Un equipo internacional de científicos ha creado un anticuerpo con tres proteínas capaz de forjar una respuesta inmune frente al virus de inmunodeficiencia simia. Los monos que recibieron la nueva terapia se beneficiaron de la protección. Los expertos se preparan para probar los anticuerpos en humanos frente al VIH.

Luminarias Río Cuarto

El desarrollo de una vacuna eficaz contra el VIH continúa siendo un desafío debido a la diversidad de las cepas existentes del virus y a la dificultad de encontrar anticuerpos neutralizantes (bnAbs, por sus siglas en inglés), es decir, proteínas generadas por el organismo que puedan reconocer y eliminar todas las variantes.

Ahora, un anticuerpo producido en el laboratorio consigue proteger a los monos de la infección de dos cepas del virus de inmunodeficiencia en simios (VIS). Los resultados, publicados esta semana en Science y reproducidos por la agencia española Sinc, muestran como este bnAbs se une a tres sitios críticos sobre el agente infeccioso.

Dicho anticuerpo de tres vías, creado por investigadores de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de EE UU y la compañía farmacéutica Sanofi, con sede en París, detuvo un mayor número de cepas que los anticuerpos naturales al ser más difícil de esquivar para el virus.

Aunque algunos bnAbs han sido aislados de individuos infectados con VIH-1, su potencial para tratar o prevenir la infección en seres humanos es limitado. Esto se debe en parte a que algunas variantes del virus desarrollan resistencia a un determinado anticuerpo.

En el nuevo estudio, Ling Xu y su equipo sospechaban que la combinación de bnAbs podría generar una respuesta inmune más fuerte. Evaluaron un panel de anticuerpos conocidos por su capacidad para frenar el VIH y seleccionaron combinaciones que producirían el mayor potencial de neutralización.

Gracias a la triple combinación de bnAbs –VRC01, PGDM1400 y 10E8v4– solo cuatro de las 208 cepas probadas fueron resistentes. Los autores afirman que “los monos que recibieron la combinación triple estuvieron totalmente protegidos contra el virus”.

Sin embargo, el 75% de los macacos infectados con VIS que recibieron solo uno de los tres anticuerpos, VRC01, se infectó con el virus; y del grupo que únicamente recibió el anticuerpo PGDM1400, el 62% sucumbió a la infección.

“Las combinaciones de anticuerpos pueden superar mejor las defensas del virus y lograr un tratamiento y prevención eficaces”, afirma Anthony S. Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, parte del NIH. “Un solo anticuerpo que se une a tres sitios distintos del VIH es un enfoque astuto para próximas investigaciones”.

Los científicos planean comenzar a finales de 2018 ensayos clínicos en fase temprana del anticuerpo ‘triespecífico’ en personas sanas y en pacientes que viven con VIH, con la esperanza de que en el futuro pueda utilizarse para su prevención y terapia.

Es más, según los autores, la capacidad de estos anticuerpos para unirse a tres objetivos independientes a la vez podría convertirlos también en un prototipo útil para los tratamientos de otras patologías infecciosas, autoinmunes y cánceres.

Otro artículo relacionado, que se publica en Science Translational Medicine, describe un cóctel de dos anticuerpos ampliamente neutralizantes del VIH-1 (bNAbs) que protegen a los primates de la infección por poblaciones mixtas de virus, condiciones que imitan la transmisión del VIH real.

Los hallazgos confirman que las terapias combinadas podrían ser esenciales para prevenir el VIH en humanos

Los hallazgos confirman que las terapias combinadas podrían ser esenciales para prevenir el VIH en humanos ya que, fuera del laboratorio, las personas se ven expuestas a un ‘enjambre’ de virus durante la transmisión –dada su alta tasa de mutación–.

En esta ocasión, los autores, científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y la Universidad de Harvard (ambos en EE UU), administraron dos diferentes bNAbs a Macacos rhesus antes de infectarlos con una mezcla de dos cepas de virus de inmunodeficiencia simia/humana (VISH).

Los animales que recibieron cualquiera de los dos bNAbs de forma individual resultaron infectados, mientras que la inmunización de los primates con ambos anticuerpos les confirió una protección del 100%.

Los investigadores concluyen que la diversidad viral puede comprometer la protección por bNAbs, por lo que destacan la necesidad de utilizar sistemas que protejan contra varios objetivos para asegurar su eficacia.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com