Ahora Leyendo
La celebración barrial de Juan Martín Medina

Lunes 26 de Octubre de 2020

La celebración barrial de Juan Martín Medina

Juan Martín Medina tocando la flauta traversa.
Enredacción Socios
Manula

Como cada disco, el próximo será una llave para “abrir puertas que te permitan llegar a otros escenarios, a un público nuevo”,  le dice Juan Martín Medina a ENREDACCIÓN.  Aunque no le puso nombre, sabe que tendrá que pensarlo por partida doble porque el concierto tendrá dos partes diferenciadas, y además completará la grabación en México, donde reside desde 2008.

Para todos los momentos no faltarán los amigos, pieza fundamental de la música para el multiinstrumentista cordobés, entre ellos su hermano Mariano Medina. El encuentro es este 26 de agosto en el CPC Argüello. Ver Agenda.

Será el tercer álbum de su carrera solista; los anteriores son: Soy Medina y En el sendero, también registrado en vivo y por el cual estuvo nominado a los Premios Gardel. Si bien se define como un artista de folclore y le gusta el concepto de "Música Popular Argentina", ya incluye otras posibilidades de género y se asoma al jazz, “con la prudencia de quien se adentra en territorios que no conoce mucho. Intento rodearme de gente que maneja el lenguaje y yo le sumo los ingredientes folklóricos que son mi fuerte”, responde desde Buenos Aires con un número con característica del DF mexicano.

Además, es parte de la banda de Julieta Venegas, oportunidad que lo empujó a mudarse a a México. “Ella estaba armando el unplugged que hizo para MTV y buscaba un vientista que se animara también a otros instrumentos y la ayudara a armar la sección de vientos. Un productor argentino que vive allá, Camilo Froideval, me recomendó. Le dijo: "Conozco al tipo que necesitas, pero está en Argentina". Y me llevaron”, resume.

Allá tiene otros dos proyectos grupales funcionando: un Homenaje a Mercedes Sosa  y De Mestizos y Criollos, un dúo con Ernesto Anaya, músico, actualmente director de la banda de Natalia Lafourcade.  “Me resulta casi imposible estar en un solo proyecto. Hasta mi 'proyecto solista' tiene dos versiones”.

¿Qué  te gustó de grabar en vivo? 

Lo que siempre me gustó es esa posibilidad de capturar, aunque sea en parte, la emoción y el calor que se genera por la interacción de  los músicos en el escenario en presencia de público. Siento que con espectadores, los músicos dialogamos de otra forma, nuestro discurso interpretativo es otro al haber un receptor. Es seductora la idea de atrapar ese momento para que no sea efímero.

¿Qué concepto tiene cada parte?

La primera parte es más instrumental. Hay algo del repertorio del disco "En el Sendero", donde versioné temas clásicos de folklore  desde un lugar más jazzero, con espacios para la improvisación y saliendo de la estructura bailable de cada especie. Por momentos intervendrá la voz pero prevalece lo instrumental. Agregué algunos temas más en esa línea que son los que me interesa grabar. La segunda parte es donde la canción cobra protagonismo. La canción, la familia, el barrio, los amigos. Que sea en una sala tan emblemática de la zona en la que crecí me tentó a hacerlo de esta forma, aprovechando que hay en el barrio una cantidad importante de amigos y familiares talentosos que se entusiasmaron con sumarse, convertirlo en una pequeña celebración barrial. Como las que solemos hacer en casa de mi hermano Mariano y les llamamos "Peces de barrio".

¿En México vas a terminar de grabar otros temas, o son dos versiones del disco?

Lo que grabaré en México son otros temas que completarían este disco. Es principalmente  un repertorio folclórico mexicano versionado con un criterio similar al que utilizamos aquí. Pero al ser otra la formación, cambia un poco el color.

¿Cómo es hacer música en Córdoba y en México DF?

Si te referís exclusivamente a ser músico con un proyecto autogestivo, es igual que en Córdoba: tenés que remarla para hacer tus conciertos y convocar gente. Con el agravante de que hacer una movida de prensa y difusión en una ciudad tan grande es más difícil. Hay que hacer mucho ruido para que no se diluya en medio de tanta inmensidad.

¿Qué dicen de nuestro folklore en México? 

Hay un sector bastante numeroso que conoce y gusta mucho de nuestro folclore. En los '70 había muchísimas peñas allá donde se hacía música sudamericana y se divulgó la obra de artistas argentinos. Desde hace unos años hago la dirección artística de una peña que organiza la Casa de la Cultura Argentina en México (CCAR MEX) y un alto porcentaje de los asistentes son mexicanos.

¿Podemos saber qué están trabajando con Julieta Venegas? 

Estamos terminando ahora un ciclo de casi tres años presentado "Algo Sucede", el último disco que editó. En un par de meses eso termina. Y empezará otro ciclo. Trabajamos así, por proyectos.

¿Qué es lo más significativo de tocar con ella? 

Ver también

Si bien yo ya había tocado en proyectos de mucha producción, con Julieta entré en contacto con un circuito internacional que para mí era totalmente ajeno. El circuito y la gente que está ahí: músicos, productores, etc. Por otro lado, ella es una artista que está en movimiento constante, descubriendo y probando cosas nuevas. Eso es importante para mí, ese movimiento me mantiene el interés.

¿Qué es irremplazable del barrio de Córdoba? 

Principalmente la gente: los amigos, la familia, los afectos. Todo el entorno construye un paisaje que se añora. Pero lo verdaderamente  irremplazable son esos amigos históricos, testigos, con los que podés estar largas horas hablando de todo, de nada, o bebiendo el silencio.

[email protected]

@daigarciacueto

Cómo comunicarse:

Redacción: [email protected]

Lectores: [email protected]

Equipo de Investigación: [email protected]

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción