Conéctate con nosotros

Hola que estas buscando

Análisis del editor

La renovada vitalidad del peronismo sorprendió y cambió el escenario de las presidenciales

Sergio Massa y Agustín Rossi, junto a sus familias, en el bunker de UxP, el domingo por la noche. (Foto: Prensa).

Con la forma de un aluvión, el peronismo resucitó en las elecciones presidenciales del domingo 22 de octubre. En un tiempo donde el individualismo parece tener una fuerza extraordinaria, el voto peronista y popular se presentó a una fiesta a la que no estaba invitado y puso todo “patas para arriba”. En las PASO del 13 de agosto último, Sergio Massa y Agustín Rossi habían obtenido 6.460.689 votos y en este domingo saltaron a 9.645.983 sufragios, un plus de 3.185.294 argentinos que optaron por la fórmula del oficialismo, cambiando el escenario de las presidenciales y derrotando al ultraderechista, Javier Milei.

La Pampa

De acuerdo a los probables flujos del electorado, los nuevos votantes (3.086.000) optaron por Massa, y provinieron de todo el país, pero fundamentalmente del conurbano bonaerense (la mitad de los sufragios extras) y las provincias del NOA y del NEA. Por eso, en el caso de Buenos Aires, Unión por la Patria (UxP) triunfó con amplitud en el Conurbano bonaerense, tanto para darle la gobernación al cristinista Axel Kicillof, como para que los intendentes renueven mandatos o logren nuevos gobiernos locales, como ocurrió, por ejemplo, en Lanús y Hurlingham, entre otros.

Epec

La recuperación de Massa tiene, entonces, como primer factor el haber motivado al voto propio. En principio, no se trata de una franja electoral nueva. Probablemente son los mismos que ya votaron al peronismo en 2019, cuando Alberto Fernández sumó 12,9 millones de voluntades (3,3 millones más que los obtenidos por el ministro de Economía este domingo).

El voto de UxP tuvo, a su vez, un despliegue territorial definido: Había ganado en cinco provincias en las PASO (Buenos Aires, Catamarca, Santiago del Estero, Chaco y Formosa) y ahora lo hizo en trece (Buenos Aires, Catamarca, Santiago del Estero, Chaco, Formosa, La Rioja, Tucumán, Corrientes, La Pampa, Entre Ríos, Río Negro, Santa Cruz y Tierra del Fuego). También mejoró su desempeño en provincias como Santa Fe o Córdoba, en el centro del país.

Río Cuarto

Otro dato central, es que se mantuvieron los tercios, de modo imperfecto, pero tercios al fin: UxP consiguió el 35,59%; Javier Milei (La Libertad Avanza, LLA), 29,09%; y Patricia Bullrich (Juntos por el Cambio, JxC), 23,13%. La solidez de los tres conglomerados políticos evitó que la ultraderecha dirimiera la contienda electoral en la primera vuelta. No hubo un corrimiento masivo de voto útil entre JxC y los libertarios. La fórmula amarilla dejó entre una elección y otra, 450 mil sufragios, que le dieron volumen al leve crecimiento en votos que tuvo Milei, que llegó a casi 768 mil adhesiones (7.884.336 ahora contra 7.116.352 en las PASO). Los otros 320 mil votos surgieron de los partidos que no llegaron a la primera vuelta (700 mil votos) y la disminución del voto en blanco, los nulos y los recurridos. Justamente, el no desmembramiento de JxC es lo que le permitió al PJ terminar liderando la elección.

Telecom

Se puede concluir también, que la división de las dos vertientes de derecha -Libertarios y JxC- les quitó la posibilidad de derrotar a la coalición populista en la primera vuelta. Entre ambas sumaron el 52,22% de los votos, 7 pp. por encima de la barrera de 45% necesaria para vencer en esta instancia.

El gran esfuerzo del oficialismo para la segunda vuelta será evitar que ese universo de votantes que componen 14,15 millones de argentinos efectivamente se aglutine detrás de Milei. En esa línea marcha el concepto de “unidad nacional” que plantea Massa como eje político para superar la crisis económica y poner en marcha un programa de desarrollo económico y social. También la idea de que “la grieta murió” el 22 de octubre, al haber unificado al peronismo y haber dado un paso fundamental para erigirse en líder de esa fuerza, sustituyendo a Cristina Fernández de Kirchner.

Newsletter

Por el otro lado, Milei empezó a desandar las diferencias con Patricia Bullrich y tratará de sumar a la mayor cantidad de dirigentes y votantes de JxC para enfrentarse con Massa. Sin embargo, el candidato libertario tiene un problema fundamental, asociado a su discurso original, que es, a su vez, la base de su representación política y social de una enorme porción de la sociedad que padeció los últimos doce años de estancamiento económico. Milei es la “disrupción” respecto del sistema político y económico dominante, señalado como culpable de la frustración individual y colectiva, tanto el asociado al populismo como a su variante de derecha (JxC), por eso, una moderación abrupta de su planteo puede transformarlo de un león vigoroso a uno viejo y desdentado. Como siempre ocurre en los balotaje, hay dos tipos de vías para establecer una alianza: Una es con la estructura partidaria; otra con los votantes. Una y otra, no siempre van de la mano.

Milei, en principio, ha demostrado poseer un piso alto que, de pronto, quedó a la par de su techo electoral. Si bien su campaña electoral en estos dos meses -entre las PASO y el domingo 22 de octubre- estuvo plagada de errores, la aparición de un techo es producto de la existencia de las limitantes que impone su programa de cambio y la controversia que generan las características particulares del sujeto socio-político que lo escucha y lo sigue, fuertemente individualista y critico del Estado como regulador de la economía.

En un punto, Milei es un equivalente de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner: Tiene un tercio de adhesión social y dos tercios de rechazo. Para perforar ese bloque de cemento que separa el imaginario de los que lo siguen y lo repelen, tiene que encontrar puntos de contacto entre el ADN que lo diferencia y las aspiraciones y miedos de los grupos sociales contrarios. No hay atajos en la construcción de ese vínculo.

Dentro de ese esquema, un discurso abarcador o integrador no es un camino coherente para el libertario neofacista Milei, dado que cuando lo hace, pierde su potencia disruptiva. En cambio, es constitutivo del ADN de Massa, un dirigente peronista, pero también un político que puede ingresar en los hogares de las clases medias, por su estilo, discurso e imagen. Que Massa llame a la “unidad nacional” es creíble. Que lo haga Milei, no.

El libertario Javier Milei durante el debate en Santiago del Estero. (Foto: Archivo).

Finalmente, es una elección complicada para muchos argentinos por las características refractarias de los dos bloques en pugna. Si la foto del domingo 22 fuera la última, Massa tendría que conseguir los 7 puntos que obtuvo el peronismo disidente y republicano de Juan Schiaretti y los 2 de la izquierda trotskista. Con ellos, quedaría en 45%. Le faltarían otros 6 pp. para llegar al gobierno el 10 de diciembre. Ese apoyo se encuentra dentro de JxC, sobre todo entre los votantes moderados. Milei, por su parte, deberá recuperar su eje discursivo y político y, a la vez, seducir al macrismo para acercarse al sillón de Rivadavia. También tendrá una opción para sumar electorado anti-política de entre aquellos que no fueron a votar. Si bien, todavía puede crecer la participación -en este comicio sufragaron 27,1 millones de argentinos (77% del electorado) y en 2019, 27,5 millones (81% del electorado)-, no sería esperable un incremento significativo. Sin embargo, como una segunda vuelta “extrema” los alineamientos, todo puede suceder y no es imposible. Lo que está claro, es que se trata de un nuevo escenario, en el que lo ocurrido hasta ahora tendrá valor y será una referencia, un punto de partida, pero no será definitorio. En ese marco, los 6 puntos de diferencia entre Sergio Massa y Javier Milei, son relativos.

ELECCIONES 2023

VER Milei, Massa y Bullrich en la recta final de una elección bisagra para el país.

VER PASO 2023: El nuevo escenario y algunas razones del fuerte giro a la derecha del electorado.

VER El crimen de una niña, en el Gran Buenos Aires, alteró el eje de la campaña para las PASO.


SUSCRIBITE A DOSSIER360.

HACETE SOCIO DE ENREDACCIÓN.

RECIBÍ EL NEWSLETTER DE NOTICIAS DE ENREDACCIÓN EN TU E-MAIL.

CONTACTO CON LA REDACCIÓN DE ENREDACCIÓN.

Haga clic para comentar

Comentario:

Te puede interesar

Noticias

La llegada del presidente Javier Milei a Córdoba para un acto en el Cabildo, desde las 14:00 del próximo sábado 25 de mayo, será...

Noticias

Cinco hombres y dos mujeres fueron detenidos este fin de semana en Córdoba Capital, acusados de vender drogas. La banda comercializaba estupefacientes en barrio...

Noticias

El dólar “Blue” o informal pegó otro salto de $60 este lunes y cerró la jornada con una cotización promedio de $1.180. Se agrega...

Noticias

El presidente Javier Milei viene a Córdoba con sus ministros el próximo sábado 25 de mayo. Así lo indicaron fuentes del gobierno provincial. Pese...