El autor de esta columna plantea que los nuevos dirigentes deben tener más lugar en las organizaciones sindicales y que llegó el momento de que la CGT defienda los intereses de trabajadores y jubilados.

El dirigente de Luz y Fuerza, Agustín Tosco.
Municipalidad de Río Cuarto-Parque Sarmiento

(Por Carlos Emanuel Cafure*). Desde hace años, la clase activa y pasiva argentina, viene padeciendo ciclos agotados dentro del sindicalismo argentino.

Esto, claramente se puede observar, al advertir que no hay poder de respuestas a las necesidades principales que tienen  los trabajadores y jubilados en nuestro país.

¿Cómo puede ser que en la Argentina, exista cerca de un 35% de trabajadores no registrados? ¿Cómo puede ser que existan trabajadores y jubilados que ganen por debajo de la canasta básica total? ¿Cómo puede ser que todavía no se haya reintegrado el 82% móvil a los jubilados? ¿Cómo puede ser que todavía le sigan pisando la cabeza a los activos y pasivos con el nefasto impuesto a las Ganancias? ¿Cómo puede ser que desde hace años, a nivel nacional nunca se llevó adelante un verdadero plan de lucha, en conjunto con cada uno de los sindicatos argentinos, en la búsqueda de nuevas conquistas? ¿Cuánto tiempo hace que el sindicalismo nacional no obtiene nada nuevo?

Desde hace un tiempo, están al frente de la CGT, autoridades que constituyeron un triunvirato virtual, inexistente, que no representa a nadie y que no cumple la función para la que fue elegido.

Días atrás, salió a apoyar un proyecto de Ley de Reforma Laboral, que va en contra de los derechos adquiridos de los trabajadores y de conquistas históricas logradas por ejemplares dirigentes gremiales (que a muchos de ellos les terminó costando hasta la vida), actuando como claros entregadores.

¿Porqué las bases y los sindicatos, no reaccionan y permiten que sigan al frente de la C.G.T. estos mediocres dirigentes sindicales?

¿Porqué estamos tan adormecidos? ¿Qué pasa con muchos sindicatos que no dicen ni hacen nada contra los proyectos de Reformas Laboral y Previsional presentados, y que se buscan aprobar en sesiones extraordinarias en el Congreso?

¿Así defendemos todas las conquistas alcanzadas?

Esta situación de alguna forma demuestra, que si bien hay sindicatos como Luz y Fuerza de Córdoba, Cispren, ATE, UTS, la C.T.A. y algunas organizaciones gremiales más, el resto; pareciera que estuvieran con la cabeza debajo de la tierra como el avestruz. ¿Estaremos frente a ciclos agotados de parte del sindicalismo argentino? ¿Las nuevas generaciones están preparándose para llegado el momento, hacerse cargo de los sindicatos en época electoral? Los dirigentes no son eternos.

Cuando no se dan los espacios en los sindicatos a los jóvenes que quieren sumar, es entonces necesario prepararse, capacitarse y abrir los propios caminos.

No nos olvidemos que los jóvenes seremos la dirigencia del futuro.

Para esto, debemos empezar a comprometernos, a estar a la altura de las circunstancias y a defender todo lo logrado para nuestros representados.

Creo que llegó la hora de que se renueve la CGT. Llegó la hora de que se elija un solo conductor. Un conductor, que “tenga lo que tiene que tener” un dirigente sindical, para llevar adelante su función en serio. Un dirigente que trabaje con independencia política, y con dependencia solamente de las necesidades de los trabajadores y jubilados.

Creo que llegó la hora de que se renueve la CGT. Llegó la hora de que se elija un solo conductor. Un conductor, que “tenga lo que tiene que tener” un dirigente sindical, para llevar adelante su función en serio. Un dirigente que trabaje con independencia política, y con dependencia solamente de las necesidades de los trabajadores y jubilados.

Necesitamos dirigentes, que vuelvan a hacer historia,  que reivindiquen el sindicalismo combativo que nos dejaron, por ejemplo Agustín Tosco y Atilio López, entre otros. No queremos más dirigentes impuestos por nadie, dirigentes traidores, ni vende humos. Depende de nosotros.

* El autor es Abogado.

Sumate al equipo y ayudanos a contar más historias.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com