El presidente del Centro Azucarero Argentino, Fernando Nebbia y el gobernador de Tucumán, Juan Manzur cuestionaron la ordenanza que aprobó el Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba, que obliga a sacar el azúcar de las mesas de los locales gastronómicos para reducir su consumo.

Luminarias Río Cuarto

Pese al pedido tucumano de que no se instrumente la ordenanza que busca limitar el consumo de azúcar, El intendente Ramón Mestre confirmó ayer que instrumentará la normativa. También afirmó que el gobernador de Tucumán, Juan Manzur no debe politizar este tema, porque es una cuestión de salud. “La ordenanza fue debatida un año en el Concejo. Fue presentada en abril de 2016 y se votó por unanimidad. Los representantes de todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria le dieron su aval. Y más allá de las polémicas, está bien perfilada y generar hábitos saludables de consumo, no prohíbe el azúcar”.

El gobernador Manzur, había dicho al diario La Gaceta de Tucumán que “pretendo defender las economías regionales y miles de puestos de trabajo”. Para ello, adelantó que iniciará acciones legales para pedir que se declare la inconstitucionalidad de la ordenanza y evitar un efecto cascada en otras ciudades del país.

Por su parte, Fernando Nebbia del Centro Azucarero Argentino afirmó que  el azúcar no causa diabetes y cuestionó la ordenanza  sancionada por el Concejo Deliberante de Córdoba para limitar la provisión en los bares. Entrevistado por Cadena 3, Nebbia aseguró que los fundamentos de la norma “no son válidos”, porque “son falsos y no existen en la literatura científica mundial. Nosotros decimos que ésta medida no es conducente para los objetivos que se plantea la Municipalidad, porque no es cierto que el azúcar produzca diabetes. Lo dice la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS)”.

El Centro Azucarero entiende que esta medida es una publicidad negativa y que se le atribuye una responsabilidad excesiva como causa de enfermedades que son multicausales como la diabetes y la obesidad.

El concejal Juan Belastegui, uno de los impulsores de la ordenanza, señaló que “no se prohíbe la venta de azúcar en la ciudad de Córdoba, sino que ayuda a las personas que tienen diabetes o que han optado por no ingerir alimentos con azúcar. (…) Nosotros trabajamos por la salud de los cordobeses, no afectamos a la industria azucarera, simplemente limitamos que esté sobre la mesa, y pedimos que estén disponibles otras opciones en espectáculos deportivos”.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com