Conéctate con nosotros

Hola que estas buscando

Análisis del editor

El nuevo gobierno busca apoyo político y económico en EE.UU.

El presidente electo, Javier Milei junto al ex presidente Mauricio Macri y la ex candidata presidencial de JxC, Patricia Bullrich.

El presidente electo, el ultraderechista Javier Milei, partió a EE.UU. junto al operador financiero y candidato número 1 al Ministerio de Economía, Luis “Toto” Caputo. Busca en Washington consenso político y económico para aplicar una receta neoliberal salvaje, que comenzaría con un ajuste del gasto público que iría entre el 5 y el 15% del PBI -aunque este punto está sujeto al plan que finalmente se aplique para rescatar las Leliqs-, para avanzar luego con la entrega de YPF y los principales yacimientos de Vaca Muerta a Techint o fondos de inversión vía privatización. No son los únicos activos de la compañía estatal, que también posee concesiones off shore y en Palermo Aike (Santa Cruz), en este último caso, de petróleo no convencional.

Dengue - La Pampa

Milei ha colocado a las Leliqs como el ancla del programa de ajuste económico. Repite que su diagnóstico es que se trata de una bomba financiera y que, si no es desarmada, llevará al país a la hiperinflación. Agitar el miedo a “la híper” será el amuletto para poner en marcha las nuevas medidas. El punto es que economistas de derecha y heterodoxos no tienen la misma visión, lo mismo que los bancos nacionales, que consideran que es un problema, pero no el principal. “Su manejo es uno de los desafíos que enfrentará el próximo gobierno a la hora de diseñar su programa económico. Pero no es más que eso, un desafío”, dijo ADEBA la semana pasada”.

Dengue

Su discurso (y su plan) sobre las Leliqs como eje apunta a justificar en términos políticos una fuerte contracción del gasto público, que incluye las privatizaciones de las empresas del Estado, fundamentalmente YPF, pero que no se agotará allí, ya que anuncia la eliminación de la obra pública y el desguace del Estado como aparato para garantizar derechos y regular la economía. Ya no será sólo el acuerdo con el FMI el condicionante para el desarrollo y la inclusión social, sino también la deuda generada para resolver el instrumento de las Leliqs y la desestructuración del Estado.

Epec

Dentro de ese esquema, el viaje a Estados Unidos parece mostrar que el primer movimiento internacional es expresar en hechos el alineamiento político y estratégico con la mayor potencia occidental y la subordinación a sus intereses. Allí necesita restablecer el acuerdo con el FMI para pagar la deuda contraída por el gobierno de Mauricio Macri a partir de 2018 y lograr apoyo del establishment político de Washington para llevar adelante la reducción de gasto público y, probablemente, para tratar de habilitar alguna negociación de mayor envergadura con el capital financiero privado. En las finanzas no hay magia, eso es parte del mito. Los inversores no hacen caridad con su dinero, sólo buscan números positivos (ganancias) en los balances, por lo que cualquier acuerdo será en base a asegurarlas.

Río Cuarto - Economía

Hasta el momento, en el plano local, el presidente electo ha logrado armar un gabinete con técnicos y Ceos provenientes del sector privado, interesados en los bienes públicos, y acuerdos limitados con el Pro de Mauricio Macri y Patricia Bullrich y marginales con el peronismo cordobés, de Juan Schiaretti y Martín Llaryora.

Milei, con su futuro ministro del Interior, Guillermo Francos, apuestan a doblegar de sed y de hambre a los gobernadores e intendentes para tratar de conseguir el apoyo político que los libertarios no tienen en el Congreso. Sin ese apoyo no hay leyes. Ya comunicó que no habrá inversión en obra pública y este domingo, antes de partir a EE.UU. afirmó que sólo recibirán los fondos de coparticipación. Traducido, quiere decir que los “acuerdos particulares” -por ej. financiación de obras públicas- y los fondos que manejaba el Ministerio del Interior para asistir a administraciones en problemas, se terminaron. Pero es una “media verdad”. Es la receta para domesticar rebeldías, que se flexibilizará para atraer votos en las sesiones extraordinarias de Diputados y Senadores. Igual, el flujo de recursos no será equivalente al actual, y es probable que también se produzcan ajustes en las provincias. En el “mientras tanto”, los jefes provinciales resucitarán la Liga de Gobernadores, para intentar “negociar” con mayor fortaleza.

Telecom 23

Por el momento, la alianza entre Milei y Macri, con el acompañamiento del PJ cordobés, han conseguido que estalle una de las coaliciones previas a las elecciones, la de Juntos por el Cambio (JxC), que se ha reconvertido en Juntos por los Gobernadores. Ahora, son los mandatarios provinciales los que marcarán la agenda de acuerdo a sus necesidades. Por lo que JxC ingresa en un espacio de tiempo con caminos paralelos: El del dúo Macri-Bullrich y sus aliados; y el de los gobernadores y los partidos que integran la alianza, como la UCR y la Coalición Cívica, entre otros.

Sirelyf 23

Mientras, el peronismo busca asimilar el golpe de la derrota e intenta establecer que grado de tensión deberá tener la disputa por recursos con el Gobierno central que ya está en marcha. No está en condiciones de una confrontación frontal. Necesita recorrer el camino para erigir un nuevo liderazgo, sustitutivo del de Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa. Es una especie de tierra arrasada la foto que se observa después del domingo 19 de noviembre, pero no durará mucho tiempo.

Newsletter

En tanto, los partidos provinciales socios del PJ, se convierten en un tercer actor, ya que al igual que el resto necesitarán fondos frescos para sostener sus gestiones, pero como no son fuerzas nacionales, no tienen gobernadores que puedan proyectarse fácilmente fuera de sus territorios. Si el PJ u otro espacio cercano no logra pararse con éxito frente a Milei, muchos de ellos no tendrán otras opciones que navegar dentro de la laguna del nuevo oficialismo.

La semana transcurrida desde el 19 de noviembre parece un mes entero. Sin embargo, es apenas una semana. Lo que ha mostrado, es cierto desorden. Milei no ha sido capaz, todavía, de mostrar las líneas de una coalición política sólida y perdurable que le de espalda para la magnitud de la revolución de ultraderecha que propone. Sin embargo, “todavía” es una palabra flexible y en movimiento. Por ahora, el presidente electo ha movilizado los votos, pero sin aparato político no tendrá músculo político, y la viabilidad de semejante plan queda marcada con un signo de interrogación grande como la Argentina.

> ENREDACCIÓN trabaja con información de TÉLAM.

SUSCRIBITE A DOSSIER360.

HACETE SOCIO DE ENREDACCIÓN.

RECIBÍ EL NEWSLETTER DE NOTICIAS DE ENREDACCIÓN EN TU E-MAIL.

CONTACTO CON LA REDACCIÓN DE ENREDACCIÓN.

Haga clic para comentar

Comentario:

Télam - Democracia
Clima en tu ciudad
Dossier 360 2024
Columnistas 2024

Te puede interesar

Noticias

Una subcomisaría del barrio Ciudad de Mis Sueños, en el este de Córdoba Capital, fue atacada a pedradas y con una bomba molotov y...

Noticias

Las 62 Organizaciones Peronistas renovaron las autoridades del departamento Colón durante una reunión que se desarrolló en la localidad de Jesús María. La información...

Noticias

La Dirección de Espectáculos Públicos de Río Cuarto realizó la clausura de un predio donde se desarrollaba una fiesta en el marco del “Ultimo...

Noticias

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de Córdoba recordó el “Navarrazo”, el golpe de Estado policial que derrocó al gobernador constitucional, Ricardo...