El sábado falleció el economista Claudio Callieri. Su aporte y compromiso inclaudicable con el pensamiento nacional fue uno de sus legados.

El economista Claudio Callieri.

A los 55 años dejó de existir el economista cordobés Claudio Callieri. Sus restos fueron inhumados el domingo pasado en Monte Leña, un pequeño pueblo al este de la provincia de Córdoba, donde había nacido y del que tuvo que partir tempranamente a Bell Ville para poder estudiar en las escuelas primaria y secundaria. Comprometido con el pensamiento nacional, fue parte del grupo de economistas cordobeses del Plan Fénix y en la actualidad era coordinador y presidente del Consejo de Administración de la Fundación Otra Córdoba, un centro de pensamiento económico y social alternativo a los neoliberales IIERAL de Fundación Mediterránea e Instituto de Investigaciones Económicas de la Bolsa de Comercio.

Contador de formación, se había especializado en desarrollo industrial. En 1993 fue seleccionado para el IV Programa de Formación de Administradores Gubernamentales, desarrollado por el Instituto Nacional de la Administración Pública, del cual egresó en 1995. Justamente su conocimiento del Estado, sus pliegues y secretos, lo volvían una interlocutor insustituible para entender la dinámica de la gestión pública. Como docente, enseñó Administración Pública y Creación de Valor en el Estado en la Facultad de Ciencias Económicas de la UNC y estuvo a cargo del curso de Estructura Económica en las carreras de grado de la Universidad Nacional de Quilmes entre 2002 y 2005. Además, ocupó diversos cargos en organismos del Estado Nacional.

Desde distintos ámbitos participó del pensamiento económico nacional, y era un impulsor de la intervención del Estado en la economía, como regulador y agente de distribución de riqueza del sistema económico. Se ubicaba en las antípodas del fundamentalismo de mercado.

Tuvo su participación en política, primero en la Juventud Intransigente en los años ’80 y más cercano en el tiempo, en su regreso a Córdoba en 2008, cuando se afilió al Frente Grande.

Como Arturo Jauretche, a sus ideas y capacidad técnica, le agregaba una capacidad poco habitual: la de diseccionar la “denigración de lo propio” y la “exaltación de lo ajeno”. En el campo económico abunda el relato de las ideas dominantes y los beneficios de pertenecer al círculo de los países del centro del mundo. Callieri podía encontrar rápidamente los engañosos “cantos de cisne” de las teorías pro-mercado para influir el comportamiento social.

En los últimos tiempos trabajaba en algunos temas punteros, como el rol del endeudamiento externo para moldear economías, sociedades y países. En ese sentido, decíamos en una entrevista que le realizamos en noviembre pasado: “su planteo de que la deuda externa es utilizada por las “oligarquías” como un instrumento de enriquecimiento a costa de los sectores populares y, a su vez, disparador de “catástrofes económico-financieras” que derraman sus efectos por largo tiempo, excede la consideración del endeudamiento como un mecanismo de política económica”.

También se interesó en las potencialidades y carencias de Córdoba para aprovechar la irrupción de la economía digital; y los sectores con mayor capacidad de generar empleo de calidad, entre los que ubicaba justamente a los sectores vinculados a la economía digital, en contraposición a otros sectores de la economía como la industria o los servicios.

Interpelaba a amigos, colegas y periodistas por Whatsapp o llamadas telefónicas. Su incansable espíritu de búsqueda y reflexión lo llevaba a investigar en campos diversos -por ejemplo, el vínculo entre economía y gastronomía- y a compartir estos hallazgos.

Solía decir que la biblioteca de su casa, con hermosos ventanales a un jardín, era un lugar donde se desconectaba de las redes y sus tareas habituales. Allí daba rienda suelta a una de sus pasiones: leer. La otra pasión que confesaba, era hermana de la anterior: ir a las librerías y navegar en ellas hasta encontrar  las novedades de su interés, que obviamente siempre encontraba. Irónicamente dijo una vez sobre el tema: “Debo ser uno de los últimos gastadores de fortunas en librerías”.

Su familia aparecía entre sus reflexiones muy a menudo y, algunas veces, también su preocupación sobre el futuro de sus hijos y a través de ellos, el de los jóvenes. Recuerdo uno de sus pensamientos: “Ojalá el país les brinde la posibilidad de construirlo y de poder hacer sus vidas, porque Argentina es impresionante y también muy cruel durante los ciclos de gobierno de la derecha”.

PARA CONOCER EL PENSAMIENTO DE CLAUDIO CALLIERI

VER Una EPEC estatal e integrada es estratégica para el desarrollo de la Provincia de Córdoba.

VER “Las oligarquías generan catástrofes económico-financieras a través del endeudamiento externo”

ENTREVISTA EN EL PROGRAMA ECONOMÍA CON OTROS OJOS

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

 

Te invitamos a SUSCRIBIRTE a ENREDACCIÓN. La producción de noticias, análisis, opinión, e investigación periodística requiere de periodistas y profesionales en distintas especialidades, cuya tarea es remunerada. El monto mensual de la SUSCRIPCIÓN es de 63 pesos mensuales y se solicita a partir del décimo artículo (los primeros nueve se pueden leer y utilizar libremente). Confiamos en la alianza con nuestros lectores y usuarios para continuar haciendo un periodismo comprometido y cordobés. Más información en Suscripción Digital.