Lo revela un estudio del Centro de Almaceneros, Autoservicios, y Comerciantes Minoristas de Córdoba, realizado sobre datos provinciales. La inflación acumulada este año está 9,3 puntos por debajo de la del año anterior en los primeros meses.

El consumo de carne cayó nuevamente en mayo, pero en menor medida que otros meses. (Archivo).
Municipalidad de Río Cuarto 3

El volumen de unidades de productos vendidas en los últimos doce meses cayó 2,8 por ciento entre mayo de 2017 y mayo de 2016. La dinámica de achicamiento sufrió un freno importante respecto de abril 2017 contra abril de 2016, en que había sido de -4,12 por ciento. También sucedió lo mismo, medida contra el mes anterior: Mayo 2017, respecto de abril de 2017, el volumen vendido se contrajo un 0,43% y en abril de 2017 sobre marzo de 2017 había sido de -1,75%. Los pequeños comerciantes siguen vendiendo casi un cuarto menos que el año anterior, pero también ese índice sufrió una retracción de 0,8% en relación al medido en el mes anterior.

La información está contenida en el informe mensual del Centro de Almaceneros, Autoservicios, y Comerciantes Minoristas de Córdoba que se dio a conocer la semana anterior.

Otro dato en este sentido, es la incidencia del fiado o compra crédito en relación al total vendido en el mes: Fue de 33 por ciento en mayo 2017, contra 33,6% del pasado mes de abril, que es el máximo de la serie junto a 2016. Sin embargo, la venta financiada se había reducido  en diciembre de 2016 hasta 27,6% y había vuelto a subir progresivamente desde enero hasta el mes de abril. Ahora se produjo una pequeña disminución de ese porcentaje. Habrá que ver con los datos de los próximos meses, si se trata de un cambio de tendencia o es simplemente un oasis.

La inflación también se desaceleró. “En función de la Canasta Básica Total (línea de probreza), la inflación de mayo fue de 1,63 %, es decir prácticamente la mitad de la inflación registrada durante abril de 2017. Mientras que La Canasta Básica

Alimentaria (línea de indigencia) en tanto, registró un porcentaje elevado de 1,77%, aunque menor que el reflejado el mes anterior”, explica el informe.

 A su vez, en lo que va del año, agrega el estudio, “la inflación acumulada alcanza 10,51%, contra 19,80 puntos porcentuales alcanzados en igual periodo de 2016, lo que permite afirmar que a pesar de mantenerse aún muy elevados porcentajes de inflación, hay una marcada tendencia a la baja”. El trabajo no adelanta opinión sobre posibles tendencias, pero advierte que “resta saber el comportamiento de consumo general y la conducta empresarial ante el 1º aguinaldo del año durante el mes de junio, y las variaciones de precios que pudieran sufrir algunos servicios en meses posteriores”.

En tanto, que en mayo de 2017, el valor de la canasta de medición para familia tipo 4 integrantes fueron las siguientes: Canasta Básica Alimentaria $ 8.663 y Canasta Básica Total $ 15.627.

EMPEORA LA ALIMENTACIÓN

Los indicadores por tipo de alimento, revelan que sigue empeorando el valor nutricional de las compras. Así, la venta de leche fluida cayó un 17,7% entre mayo de 2017 y mayo de 2016; los quesos blandos, cremoso, cuartirolo, mozzarella y otros, perdieron un 15,43% de ventas; los yogures bebibles y aflanados perdieron un 20,32%; y los flanes y postres, un 25,12%.

En el rubro panadería todos fueron a la baja, menos el pan francés, mignón y flauta, que creció un 16,05%, también en el período mayo 2017 respecto de mayo 2016.

Nuevamente se redujeron las ventas de frutas y verduras en general (exceptuando papas y batatas), en este caso un15,30% (Mayo 2017 vs. Mayo 2016). En cambio crecieron las compras de legumbres en general (+8,70% en el periodo citado); papas negras y blancas (+22,14%) y fideos secos (+19%).

Siempre medidos mayo 2017 contra mayo 2016, crecieron las ventas de aceite mezcla de girasol (+11,50%); azúcar blanca (16,93%); té y mate en saquitos (+28,60%); Tomate triturado y puré de tomates (+13,30%); y yerba mate en paquete (+19,15%). Sin embargo, se achicó el consumo de cacao (-23,54%) y café (+17,2%).

Un dato que fue contra la corriente, es el consumo de carne vacuna: por primera vez en mucho tiempo, disminuyó la velocidad de su caída: En abril, la carne vacuna había perdido (-14,78%) y en mayo la caída fue de -12,80%. Por el otro costado, el pollo que había ganado un 6,84% de ventas en abril, en mayo consiguió una suba de 4.40%.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com