Conéctate con nosotros

Hola que estas buscando

Columnistas

En el Fondo, extractivistas

La sede del FMI en Washington, Estados Unidos.

Es el segundo fin de año atravesando la pandemia global, que se presenta como una paradoja de la globalización neoliberal que se construyó durante las últimas décadas. Mientras en Argentina atravesamos la tercera ola de Covid19 en su variante Ómicron, pero también sufrimos la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la deuda contraída durante el gobierno de Juntos por el Cambio (JxC).

El momento histórico que atravesamos, se puede caracterizar por la incertidumbre e imprevisión del futuro. El ex-ministro de Educación, Esteban Bulrich, afirmaba en el Foro de Inversiones y Negocios realizado en febrero de 2017 (Mini Davos) que “debemos crear argentinos capaces de vivir en la incertidumbre y disfrutarla” (1), anticipando (o provocando) el presente.

Cuidar Vidas

El contexto que atravesemos puede contener las características indicadas para las grandes mayorías de las personas del planeta y por supuesto de la Argentina ¿pero es así para quienes están incrementando sus fortunas en la pandemia? (2) Esta realidad, es la que en Córdoba y el Derecho a la Ciudad (3), describimos como gubernamentalidad financiera, etapa que atraviesa el capitalismo neoliberal en la actualidad.

EPEC

Esta forma de ejercicio del poder, se caracteriza por redes de concentraciones financieras autoreproducibles que, “brindando libertades”, establecen límites para la circulación de personas, poblaciones e instituciones corporizadas en sujetos políticos. Previa a la expansión pandémica del sistema, las clases medias podían circular en los límites de seguridad que les posibilitaban sus capacidades económicas, esto es viajar, movilizarse y comprar, incluso hasta fuera de sus posibilidades mediante el crédito al que el sistema determinaba que podían acceder.

Río Cuarto

La pandemia está poniendo nuevas limitaciones restrictivas. En nuestro país podemos identificar básicamente dos que atraviesan nuestras vidas. La pandemia obligó a los gobiernos a que las estructuras del Estado se dispongan a evitar el colapso del sistema de salud para evitar muertes y sostener el funcionamiento de la estructura social, aunque existen referentes de fuerzas políticas (o económicas) que niegan y minimizan esta realidad.

La segunda restricción es la reducción de la actividad económica heredada del gobierno de Juntos por el Cambio, producto del encogimiento del mercado interno y el endeudamiento externo y agudizada por la pandemia y las medidas sanitarias; situación también negado o minimizada por referentes políticos del gobierno anterior.

Si profundizamos en las acciones que nos ponen en esta situación, se puede identificar una cultura que práctica como fin último consumir “lo extraído a otres, la naturaleza y el territorio”. El Covid-19 (4) tiene causas en el tráfico de fauna y flora, la destrucción de ecosistemas naturales, la consecuente extinción de especies y animales, el cambio climático producto del uso de combustibles fósiles, la urbanización y la globalización. En otros términos, la expansión de la economía como consecuencia del extractivismo capitalista ¿No es ésta la razón profunda de la crisis que atravesamos?

La institucionalización de nuestra sociedad, occidental, eurocentrista y por tanto capitalista, se encuentra jaqueada por los límites que impone la naturaleza que parece no soportar más extractivismo y reacciona a la voracidad humana. El “orden” social producto de esa institucionalización, por quienes se hicieron “dueños” de los medios de producción (territorios, poblaciones, sus tecnologías y las que se generen nuevas por propiedad de patentes) continúan acelerando la extracción de riquezas y acumulando, por la extracción que se le hace a las mayorías, logrando que los sectores medios (una categoría propia del siglo pasado) crean que extraer, a la naturaleza y las personas, recursos que sostengan su posición es la “genuina competencia de la vida.”

El Fondo Monetario Internacional responde a la misma lógica extractivista, presta y luego cobra condicionando la soberanía nacional, mientras las riquezas que se producen deben ser externalizadas para afrontar los compromisos contraídos. En el caso Argentino, que el gobierno de Alberto Fernández negocia en la actualidad, tiene la perversidad de la ilegitimidad e ilegalidad con la que se desempeñó el gobierno de Mauricio Macri, siendo el presidente que más endeudó al país en menos tiempo (5), sin participación del Congreso de la Nación y obteniendo un préstamo que viola las reglas del propio organismo otorgante (6).

La gubernamentalidad financiera, de este modo condiciona y extrae las riquezas que Argentina puede producir en la actualidad y su potencialidad, límitando la inversión en educación, salud, ciencia y tecnología; favoreciendo otro modo de extractivismo, que es la de identificar los casos de argentines destacados y ponerlos a trabajar para organizaciones y/o empresas internacionales. El resto ya lo sabemos, profesionales, artistas y deportistas destacados, son tentados para que intermediarios y empresarios extraigan más ganancias de sus capacidades.

En el fondo, el extractivismo está en nosotres, en nuestras formas de relacionarnos. Competimos con les otres en lugar de cooperar. Los límites que nos pone la pandemía nos obligan a generar una economía colaborativa, de justicia y de satisfacción de necesidades; que vea a la naturaleza como contenedora de nuestra vida.

Es momento de desaprender el extractivismo, de metamorfosear nuestras instituciones, de generar condiciones de seguridad colectiva en una sociedad basada en la cooperación y en el asociativismo, en la libertad que da saber que hay un piso democrático que nos contiene en las peores circunstancias.

* Darío Gómez Pucheta es licenciado en Trabajo Social y Doctor en Administración y Políticas Públicas.

Citas:

(1) Bullrich, polémico: “Debemos crear argentinos capaces de vivir en la incertidumbre y disfrutarla” https://www.eldestapeweb.com/nota/bullrich-polemico-debemos-crear-argentinos-capaces-de-vivir-en-la-incertidumbre-y-disfrutarla–2017-2-16-12-59-0

(2) Aumentan los milmillonarios de América Latina a medida que la región más desigual del mundo se hunde bajo el impacto del coronavirus https://www.oxfam.org/es/notas-prensa/aumentan-los-mil-millonarios-de-america-latina-medida-que-la-region-mas-desigual

(3) Gómez Pucheta, D. (2020) Córdoba y el Derecho a la Ciudad ¿Quién tiene el poder? Ed. Brujas. Córdoba.

(4) Cinco formas en las que transformando el ambiente creamos una pandemia – https://lavaca.org/notas/cinco-formas-en-las-que-transformando-el-ambiente-creamos-una-pandemia/

(5) Macri, campeón del endeudamiento: se fue y dejó una deuda externa de u$s227.000 millones  – https://www.ambito.com/economia/deuda/macri-campeon-del-enmiento-se-fue-y-dejo-una-externa-us227000-millones-n5122282

(6) El FMI y sus condicionamientos – https://www.elcohetealaluna.com/el-fmi-y-sus-condicionamientos/

Haga clic para comentar

Comentario:

SIRELYF
Clima en tu ciudad
Columnistas

Te puede interesar

Noticias

La Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) aceptó este jueves la conciliación obligatoria dispuesta por la Secretaría de Trabajo de la...

Noticias

Este sábado 20 de julio, a partir de las 10:00, se desarrollará un Encuentro Provincial de Tribunos de Cuentas, en el Club Unión Unquillo,...

Cultura

En la Casa de Córdoba de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se presentó el XVII Festival Pensar con Humor. El evento tendrá lugar...

Noticias

En el marco del programa “CBA Me Capacita” se dictarán 163 cursos de formación entre los que destacan rubros del sector Administración y Comercio,...