéctate con nosotros

Hola que estas buscando

Columnistas

Las condecoraciones ilegales que Argentina otorgó al dictador Pinochet

El dictador chileno Augusto Pinochet. (Foto: Gentileza).

En medio del crecimiento de ataques injustos a quienes han defendido y defienden derechos humanos básicos, como las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y mientras determinados sectores políticos pretenden justificar el Terrorismo de Estado, lo dispuesto por el Decreto 455, dictado por el presidente Alberto Fernández, el 7 de septiembre de este año 2023, aparece como un paso positivo.

Por la norma referida se cancela a Augusto Pinochet Ugarte y a sus herederos “el derecho a usar las insignias de la Orden de Mayo al Mérito Militar y la Orden de Mayo al Mérito, ambas en el grado de Gran Cruz, así como las insignias del Collar de la Orden del Libertador San Martín“.

La Pampa

CONDECORACIONES ARGENTINAS

La República Argentina, con el fin de reconocer en personalidades extranjeras genuinos valores y servicios al país, cuenta con dos tipos de condecoraciones: la Orden del Libertador San Martín y la Orden de Mayo (decretos-leyes 16.628 y 16.629 de 1957, respectivamente). En la reglamentación de ambas condecoraciones, se establece en cada una de ellas y en sus categorías “será otorgada exclusivamente a los ciudadanos civiles y militares extranjeros, que se hayan distinguido por sus servicios y obras personales y merezcan la gratitud de la Nación”.

PINOCHET, LA PERSONA MÁS CONDECORADA

Lo paradójico respecto de lo antes referido resulta que, por los decretos 500/75, 2904/76 y 868/93, se otorgó al dictador Augusto Pinochet la “Orden de Mayo al Mérito Militar al Grado de Gran Cruz”, la “Orden del Libertador San Martín” y la “Orden de Mayo al Mérito”. O sea, tres máximas condecoraciones que confiere el país entregadas a Pinochet, que lo transformaron en la persona extranjera más condecorada por Argentina en nuestra historia.

Epec

La primera condecoración fue concedida durante el gobierno de Isabel Perón en 1975 y la segunda por Jorge Rafael Videla en 1976.

Por último, el presidente Carlos Saúl Menem otorgó a Pinochet la condecoración, de la “Orden de Mayo al Mérito, en grado de Gran Cruz”. El 12 de febrero de 1993, en la ceremonia de entrega de la distinción en Chile, el general argentino Balza, en nombre de Argentina dijo, “Usted, señor general Pinochet, puede estar orgulloso del ejército que comanda, de su ejemplar idoneidad profesional, gallardía, bizarría y caballerosidad, que todos los soldados de mi país sabemos y reconocemos”, (https://www.lanacion.com.ar/politica/el-trato-que-el-gobierno-le-otorga-a-pinochet-nid115368/).

Río Cuarto - Empleo

Las inaceptables condecoraciones a Pinochet fueron criticadas por el ex-presidente Raúl Alfonsín, hubo innumerables proyectos legislativos peticionando que se retire las condecoraciones, sin embargo, ello no se había concretado hasta la fecha. Además, en ese aspecto, puedo referir que, desde un primer momento, también escribí denunciando el accionar ilegal de condecorar a Pinochet, (La Voz del Interior de fecha 06/03/1993) e insistí en el tema repetidas veces.

REFLEXIONES NECESARIAS, AUNQUE TARDÍAS E INSUFICIENTES

Más de treinte años pasaron desde la última condecoración para que, se reflexionara, como lo hace el Decreto 455 expresamente. La norma se la fundamenta estableciendo que, hace cincuenta años Pinochet, “interrumpió el orden constitucional de Chile y asumió de facto, posteriormente, la presidencia de la Nación durante más de quince años”. Y agrega que, “durante dicho período, suspendió las garantías propias del Estado de Derecho e implementó una política de persecución y violación de los derechos humanos y, a causa de ello, fueron asesinados numerosos opositores y militantes políticos”.

Telecom 23

También el decreto refiere que, Pinochet “ideó e impulsó, conjuntamente con otras dictaduras cívico militares del continente, el Plan Cóndor, por el cual se desarrolló un sistema de cooperación clandestina a fin de perseguir a militantes políticos opositores, fuera del territorio de sus países”. Y concluye sosteniendo, que dado lo resuelto por el Consejo de la “Orden de Mayo” y el Consejo de la “Orden del Libertador San Martín”, “no resulta razonable que, quien asaltó el poder y ejecutó políticas que avasallaron la vida y degradaron la condición humana, pueda invocar la dignidad que las condecoraciones otorgadas suponen”.

Sin embargo, el decreto gravemente omite señalar que, además, Pinochet tuvo muchas actitudes provocativas e insultantes para con la Argentina, en diversos temas, especialmente, en aspectos territoriales limítrofes y prestó apoyo esencial a Inglaterra, en contra de nuestro país, con motivo de la guerra de Las Malvinas. Cabe recordar que, como lo refiere el periodista Luis Garasino, “autorizó que aviones Canberra de reconocimiento aerofotográfico y Hércules equipados para inteligencia electrónica, de la real fuerza aérea (RAF, en inglés) operasen desde Punta Arenas con insignias chilenas y tripulaciones británicas. Esos aviones realizaron un `barrido´ electrónico y fotográfico de las bases aéreas argentinas desde donde se lanzaban los ataques contra la flota británica”, (“El respaldo de Pinochet a Londres durante la guerra de las Malvinas”, Clarín, 23/10/1998).

Newsletter

Las verdades negativas antes mencionadas en el accionar del distinguido Pinochet, ya se habían dado, al tiempo del otorgamiento de la última condecoración, en el gobierno de Carlos Menem.

CONDECORACIONES QUE SON JOYAS

Pero lo cierto es que Pinochet falleció en el año 2006, lo que vuelve abstracto pensar que pueda usar las condecoraciones y a sus herederos se les prohíbe el uso de las condecoraciones, lo que no podrían hacer porque no les corresponde. Pero no se exige su devolución y los herederos pueden comercializarlas, porque son verdaderas joyas de importante valor en sí mismas, ya que tienen gran precio por su manufactura artística y están hechas de oro, otros metales valiosos y llevan incrustadas diversas piedras preciosas.

Hasta hoy, ningún funcionario responsable ha sabido dar una explicación, fundada en las normas que crean y regulan las condecoraciones, que aclare cual fue el tipo de servicio y obras personales del General Pinochet que se consideró que merecieron la gratitud de la Nación para haberlo hecho legalmente merecedor de las distinciones otorgadas por el país.

Indudablemente la medida del presidente Alberto Fernández es valiosa, aunque tardía e insuficiente, ya que no pide la restitución de las joyas. A su vez, debe responsabilizarse a quienes, actuando ilegalmente, entregaron las condecoraciones de altísimo valor económico y moral. Todo lo que transforma su accionar en una verdadera malversación de caudales públicos que ofendieron a la Nación, respecto de lo cual, habrá que activar una investigación y trabajar las sanciones administrativas, civiles (pago del valor de las condecoraciones), penales y morales, que pudieran corresponder.

* Miguel Julio Rodríguez Villafañe es abogado constitucionalista cordobés y periodista de opinión.

SUSCRIBITE A DOSSIER360.

HACETE SOCIO DE ENREDACCIÓN.

RECIBÍ EL NEWSLETTER DE NOTICIAS DE ENREDACCIÓN EN TU E-MAIL.

CONTACTO CON LA REDACCIÓN DE ENREDACCIÓN.

Haga clic para comentar

Comentario:

Sirelyf Ganancias
Clima en tu ciudad
Dossier 360 2024

Te puede interesar

Noticias

Centros vecinales, grupos de vecinos autoconvocados de distintas zonas de Córdoba Capital y una organización ambientalista dieron a conocer una “Carta Abierta al Intendente...

Noticias

El Concejo Deliberante de Córdoba Capital está discutiendo un proyecto de ordenanza que establece una nueva normativa de desarrollo urbano para el barrio de...

¿Viajamos?

A 1700 metros sobre el nivel del mar, con temperaturas que en invierno alcanzan los 4 grados bajo cero, con una gastronomía emparentada a...

Noticias

El gobernador provincial, Martín Llaryora (PJ, Hacemos Unidos por Córdoba) reiteró que acompañará los puntos propuestos en el Pacto de Mayo por el presidente...