El Frente Cívico presentó un proyecto que establece en 10 años el plazo mínimo para bautizar obras públicas con el nombre de un funcionario político fallecido.

El gobernador Juan Schiaretti y el ex-primer mandatario provincial, José Manuel De la Sota.

El bloque de legisladores del Frente Cívico presentó un proyecto de ley para establecer las condiciones en las que se designarán los nombres que identificarán las obras públicas provinciales. En ese sentido apuntan que “toda designación a espacios públicos del territorio de la Provincia de Córdoba, de nombres de personas físicas en virtud de su actividad política; deberá realizarse luego de haber transcurrido diez años a partir del fallecimiento de las mismas”.

Plantea que se entiende “por espacio público, a los fines del cumplimiento de la presente ley, todo espacio de propiedad estatal, dominio y uso público; quedando comprendidas calles, avenidas, autopistas, espacios verdes, patios de juegos, barrios, complejos urbanísticos, puentes, viaductos, túneles, establecimientos educacionales, hospitales, y todo otro bien de afectación de dominio público de la Provincia de Córdoba”.

Si bien la iniciativa no menciona a quien fuera tres veces gobernador de la provincia, José Manuel De la Sota, desaparecido trágicamente en un accidente de tránsito, la posibilidad de que distintas obras a inaugurarse por parte del gobierno provincial lleven el nombre del ex mandatario, parece motorizar el planteo.

Al respecto el legislador del Frente Cívico, Juan Pablo Quinteros, expresó que “basta con recorrer diferentes puntos de nuestro país, para confirmar que son innumerables las calles, avenidas, puentes, hospitales, centros culturales, escuelas y diversos espacios públicos con nombres de personas físicas homenajeadas a través de dichas nominaciones, por su activa participación política en algún momento de la historia Argentina. Sin lugar a dudas, Córdoba no queda exenta de esta tradición”.

Señala que “cuando acontecen hechos desafortunados que acaban con la vida de una persona pública, no sólo se genera un profundo dolor en su entorno más íntimo, sino también, provoca un fuerte impacto colectivo.  Esto, generalmente, despierta la necesidad de realizar homenajes simbólicos, que mantengan vivo el recuerdo de quien ya no está”.

Expresa que “sin cuestionar esta válida tradición colectiva, creemos que a la vista de hechos que acontecieron hace muy pocos años en nuestro país, resulta necesario establecer algunos parámetros, para que dichos homenajes no afecten a aquellos ciudadanos que no se sienten representados por determinadas personas que ejercen o ejercieron actividad política. Como así también, para evitar que una situación de extrema delicadeza sea utilizada en pos de obtener algún rédito político”.

Dice que 2creemos absolutamente pertinente dejar transcurrir un plazo de tiempo considerable, para homenajear a una persona física en virtud de su actividad política, asignando su nombre a cualquier espacio público de Córdoba. Al dejar pasar diez años de su fallecimiento, facilitaremos una mirada en perspectiva acerca de su desempeño político, permitiendo de esta manera, realizar designaciones justas y meritorias, que generen menos polémica y convoquen mayor cantidad de ciudadanos adeptos”.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL. La SUSCRIPCIÓN te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.