La secretaria de Promoción y Empleo de la Provincia, Alejandra Vigo, ya trabaja como candidata al Congreso Nacional. Sus proyectos clave y el rol que cumplirá en Buenos Aires.

La secretaria de Promoción y Equidad del Empleo, Alejandra Vigo. Foto Prensa Gobierno de Córdoba.

Alejandra Vigo se probó dos trajes en los últimos días. Por un lado, el de candidata a diputada nacional en la lista de Unión por Córdoba que, salvo crisis de último momento, encabezará el vicegobernador Martín Llaryora. Por otro, el de referente de Juan Schiaretti y del nuevo cordobesismo en el Congreso.

Para el primer rol, la secretaria de Promoción y Empleo de la Provincia ya tiene anotados dos proyectos: la universalización del alcance de la Asignación por Hijo y la nacionalización del cuarto mes de licencia por maternidad que rige en Córdoba para las trabajadoras del sector privado.

El segundo es un modelo para armar.

Vigo se reunió el sábado pasado con un grupo de periodistas mujeres y dejó algunas definiciones, mucho para leer entrelíneas y la certeza de que integra más que nunca un equipo de gobierno y de poder con su marido, el gobernador. Y que hoy por hoy, las decisiones del tándem buscan apuntalar la influencia que Schiaretti aspira a ejercer en la Liga de Gobernadores del PJ y en el rearmado del peronismo nacional en lo que consideran es el post-kirchnerismo, con el horizonte en 2019. Que es también un redefinición del PJ provincial en el post (primer) cordobesismo.

En ese sentido, la secretaria de Promoción y Empleo de la Provincia evaluó que el Congreso que se conformará tras las elecciones de octubre será uno de los escenarios fuertes de la política nacional y dijo que en eso radica su interés por ocupar una banca que nunca antes le había interesado, según sus palabras. El Parlamento, deslizó, será clave en los dos últimos años de la actual gestión de Mauricio Macri porque fungirá como el espacio donde se garantizarán los consensos y la gobernabilidad a un Cambiemos que no tendrá mayorías.

Unos días antes, en el programa Código Político que se emite por TN, Schiaretti había hablado de la necesidad de contar en el Parlamento con un grupo de diputados y senadores que respondan a los gobernadores peronistas. Vigo podría ser una de las cabezas de ese polo de “oposición controlada” pero a la vez con alto perfil por el tenor de las discusiones que se vienen (Coparticipación, ley de responsabilidad fiscal, subsidios, etc). ¿Significa esto que se rompió aquel acuerdo del peronismo cordobés que sostenía que Schiaretti gobierna la provincia y José Manuel de la Sota define la línea nacional? En el PJ entienden que ambos dirigentes son figuras de la “transición entre lo viejo y lo nuevo” del peronismo, referentes del segundo distrito electoral después de provincia de Buenos Aires, coautores de un exitoso blindaje anti K que hoy los sitúa como peronistas puros y, por eso mismo, al margen de los entuertos y divisiones en que se debaten los “compañeros” bonaerenses. Es la hora de Córdoba y los dos tienen proyección nacional, sostienen, salomónicos.

Ninguno de los dos diputados del entorno Unión por Córdoba que tienen mandato hasta 2019, Juan Brugge y Adriana Nazario, es “propio” de Schiaretti: uno lidera la Democracia Cristiana y la otra, es la mujer de De la Sota.

Vigo durante una de sus habituales actividades de gestión en los barrios. Foto Prensa Gobierno de Córdoba.

CHERCHEZ LA FEMME

A Vigo, el arribo al Congreso le costaría dejar el lugar que eligió y personalmente “le peleó” al gobernador en la gestión provincial: el manejo de los planes de empleo y promoción social que en la actualidad alcanzan a unos 70 mil cordobeses (según datos brindados por la funcionaria), la mayoría de ellos de la ciudad de Córdoba. Si bien aseguró que no se paralizaría ningún programa en curso, quedó flotando en la reunión la suposición de que el alejamiento del territorio conspiraría contra una eventual candidatura a la intendencia de la Capital. “No sé si quiero ser intendenta”, lanzó. Y nuevamente en clave de equipo político, explicó que en Córdoba no es posible ni pensar que los dos miembros de un matrimonio se postulen a cargos de gobernador e intendente en simultáneo. Y para Unión por Córdoba la Gobernación, como la Copa, se mira y no se toca. “¿Pero Schiaretti quiere o no ser candidato a presidente en 2019? ¿O, como dicen algunos, podría ser el vice de una fórmula con Mauricio Macri?”, le preguntaron a la primera dama provincial. “Vamos recién en la primera mitad del actual gobierno”, tiró la pelota para adelante e insistió con la gobernabilidad, el rol del Congreso y de los gobernadores extra Buenos Aires.

Cherchez la femme. Donde se posicione ella habrá una clave.

bettina.marengo@enredaccion.com.ar

@bettinamarengo

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com