El concejal del partido ADN es crítico con los medios de comunicación y el sistema político. "No soy el candidato de la anti política, sino de la política contraria a De la Sota", afirma el periodista que alteró el sistema político de la capital cordobesa en 2015.

Tomás Méndez en el Concejo Deliberante de Córdoba. (Facebook).

Tomás Méndez, periodista y concejal por el partido ADN, no descartó ser candidato a diputado en las elecciones de octubre, pero aseguró que el espacio trabaja para sumar a un “hombre de la justicia” que encabece la lista. En pleno armado de un frente junto a socialistas, Partido Solidario y sectores piqueteros, Méndez admitió que su aspiración es llegar la intendencia de Córdoba en 2019. Híper crítico con el periodismo local y con el sistema político-judicial, aseguró que hoy su imagen en la ciudad está “once puntos” por encima del 23 por ciento que obtuvo en las elecciones municipales de 2015. Sobre el tema narcotráfico, consideró que cualquier periodista puede obtener los datos que él consiguió con sus investigaciones y que todos llegarían “al mismo lugar al que llegué yo: Casa de Gobierno”. Los que siguen son los principales tramos de la entrevista.

¿Va a ser candidato a diputado en las elecciones de octubre?

Estamos viendo la situación, nosotros estamos buscando candidatos que sean fuertes, que tengan inserción social y me parece que hemos conseguido a una persona muy importante, y esta semana se va a transparentar esta situación que está buena, porque el espacio necesita rodearse de gente valiosa. Sería un acierto de él y de nosotros.

¿ADN va a ir a un frente con el socialismo y otros partidos?

Hay varios partidos que se han acercado y son todos partidos progresistas, de izquierda o centroizquierda, lo cual obviamente define lo que es el movimiento. Creo que eso no se pudo plasmar en la elección anterior; nosotros buscamos al MST y a muchas fuerzas de izquierda. Ninguna accedió y después fueron funcionales a (el intendente Ramón) Mestre, porque entiendo que la manipulación de Mestre hacia esas fuerzas fue muy fácil y simple.  A mí me dejó marcado esta situación, porque tenía más estima por alguna gente del MST y de otros partidos.

¿Hay sectores del kirchnerismo con los que también van a acordar?

No hay sectores del kirchnerismo específicamente. Está Eduardo Fernández como titular de APYME que sí, obviamente abreva en ese espacio, ojalá que vengan. Eduardo es un tipo que conozco hace mucho tiempo y valoro muchísimo. Si viene, él probablemente estará en la lista, pero no se definió aún la situación. Estará el socialismo, la Corriente Clasista y Combativa, y algo de Barrios de Pie.

¿Y la cabeza de lista de qué sector provendrá?

De la Justicia puede venir. Una persona muy importante de la Justicia, pero (para decirlo) tengo que tener el sí de esa persona. Es muy brillante.

¿Entonces usted no será candidato?

No lo sé, porque eso lo va a definir el espacio. A mí me está yendo muy bien en Buenos Aires, estoy muy contento, es un sueño cumplido y me encanta. Pero si hay que ir de candidato, lo hablaremos. (N de la R: Méndez conduce el programa ADN Periodismo Federal, que se emite por canal C5N).

¿Las causas judiciales en su contra podrían ser un problema para su candidatura?

No hay ninguna cuestión judicial. Esa imputación no existe, ni siquiera quedó firme, no se le dio bola. A eso juega (el ex gobernador José Manuel) De la Sota; De la Sota juega a eso con la Justicia, manipula la Justicia. ¿Por esa estupidez? Entonces De la Sota no podría ser candidato en la puta vida, si fueran comprobados todos los robos que hicieron De la Sota, (el gobernador Juan) Schiaretti, y Mestre.

En 2015 obtuvo 23 puntos en las elecciones de la ciudad de Córdoba. ¿Hoy cómo se encuentra?

Tenemos once puntos más que en 2015 en la ciudad de Córdoba y en la provincia estamos muy bien también.

¿Cree que hay espacio para jugar en estas elecciones, entre dos fuerzas como Unión por Córdoba y Cambiemos, que van “a poner toda la carne en el asador” en octubre?

Ponen mucha guita a los periodistas, como hicieron en la campaña para intendente. Pero nunca les tuve miedo y si en algún momento dudé, ya se lo perdí absolutamente. No tienen ninguna fuerza para torcer nada; la realidad no está en los medios de comunicación. Lamentablemente para ellos. No le tengo miedo ni a la Justicia de De la Sota ni a los medios que maneja De la Sota.

No le tengo miedo ni a la Justicia de De la Sota ni a los medios que maneja De la Sota.

Méndez en una recorrida por un barrio de Córdoba. (Facebook).

¿Se siente una persona no reconocida o no querida por el “establishment” en Córdoba?

Está claro por qué no me quiere el establishment , he peleado siempre contra eso. Eso es una definición: si el “establishment” no nos quiere, entonces eran todas mentiras lo que dijeron sobre nosotros. Está bien que no nos quieran. Lo que hay que entender es que nosotros no estamos en contra de los empresarios ni de que mucha gente pueda ganar lo que se merece ganar. Estamos en contra de que se paguen coimas para subsistir. Lo dijimos en cada reunión con cada grupo empresario con el que nos juntamos en la campaña: que nosotros no íbamos a cobrar coimas, que no íbamos a entrar en esa variante, y que todos iban a tener el mismo derecho de participación en cada licitación. Algunos lo entendieron como una amenaza, en lugar de pensar que era un mensaje esperanzador para aquellos que no habían realizado obras. También tengo muy buena relación con gente del establishment.  Por ejemplo, con gente de la recolección de residuos, del transporte, pero no me voy a torcer en base a eso.

¿Es el candidato de la anti política y el anti-sistema?

No soy el candidato de la anti política, sino de la política contraria a de De la Sota. De la Sota y (el ex gobernador Eduardo) Angeloz destruyeron la política en Córdoba, los códigos y el lenguaje político. ¿Quién está conforme con cómo han manejado la política? La política, como la impuso De la Sota, Angeloz, Mestre y estos tipos, no le hace bien a nadie. No somos anti política, quizás construimos la política desde otro punto de vista.

La política, como la impuso De la Sota, Angeloz, Mestre y estos tipos, no le hace bien a nadie. No somos anti política, quizás construimos la política desde otro punto de vista.

¿Reivindica la cámara oculta como método de investigación periodística?

Como (Jorge) Lanata, como los grandes periodistas, como Michel Moore, utilizamos obviamente la cámara oculta. Es una herramienta absolutamente importante; no sé si la gastamos demasiado, probablemente hayamos exagerado, quizás la gente quería eso también. La verdad que la gente respondía muy bien cuando estábamos haciendo el programa. Al no encontrar respuestas en la Justicia, tenía a nuestro programa. Nos jugamos con todo, arriesgué la vida, le puse el pecho a todo, así que estoy más que conforme con la sociedad de Córdoba, y lo que le di.  De hecho, si me votaron, fue por eso, porque todos los medios jugaron al unísono en contra de este espacio, pero fuertemente, creían que íbamos a salir quintos. Nuestro enemigo no fue Mestre; fueron los medios de comunicación y los empresarios en Córdoba. Creamos un arma muy poderosa, que es que la gente se reflejaba mucho en nuestro programa.

A casi cuatro años del “narcoescándalo”, tras las condenas leves que hubo para las denuncias iniciales, ya casi todos los imputados están excarcelados…

Quedan algunas causas, como la de los dólares que le robaron a Gabriel Ludueña, pero va a quedar en la nada. Si hay elementos de la Justicia Federal que responden al poder político; no les conviene pegarle al narcotráfico bajo ningún aspecto.

Hay elementos de la Justicia Federal que responden al poder político; no les conviene pegarle al narcotráfico bajo ningún aspecto.

Planteado así, parece que hubiera una gran connivencia institucional entre Justicia, Policía, sistema político, medios de comunicación: todos a favor del narcotráfico. Es difícil creer que haya una estructura delictual así y, a la vez, tan heterogénea para sostener institucionalmente el narcotráfico. ¿Cree que esto es así?

No es heterogénea para nada. Los medios de comunicación dependen del gobierno provincial, la Justicia depende del gobierno de turno. No hay heterogeneidad…

Pero los medios somos también los periodistas, y periodistas hay buenos y malos, como en todos lados…

Puede haber gente buena, pero cuando los medios dicen que no podés publicar, cuando vos no tenés el coraje de publicar, o no tenés la posibilidad de publicar, es así. Yo creo que la droga está muy fácil en Córdoba para detectarla. Cuando se hablaba del hijo de Liliana Juncos, nosotros lo grabamos subiendo al auto del Chancho Sosa, y ningún medio de comunicación dijo esto.  Nadie lo dijo. Si no hay connivencia, decime qué es eso. ¿A nadie le sorprendió? Ahora le tiraron un tiro en la sien al chico, y nadie dijo nada.

¿Plantearía hoy en los mismos términos la investigación periodística del narcoescándalo?

Más fuerte, mucho más fuerte, creo que me quedé corto.

¿A qué le adjudica el hecho de que no haya habido condenas por asociación ilícita o delitos fuertes?     

El fiscal (por el fiscal federal Enrique Senestrari) tiene las mejores intenciones, tenía varias causas al mismo momento, estaba manejando la del CBI, del narcoescándalo, lo que pasa es que pusieron a jueces que son  militantes del PJ, que está probado que participaban de los actos del PJ. Muy patético. Supuestamente no tenían las pruebas necesarias que dijeran que era una asociación ilícita. En Buenos Aires se quedaron estupefactos por lo que había hecho la Justicia en Córdoba; no lo podían creer, se nos cagaban de risa como nosotros antes nos reíamos de Santiago del Estero.

En Buenos Aires se quedaron estupefactos por lo que había hecho la Justicia en Córdoba (con el narcoescándalo); no lo podían creer, se nos cagaban de risa como nosotros antes nos reíamos de Santiago del Estero.

¿Qué le tira más, el periodismo o la política?

La política está buena como elemento de transformación, pero eso depende de la gente, no de mí.  Quiero transformar la realidad, desde donde estemos,  desde el periodismo o desde la política. La política es el único instrumento serio, porque el periodismo no maneja poder, no se maneja nada.

¿Cuál es su opinión del gobierno de Mauricio Macri?

Mi opinión del gobierno de Macri es que se mantiene gracias a la compra absoluta y homogénea de los medios de comunicación, que viven gracias a eso, y que si otro dirigente hubiera hecho lo que hizo Macri, evidentemente no tendría el nivel de aprobación que tiene. Han crecido sobre el caudal electoral que tuvieron en primera vuelta, pero lo veo jodido. No me gusta Macri ideológicamente, no me gusta lo que está haciendo, creo que corrupción hay en todos los gobiernos, y que él vive gracias a Cristina, porque Cristina todavía se posiciona políticamente.  Y también gracias a los medios.

¿Aun aspira a ser intendente?

Sí, claro que me gustaría cambiar la realidad de Córdoba, demostrarle a la gente que se puede cambiar la realidad.

¿Las elecciones de octubre, entonces, serán una instancia de posicionamiento para 2019?

Es que estamos posicionados, no necesitamos ese posicionamiento. El otro día lo hablábamos con los muchachos, querían hacer un locro, pero ya está, la gente tiene otros términos políticos de posicionamiento. El posicionamiento lo hacemos con nuestro trabajo, somos el bloque más productivo de la historia del Concejo Deliberante en cantidad de proyectos, pedidos de informe, con más denuncias justificadas presentadas a la Justicia. Eso tampoco lo publicó nadie.

Hace un tiempo le pregunté por el equipo con el que pensaba gobernar y me dijo que tenía un grupo importante y consolidado, pero a poco de asumir como concejal, su bloque perdió a Marcelo Pascual.  ¿Qué pasó con su equipo?

Fue complicado lo de (Marcelo) Pascual, me sorprendió. Todos saben por qué se parten las cosas, quizás Pascual le creyó a los medios de comunicación que nosotros éramos corruptos, que íbamos a recibir guita para cambiar nuestra forma de pensar. Los equipos se arman y se desarman, desde los equipos de futbol a los equipos de laburo, pero mientras la posición del líder esté firme, cuál es el problema.

Los equipos se arman y se desarman, desde los equipos de futbol a los equipos de laburo, pero mientras la posición del líder esté firme, cuál es el problema.

Como en el Frente Cívico de Juez, ADN es usted y pareciera estar muy poco desarrollo por debajo.

No es así, no sé en base a qué lo estás diciendo.

No se conoce ninguna figura con proyección en ADN además de la suya.

Eso es lo que hay que preguntarse: por qué no se conoce. A labor parlamentaria va Santiago Gómez. El vicepresidente tercero del Concejo Deliberante es Santiago Gómez, no Tomás Méndez

¿Entonces Gómez puede ser candidato a diputado?

Claro, Gómez, David Urreta, Eduardo Fernández, el pato (Eduardo) García, Raúl Jiménez… todos tienen chances, ese es nuestro espacio.

Pero está buscando un extrapartidario para encabezar la lista…

No es un extrapartidario, es un vecino que ha hecho mucho por la ciudad de Córdoba, que se ha destacado mucho con su laburo. A nosotros nos interesa sumar gente, hay que ampliar el partido, darle fortaleza, y esta es la mejor forma.

¿Sigue amenazado y con custodia?

Seguramente nos van a hacer cagar en algún momento. Me lo dijo en su momento el secretario de Seguridad de la Nación, que mi vida tenia fecha de vencimiento. No tengo custodia.

Seguramente nos van a hacer cagar en algún momento. Me lo dijo en su momento el secretario de Seguridad de la Nación, que mi vida tenia fecha de vencimiento.

¿Usted lleva un arma de fuego?

A eso no lo voy a responder.

¿Se ha reunido con De la Sota en los últimos meses?

Con De la Sota he tenido una sola charla en mi vida, y nada más.

¿Y con Horacio Miró?

Nunca en mi vida, si hubiera llegado a Miró, hubiera publicado la investigación. Ese era el final de la investigación, llegar a Miró.

El cura Mariano Oberlin dijo que no podía denunciar sin pruebas a políticos relacionados con el narcotráfico. ¿Hay políticos con nombre y apellido que manejan la droga en los barrios?

Absolutamente. Están abrazados, Alejandra Vigo está abrazada a Liliana Juncos. No es que yo me anime o no me anime, los medios de comunicación se hacen los que desconocen la realidad de Córdoba. Yo no entiendo por qué yo sé tanto, y los medios no saben nada, y lo usan al padre Oberlin para que ponga la cara. Vayan a investigar, en una semana tenés todos los datos y vas a llegar al mismo lugar al que llegué yo: Casa de Gobierno, claramente.

bettina.marengo@enredaccion.com.ar

@bettinamarengo

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com