Ahora Leyendo
Una encuesta muestra por qué los cordobeses se inclinaron por Macri y no por Alberto

Una encuesta muestra por qué los cordobeses se inclinaron por Macri y no por Alberto

Pese a que apenas el 39 por ciento de los cordobeses aprueba la gestión del presidente Mauricio Macri, el 61,30%, 1.378.834 de personas, lo votó el domingo pasado en las elecciones presidenciales. Es decir, un 21,3% que estaba entre los que no acordaban con su gestión, decidió acompañarlo igual. Por cierto, Córdoba es una de las seis provincias donde se impuso Macri y en la que obtuvo el mayor porcentaje de votos.

Enredacción-Te contamos

A su vez, sólo el 30% dijo ser adherente del presidente, un 38% se expresó opositor (distribuido en la elección en casi un 30% por la fórmula de los Fernández y el restante 8% repartido entre Roberto Lavagna, Juan José Gómez Centurión y José Luis Espert), y un 30% no se vio ni como adherente, ni como opositor. La suma entre los fieles y los que no saben cómo verse alcanza el famoso 61,3 por ciento. Dicho de otro modo, el famoso “voto blando”, en Córdoba, se inclinó por completo con Macri.

Publi-Web-Muni-2

La información surge de una encuesta domiciliaria, directa e individual que realizó la Consultora Delfos en toda la provincia, entre el 19 y el 25 de octubre, esto es, antes de la elección del 27 de octubre.

El tamaño de la muestra es de 1800 casos, tiene un grado de confiabilidad de 95% y el error de muestreo es de +/- 2,3%.

Macri tiene una imagen de gestión que es “buena” para un 27%, “regular” para el 30% y “mala” para otro 42%.

Cuando se mira hacía adelante, con la pregunta: ¿Macri va a mejorar el país? El 36% dice que sí, el 52% que no, y el 12% Ns/Nc.

Un simple ejercicio sobre este último resultado, revela que, si el 12% se agrega al 36% que tenía confianza en la propuesta y capacidad del presidente, la cifra llega a 48%, lejos todavía del 61,3%. La conclusión, es que hubo otro 13,3% que, pese a no confiar en él, lo eligió igual.

El recorrido puede completarse al analizar los datos sobre Cristina Fernández de Kirchner y Alberto Fernández.

CFK tiene apenas un 26% de imagen “buena” en Córdoba, un 17% de imagen “Regular”, y un 57% de imagen “mala”. Es decir, que para el 70% su imagen es negativa.

Ver también

Pero quizá el dato clave, sea que frente a la pregunta ¿Son lo mismo Alberto y Cristina?, el 66 por ciento respondió que “representan lo mismo”, el 27% que “representan cosas diferentes” y el 7% se manifestó indeciso. Se puede señalar en este sentido que Alberto Fernández no logró diferenciarse de Cristina en el electorado cordobés pese a sus esfuerzos. Fernández visitó la provincia en numerosas oportunidades, y construyó varias intervenciones junto a Natalia De la Sota, pero está claro que su objetivo de alejarse del kirchnerismo duro no tuvo efecto en la provincia.

Dicho de otro modo, pese a que un 30% no se veía como adherente u opositor a Macri, el 66% creía que CFK y Alberto eran lo mismo y el 70% tenía una imagen negativa de la ex presidenta. Por lo tanto, el voto cordobés se ordenó a partir de su fuerte anti-kirchnerismo, motivo por lo que “el voto blando”, frente a la disyuntiva de optar, eligió a Macri.

En Córdoba, la estrategia de campaña pro-grieta elegida por el presidente y su entorno tuvo la mayor audiencia del país y pese a la crisis económica y la falta de expectativas, el votante no-definido o migrante según las opciones electorales, volvió a elegir al titular del Ejecutivo al igual que en 2015.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción