Ahora Leyendo
Daniel Willington, el histórico 10 de Talleres: “Todavía extraño a mi viejo y a José Amalfitani”

Jueves 13 de Agosto de 2020

Daniel Willington, el histórico 10 de Talleres: “Todavía extraño a mi viejo y a José Amalfitani”

Daniel Alberto Willington nació en Santa Fe, hace 76 años. Sin embargo, como si hubiera nacido en la capital del cuarteto, tiene tonada y humor cordobés y es una leyenda de Talleres y el futbol de esta provincia. Su sello con su nombre, está escrito en varios lugares. En el Museo del Deporte están los botines que usó en Vélez y Talleres. La Popular Norte del Mario Kempes tiene su sello porque allí va la hinchada de “la T”. En la tradicional Pizzería Don Luis está el museo con su apellido, con fotos de Vélez, coleccionadas por Cacho Iudiccello, hincha de Talleres. Se destaca una junto a Pelé, cuando el astro brasileño con el Santos paso por Córdoba en 1969. Aunque en la foto falta el elogio que el campeón mundial diría sobre el 10 de Talleres, Vélez, Huracán, Instituto y la selección: “Es el mejor jugador del mundo”.

Enredacción Socios

El "Loco" como lo conocen en barrio Jardin es un libro abierto con anécdotas y temas que guarda en su memoria. El afecto con don José “Pepe” Amalfitani ("mi segundo padre", confiesa) a quien recuerda que "pese a mis antecedentes de díscolo, me vino a buscar a Córdoba. Fue don Pepe el que me aconsejó con cuidar la plata. Incluso, una vez me enojé con Victorio Spinetto y me volví a Córdoba. Me fui a pescar al Dique Los Molinos y hasta allá fue don Amalfitani. "Vamos Daniel, volvé a Vélez", me dijo. “Pero fue tan lindo como me lo dijo, que volví y nos abrazamos con don Victorio. Si hasta salí campeón con Vélez en 1968", recuerda.

"El Loco" con la camiseta de Vélez. Fue campeón en 1968. (Foto: Gentileza El Gráfico).

Willington le contó a ENREDACCIÓN que "en esa época estábamos enojados con “El Turco” Wehbe, pero afuera de la cancha. Adentro gritaba los goles con pases míos", y lanza una sonrisa cómplice.

Otra vez, en la despedida de Tito Cuellar -ídolo de Belgrano en la década del ‘70- se presentó en el vestuario de Talleres y el técnico Roberto Saporiti le informó que no iba a jugar ese partido. Se corrió al de Belgrano "y ahí Antonio Syeyyguil me pidió que jugara para el Celeste. Esa fue la primera y única vez que me puse la camiseta de Belgrano", cuenta.

Manula

También se peleó con Adolfo Pedernera porque en un Nacional lo quiso poner cuando Talleres estaba perdiendo por varios goles. Conclusión: Pedernera renunció y Willington se quedó.

Una de las historias que recuerda Daniel es cuando estaba jugando en Tiburones Rojos de Veracruz, en México, y lo encontró Oscar “Ringo” Bonavena y le preguntó que hacía allí. "Me pidió jugar en Huracán, donde el hermano era el presidente. Y me volví a Argentina". Jugó un año para el Globo de Parque Patricios.

Dice que “otra de las cosas lindas que me pasaron, fue cuando Vélez me hizo un homenaje en Liniers. Fue una gran emoción. Si se quiere, parecida a cuando le hice el gol de tiro libre a Belgrano, en 1974 con Ángel Labruna como técnico, y lo clasifiqué a Talleres para ese Nacional. Los hinchas siempre me lo recuerdan".

Ver también

Daniel Alberto Willington un amante del tango, de los amigos y del fútbol. Dice que nunca se olvidara de su papá, “El Toro”, que como técnico lo retaba más que a sus compañeros. Cuenta que lo hizo firmar para Talleres por un traje y un puesto en el ferrocarril. “Mi viejo, como don Pepe, fueron dos personas maravillosas y todavía las extraño". Se le humedecen los ojos al "Daniel de los Estadios", como lo bautizó el recordado periodista Nilo Neder de El Gráfico.

--

>> Si estás de acuerdo con el periodismo crítico y comprometido, te invitamos a asociarte a ENREDACCIÓN, el sitio de noticias con información de Córdoba: INGRESÁ AQUÍ.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción