El abogado Andrés Piazza dice que las mayores posibilidades en el territorio de la economía digital podrían estar en el sector agroindustrial. Insiste que es necesaria la intervención estratégica del Estado para promover el desarrollo y permitir que Córdoba y el país se suban a alguna de las olas de la economía digital. Segunda parte de la entrevista.

El abogado Andrés Piazza. Foto: Mariano Paíz.
Luminarias Río Cuarto

Para Andrés Piazza el sector agroindustrial podría tener más posibilidades, a partir de su desarrollo relativo, de incorporarse a la economía digital con escala global. Señala que “ese sector está cerca de la punta de lanza (en la economía tradicional) y hay un montón de recursos propios que podrían ser volcados en la economía digital, pero considero que esto no va a pasar mágicamente, el Estado debería estar y participar (para lograrlo)”. La conversación se extendió durante casi dos horas, pero no se siente satisfecho con las respuestas: “Te voy a enviar estudios de la Cepal para analizar. Son muy buenos para ver los desafíos que tenemos”. Esta es la segunda parte de la entrevista que concedió a ENREDACCIÓN y que forma parte de una serie de artículos sobre economía digital y la situación y posibilidades de Córdoba en ese entorno.

VER LA PRIMERA PARTE DE LA ENTREVISTA: “Nuestro comportamiento en la economía digital es más de consumo que de producción”.

VER MÁS ARTÍCULOS DE FABIÁN GARCÍA.

Córdoba con los factores (económicos, humanos, educativos, etc.) que tiene en la actualidad, ¿puede llevar adelante un desarrollo autónomo o subordinado?

Donde tenemos ventajas comparativas mayores en nuestros territorios o espacios productivos es donde más podemos dar ese salto. Esto es, el sector agropecuario, si tanto las industrias como los productores de materias primas se volcaran decisivamente a invertir o volcar sus retornos en inversión en economía digital agropecuaria, podrían producir algo de estado o valor global. Ese sector está cerca de la punta de lanza y además hay un montón de recursos que podrían ser volcados allí. Igual, considero que no va a pasar mágicamente, el Estado debe estar y participar. Estimo que no es probable que sólo el capital privado lo haga.

QUÉ HABÍA DICHO EN LA PRIMERA PARTE DE LA ENTREVISTA

Que es necesario aumentar la infraestructura, sobre todo el desarrollo de fibra óptica hasta casas y empresas, para aumentar la capacidad de subir datos. También señala que es necesario incrementar la cantidad de dispositivos per cápita, la conexión entre el sistema educativo y productivo, y el financiamiento de la innovación, entre otros factores.

QUIÉN ES ANDRÉS PIAZZA

Abogado especializado en gobernanza de Internet (el gobierno de Internet). Ha trabajado como consultor y para organismos internacionales en distintos países de Sudamérica. Ahora está radicado a tiempo completo en Córdoba.

ECONOMÍA DIGITAL

Este es el primer material de una serie que ENREDACCIÓN comenzará a publicar desde ahora sobre economía digital y las posibilidades y modos de inserción de Córdoba en este nuevo mapa productivo global. Para desarrollar este aporte a un debate necesario, cuenta con el asesoramiento de la Fundación Otra Córdoba, a quiénes desde ya agradecemos.

Andrés Piazza. Foto: Mariano Paiz.

¿Hay otros sectores?

La industria de software que hoy tenemos y la que podría potenciarse va a tratar de incorporarse a entramados productivos de otros países centrales quizá por vía del outsourcing (tercerización, subcontratación, etc.) o estando en una cadena de valor un poco más abajo. A lo mejor hay aplicaciones que se puedan desarrollar aquí, que sean de impacto global, pero si analizamos las aplicaciones de uso masivo o los sitios de uso masivo como los de viajes o comercio electrónico o apps de compras, ya hay de esas en otros lugares del mundo, y hay otras para Latinoamérica que se hacen desde Argentina. A mi criterio, es en el sector agroindustrial donde se puede hacer algo de máximo nivel global. No me lo imagino para otras industrias. No digo que no sería desarrollo seguir avanzando en esa industrias, pero no me imagino que tengan un impacto tan alto como el de la agroindustria. Sí, las industrias exportadoras de servicios, que estén potenciadas por el acceso masivo pueden mejorar items de diseño, producción, etc. (me refiero a los núcleos contables, jurídicos), o a sedes de empresas transnacionales para aprovechar el vigor de la mano de obra local. Es decir, podemos potenciar nuestra presencia allí, pero no me imagino un escenario con empresas tipo Silicon Valley.

¿Cuáles son las regulaciones necesarias para desarrollar la economía digital de modo autónomo y, a su vez, vinculada con el mundo??

Tenemos cuestiones regulatorias que podemos hacer a nivel nacional o a nivel bloque regional, que abordarían aspectos que nos ayudarían a desarrollarnos y tenemos regulaciones promotoras, que Córdoba, sea la ciudad o la provincia, podrían abordarlas. Sobre lo primero, son los grandes desafíos que tiene el mundo, no sólo nosotros. Hay dos grandes corrientes sobre el tema de protección de datos personales: lo que se llama privacidad y lo que se llama la regulación del big data, la nube y de las economías de escala (anti-trust o anti-monopolios, no en el acceso a Internet, sino en la nube, lo que es el acceso a los datos). Está claro que la tendencia global de las empresas que tienen el mayor efecto de red, que son aquellos que más y mejor uso hacen del big data, es el de tener menos regulaciones. Hoy ya son las primeras cinco empresas cotizadas en el Nasdaq, las cinco usan big data como elemento principal de su ingreso. Ese es el entorno global. En ese entorno estamos parados. No hay empresas tecnológicas europeas de impacto global que hayan producido ese efecto de red. Las que conocemos son Google, Facebook, Amazon, Apple, Netflix, etc. Las cosas que hacemos en Internet son de empresas norteamericanas. Las europeas tienen un modelo parecido al nuestro en cuanto a protección de datos, nosotros nos inspiramos en ellos, tienen un modelo de la privacidad como valor y de la protección de los datos. Los americanos dicen que eso no es promotor de la innovación. En Latinoamérica, el desafío es tener protección de derechos como privacidad y a la vez, entorno habilitador de innovación. Otro aspecto que tiene que ver con estas empresas, es el tributario. Son empresas que no están reguladas, que no pagan impuestos locales, no promueven desarrollo, y marginalmente dan empleos locales. Cómo hacer para atraerlas o crear las propias, como Mercado Libre, Global, Despegar, etc. los famosos unicornios, las de más de 1000 millones de dólares de cotización. Son empresas que han logrado con innovación llegar a ese lugar y que trabajan con la crema de nuestros recursos humanos. Ahora, considero que no hay margen para tener veinte de esas si no tenemos un cambio de reglas. Para tener 20 o 30 unicornios tenemos que tener otro entorno, podemos tener cuatro porque tenemos mucha gente muy capaz. Vuelvo a la lógica de recursos humanos versus infraestructura o entornos. La otra cuestión relevante es la seguridad en términos de delitos informáticos. Hay que proteger derechos sin condicionar el uso masivo de la herramienta. Después sigue una regulación promotora, que tiene más que ver con planes de educación y planes de regulación promotora, tipo promociones industriales, no para que se asienten casas matrices de las multinacionales, sino propias que puedan aprovechar las oportunidades de cada ola de desarrollo (3.0, 4.0, etc.).

El CEO de Mercado Libre, Marcos Galperin.

Lo global es determinante sobre lo local, más allá de que algunos de los factores internos pueden potencialmente hacer llegar empresas a esa nueva ola. En la actualidad, las principales compañías generadoras de valor que se incorporan a la economía digital siguen siendo de países centrales, sobre todo Estados Unidos… ¿Por qué?

Porqué hay una fuerte inversión estratégica del Estado. Uno dice, tienen un sector privado vigoroso, y son una economía liberal: es verdad. Pero el gen de desarrollo de todos los proyectos importantes, es la inversión estratégica del Estado. Son los países centrales, pero es el Estado el que impulsa, aún en las economías más liberales.

Sumate al equipo y ayúdanos a contar lo que el poder no quiere.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com