Conéctate con nosotros

Hola que estas buscando

Análisis del editor

Con Milei y Villarruel comienza un nuevo ciclo neoliberal y autoritario

El libertario Javier Milei junto a Victoria Villarruel y Patricia Bullrich en el acto de cierre de campaña en Córdoba. (Foto: Laura Lescano / Télam / Archivo).

El contundente triunfo del ultraderechista Javier Milei en el balotaje del domingo 19 de noviembre es un terremoto político y económico para Argentina. Llega al poder junto a Victoria Villarruel, una dirigente “negacionista” del Terrorismo de Estado durante la dictadura cívico-militar de 1976. Representa el inicio de un nuevo ciclo neoliberal, que estará acompañado de un fuerte giro autoritario, que a su vez clausura el ciclo populista (progresista y de centroizquierda) abierto por la crisis de la “Convertibilidad” en 2001. Los ganadores del comicio y el bloque político, económico y cultural que se ha conformado alrededor de este núcleo, intentarán poner en marcha una “revolución de derecha” a partir del 10 de diciembre. Su irrupción abrirá un período convulsivo por la profundidad de las reformas que buscarán poner en marcha.

La Pampa

No hubo “milagro” como imaginaron en algún momento los dirigentes del peronismo para que Sergio Massa pudiera vencer a Milei. Se dio la cruda lógica de la realidad, los procesos y los contextos. Cuando el economista liberal sumó a Mauricio Macri y Patricia Bullrich como socios electorales y políticos a 48 horas de la primera vuelta, pudo acumular sin pérdidas a las adhesiones de la otra fracción de derecha para vencer en la segunda vuelta electoral.

Epec

Hay que recordar que el 22 de octubre, Milei fue segundo, con 7,88 millones de votos (29,98%); y Patricia Bullrich, tercera, con 6,27 millones de sufragios (23,83%). Entre ambos, reunieron 14,15 millones de voluntades (53,81%). En el balotaje, con un millón menos de electores (27,1 millones en la primera vuelta contra 25,99 millones en la segunda), el candidato ultraderechista se alzó con 14,47 millones de adherentes. Se trata de un elevado apoyo popular, que revela, además, un fuerte giro a la derecha del conjunto de la sociedad. Representa, en términos políticos, un rechazo al peronismo, al kirchnerismo, a la solidaridad social y a la regulación del Estado en la Economía, entre otros componentes.

Río Cuarto

Si bien el bloque populista (progresista y de centro-izquierda) consiguió 11,5 millones de sufragios (44,30%) de los votos afirmativos, no pudo superar el escenario de corto plazo, marcado por la crisis económica: Inflación interanual de 142%, pobreza de 42% y que 6 de cada 10 niños y adolescentes son pobres; el acuerdo firmado con el FMI, que produjo un drenaje irreversible de divisas para hacer frente a la deuda contraída por Macri a partir de 2018; y a la sequía que redujo en alrededor de 25% el saldo exportable. Tampoco el del mediano y largo plazo, que es no haber podido resolver el estancamiento productivo iniciado en 2012 y del que todavía el país no ha podido salir.

Telecom

Como escribió el economista y periodista, Alfredo Zaiat en Página/12, “se vislumbra el inicio de un cuarto ciclo de destrucción del tejido socioproductivo, con el saldo conocido: menos industrias y pérdida constante de empleos formales de calidad”.

Agrega Zaiat que “el contenido y desenlace del proceso que comenzará el próximo 10 de diciembre no es una especulación política o un pronóstico económico del estilo de los consultores de la city, sino que resulta del aprendizaje de la historia y de la propia definición que los economistas de distintas vertientes acompañan al Presidente electo. Con la consigna repetida de la libertad, a partir de las declaraciones de Javier Milei en estos meses de campaña electoral se pueden precisar los principales lineamientos del plan económico:

* La libertad de precios con la eliminación de los controles.

* La libertad de las transacciones cambiarias con la eliminación de los controles de cambio.

* La libertad del comercio exterior.

* La libertad de las exportaciones y la eliminación de las prohibiciones y de los impuestos a las exportaciones.

* La libertad de importar.

* La eliminación de las tarifas políticas de los servicios públicos.

* La eliminación de los subsidios y de las protecciones excesivas para ciertos sectores privilegiados de la economía que la distorsionan.

* La reducción del déficit del presupuesto nacional y su financiamiento no inflacionario.

* La reducción y racionalización del gasto público.

* El lanzamiento de un programa de privatización de las empresas estatales”.

Newsletter

Finaliza diciendo que “este mismo plan, punto por punto, fue presentado por cadena nacional el 2 de abril de 1976 por el ministro de Economía de la dictadura militar José Alfredo Martínez de Hoz. Es el mismo programa aplicado en los noventa durante el menemismo y retomado en 2015-2019 por el macrismo.  El saldo fue y será el mismo: una inmensa crisis económica con elevados costos sociolaborales”.

Javier y Karina Milei en los festejos de La Libertad Avanza, en CABA. (Foto: Julián Álvarez / Télam).

MILEI, EL HIJO DEL ESTANCAMIENTO Y LA FRUSTRACIÓN

La victoria de un candidato neofascista como Milei, es producto del surgimiento de un nuevo sujeto político-social, hijo del estancamiento económico del período 2012-2023, de la consecuente frustración social, y de un contexto global y local, donde el individualismo aparece como una definición central de la existencia (El grito de “Viva la libertad, carajo”, con el que Milei cierra sus discursos e intervenciones, es una especie de marca registrada de la demanda, sobre todo de las nuevas generaciones y los olvidados del sistema, en este nuevo tiempo, y de su urgencia).

Se le adiciona la incapacidad del bloque populista para articular y realizar reformas económicas de mayor profundidad con el objetivo de alcanzar la hegemonía política y social, que le permitieran consolidar un ciclo de desarrollo económico sustentable luego del proceso iniciado por Néstor Kirchner en 2003. Los errores y limitaciones de esos primeros años fueron los que sembraron el terreno para esta nueva etapa. A la par del estancamiento económico, social y cultural, se produjo un deterioro de las expectativas de las clases medias respecto de su futuro; y un incremento de la inseguridad, como fruto de esa crisis y del desarrollo del narcotráfico y los negocios conexos. La inflación de los últimos dos años y el acuerdo con el FMI, terminaron por enterrar cualquier posibilidad de que pudiera obtener un “tiempo extra”.

Victoria Villarruel en los festejos por la victoria en el balotaje. (Foto: Camila Godoy / Télam).

A su vez, el resultado electoral corona una dinámica sociológica y política “clásica”: A los períodos liderados por la derecha le siguen ciclos de izquierda y viceversa. El triunfo de Milei y Villarruel cerrará la etapa abierta con la crisis de la Convertibilidad de Domingo Cavallo, en 2001. Será con un signo contrario al que comenzó el peronista Kirchner y que se prolongó hasta 2015, con un largo período de ocho años, en el que ninguno de los dos bloques en pugna pudo lograr la hegemonía del proceso -el de derecha, con Mauricio Macri (2015-2019); y el populista de izquierda con Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner (2019-2023)-.

El experimento neoliberal de Milei puede llevar al país a la desintegración económica y social. Por primera vez en la historia argentina, un sector económico sin responsabilidad en la producción local -como el capital financiero global- tendrá el control político del proceso económico. En principio, el programa de Milei y las finanzas expresa una serie de objetivos centrales: Eliminar la capacidad regulatoria del Estado; desindustrializar al país; reformar y flexibilizar las relaciones laborales; privatizar las empresas estatales y las jubilaciones; abrir la economía para integrarse al mundo a partir de sus sectores competitivos internacionalmente; y eliminar las trabas a la libre circulación de capitales. Las reformas económicas y jurídicas para desarmar los vestigios del viejo “Estado de bienestar” las intentará poner en marcha desde el primer día, para lo que ya amenaza con reprimir la protesta social que origine. La derecha local aprendió en “carne propia”, en 2015, que las revoluciones, del signo que sean, se deben instalar desde el minuto cero. Milei y Villarruel prometen esa medicina con el acompañamiento de Macri, Bullrich, el Pro y una parte de la UCR. Habrá que ver si el libertario, con “la muñeca” de Macri y el ministro del Interior designado, Guillermo Francos, puede seducir a sectores del peronismo, como el cordobés, que lideran Juan Schiaretti y Martín Llaryora, detrás de ese objetivo. Pero no serán los únicos peronistas en ser tentados con subir a este proceso radicalizado de reformas, sea por necesidad o por convencimiento.

El gobernador Juan Schiaretti, junto al gobernador electo, Martín Llaryora, el actual vicegobernador, Manuel Calvo, y el intendente electo de Córdoba Capital, Daniel Passerini. (Foto: Prensa).

La nueva etapa será de alta inestabilidad a causa de la fragmentación política local -tanto a nivel legislativo como territorial y que todavía no finalizó-; la aparición y consolidación de una fuerza política de ultraderecha; la relativa debilidad de la estructura económica; el plan de poner en marcha un proceso económico neoliberal con fuerte restricción de derechos; el giro autoritario que tendrá el Estado; y la previsible resistencia política, social y sindical.

SUSCRIBITE A DOSSIER360.

HACETE SOCIO DE ENREDACCIÓN.

RECIBÍ EL NEWSLETTER DE NOTICIAS DE ENREDACCIÓN EN TU E-MAIL.

CONTACTO CON LA REDACCIÓN DE ENREDACCIÓN.

Haga clic para comentar

Comentario:

SIRELY - Centrales Nucleares
Clima en tu ciudad
Columnistas

Te puede interesar

Noticias

La llegada del presidente Javier Milei a Córdoba para un acto en el Cabildo, desde las 14:00 del próximo sábado 25 de mayo, será...

Noticias

Dos mujeres de 19 y 37 años de edad, fueron detenidas este domingo en Cruz del Eje cuando intentaban ingresar cocaína, marihuana y pastillas...

Noticias

Los recuerdos golpean mi mente. Al “Flaco” César Luis Menotti ya lo extraño, porque era un gran amigo y siempre conversábamos sobre fútbol y...

Noticias

En marzo de 2024, el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) registró una caída de 8,4% en la comparación interanual, según datos del Instituto...