La Policía de Seguridad Aeroportuaria informó un golpe narco con 30 mil pastillas de droga de diseño incautadas, pero era otra cosa. Es el segundo narco-blooper del año del Ministerio de seguridad.

Los frascos incautados por la PSA. Foto: Prensa PSA.
Municipalidad de Río Cuarto 3

Un comunicado de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) inundó ayer las casillas de los medios: anunciaba el secuestro de más de 30 mil pastillas de de drogas de diseño en Córdoba. “Siguiendo los lineamientos del Ministerio de Seguridad de la Nación -anunciaba el parte de prensa- se secuestró una importante cantidad de pastillas de metanfetamina en el Aeropuerto Internacional ingeniero Ambrosio Taravella y en allanamientos realizados en la localidad de Arroyito y en la ciudad de Córdoba”.

VER MÁS ARTÍCULOS DE WALDO CEBRERO.

Los frascos con pastillas estaban en la valija de un hombre que el sábado a la madrugada pretendía viajar rumbo a Brasil. La noticia fue titular en los principales medios de Córdoba rapidamente. Un Walter White a la cordobesa, el laboratorista común que se consagra como narcotraficante en Breakind Bad. Era una buena historia.

Pero resultó ser un “falso positivo”. Fue el mismo juez de la causa, Miguel Hugo Vaca Narvaja, quien tuvo que salir a desmentir a la fuerza de seguridad: los frascos no contenían metanfetaminas, sino, suplementos vitamínicos. El hombre, oriundo de Arroyito, no había declarado los más de 30 frascos de pastillas que llevaba en su equipaje, lo que significa una violación administrativa al Código Aduanero. En una mochila y en su domicilio allanado, tenía más pastillas, según dijo, de Vitamina C.

“Cuando fue detectado, le pasaron el reactivo y dio positivo. Pero horas después, en una análisis más profundo hecho en el laboratorio de la Policía Federal, se descartó que se trate de metanfetaminas”, señaló el juez a ENREDACCIÓN. El miércoles se conocerá el resultado de la contraprueba definitiva. “Si da negativo otra vez, después de eso la investigación se archivará”, dice el juez.

“En los allanamientos que realizamos en Arroyito, en un laboratorio y en su domicilio, vimos que no daba el perfil de un narcotraficante. Hacía las pastillas en la casa, en la que vivía con su esposa contadora y sus dos nenas”, señaló el juez, que ordenó la libertad del hombre 24 horas después.

Foto: Prensa PSA.

Lo llamativo es que, sin haber consultado a las fuentes judiciales, la PSA que depende del ministerio que conduce Patricia Bullrich, difundió la noticia errónea. Ayer, tres horas después explicó que no había droga alguna el jefe de prensa de la PSA, Agustín Reed, quien sostuvo que aguardaban “confirmación del juzgado”.

Es la segunda vez en el año que agencias de prensa que dependen de la Dirección de Comunicaciones del Ministerio de Seguridad de la Nación dan a conocer anuncios que no son tales en Córdoba. El anterior fue incluso más grave. Fue en abril, cuando creyeron haber detenido a Daniel “Gangoso” Lobos, un narcotraficante prófugo.

Es la segunda vez en el año que agencias de prensa que dependen de la Dirección de Comunicaciones del Ministerio de Seguridad de la Nación dan a conocer anuncios que no son tales en Córdoba.

Sin embargo, quien pasó diez días detenido fue un homónimo, vecino de barrio Vicor en Córdoba, que se dedicaba a arreglar heladeras y aire acondicionados. Sin embargo, en ese comunicado, Bullrich decía en textuales palabras que “hacer que los delincuentes rindan cuentas por sus actos es la única forma de llevarles tranquilidad a los argentinos”.

FALSA ALARMA

Según el comunicado de la PSA, el procedimiento comenzó en el punto de inspección y registro del “patio de valijas”, cuando los oficiales realizaban los controles habituales mediante máquina de rayos X sobre los equipajes despachados por bodega de los pasajeros próximos a embarcar un vuelo de Latam, con destino a San Pablo, Brasil.

El personal policial detectó contenido orgánico dudoso en el interior de una valija. “Horas más tarde y siguiendo con las pesquisas, los agentes encontraron dos mochilas abandonadas en el estacionamiento público del aeropuerto, por lo que se inició el protocolo de actuación del Grupo Especial de Explosivos (GEDEX) para definir el nivel de riesgo y amenaza. Ante el resultado negativo, se inspeccionaron los bolsos y hallaron en su interior 85 frascos con 5.100 pastillas de características idénticas a las ya incautadas, comprobando la existencia de metanfetamina”, señalaba el comunicado.

“La tecnología con la que cuenta el Aeropuerto es muy rigurosa. Y los reactivos de campo muy sensibles”, explicó una fuente del Aeropuerto.

Sumate al equipo y ayúdanos a contar lo que el poder no quiere.

waldo.cebrero@enredacción.com.ar

@Cebrerowaldo

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com