"Santa María sin basura" dio a conocer fotos de un equipo vial trabajando dentro de la planta de residuos industriales de Taym que está clausurada. No se conoce si las tareas tenía o no autorización. Llevarán el material a la Justicia.

Taym. Una máquina vial y operarios en la planta de tratamiento de desechos industriales (Gentileza Federico Del Prado).

El río que atravesó el martes 28 de marzo la planta de tratamiento de desechos industriales de TAYM obligó al gobierno provincial a clausurarla preventivamente. Se cree que el agua desbordó una de las fosas que estaban abiertas y las lagunas donde se vierte el lixiviado de las operaciones de tratamiento de los residuos y las volcó en el exterior de la planta. En principio, el Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos de Córdoba, el ERSEP, la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y Aguas Cordobesas mostraron análisis que indican que ese vertido no afectó el agua cruda que trata la planta potabilizadora sur, pero el gobierno no amplió información sobre cuál es la situación en los campos circundantes a TAYM y las chacras productoras de frutas y verduras del cinturón sur de la ciudad de Córdoba.

Ayer por la noche, el director de Policía Ambiental de la provincia, Adrián Reynaudo, no pudo ser ubicado por ENREDACCIÓN para conocer su versión sobre la denuncia de los vecinos del grupo Santa María sin basura, que enfrenta desde hace meses la instalación de la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos del área metropolitana de Córdoba en cercanías de Villa Santa Ana.

Sebastián Pacheco, integrante del equipo legal del grupo, le dijo a ENREDACCIÓN que presentarán las fotos y un video al fiscal de Alta Gracia, Alejandro Peralta Otonello, que investiga el incidente ocurrido en TAYM, para que determine si hubo violación o no de la clausura preventiva que había realizado Policía Ambiental de la provincia.

MARCHA. Los vecinos y ambientalistas convocaron a una marcha para el martes 4, a las 19 horas, en Plaza España de Córdoba. Piden la renuncia del ministro de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, Fabián López y del secretario de Ambiente, Javier Britch. Demandan, además, que se declare la emergencia ambiental a partir de lo ocurrido en TAYM.

Planta clausurada. Los vecinos aseguran que no los atienden en Policía Ambiental (Gentileza Federico Del Prado).

El problema político y ambiental subyacente al incidente TAYM, es que el nuevo predio de CORMERCOR se encuentra a pocos kilómetros de distancia, por lo que la crisis con el temporal del martes 28, puede complicar la situación del predio para tratar la basura de la ciudad de Córdoba y las ciudades que la rodean.

Ver Pedido de Informes de la Legisladora Carmen Nebreda.

El biólogo Federico Kopta dijo la semana pasada que la planta de TAYM no debió haberse levantado en ese lugar porque es una zona inundable.

De acuerdo a un sobrevuelo aéreo realizado por la provincia, el predio de CORMERCOR no se habría inundado, pero si las calles que llevan a él. Así lo indicaron fuentes a las que accedió ENREDACCIÓN, sin embargo, hasta el momento, las fotografías no fueron dadas a conocer.

La instalación de CORMECOR en ese predio fue aprobada por la Secretaría de Ambiente de la provincia.

VEHÍCULOS Y TRABAJOS

Pacheco aseguró que “desde el sábado a la tarde venimos observando movimientos extraños en la planta. Hay un movimiento incesante de vehículos y según la clausura preventiva dispuesta por la Policía Ambiental, está prohibido realizar actividades. Mucho menos la de vulnerar la faja de clausura, como ha sucedido. Pudimos detectar autos estacionados sobre la ruta 36 y personas que entraron a la planta. Incluso un vehículo que era del grupo Roggio. No sabemos si tiene o no autorización. También siguen haciendo trabajos que no sabemos a qué se deben ni por qué razón se están realizando. Nos preocupa que se destruyan pruebas, después de un episodio como el que hubo y de la magnitud de contaminación que pudo haberse producido. Llamamos en muchas oportunidades y grabamos un video de la falta de respuestas de Policía Ambiental. El contestador nos decía que estaba colmado, así que no podíamos dejar ni mensajes”.

Mientras que “al salir de allí pudimos hablar con una persona de las que iba en un auto y que había estado trabajando en el interior de la planta. Esta persona era de la empresa VIAL NORCOR. Nos dijeron que estaban haciendo un trabajo con maquinarias. Concretamente que hacían terraplenes para impedir el ingreso de agua”.

En las fotos distribuidas por los vecinos, se puede observar la máquina y cuatro trabajadores trabajando en la planta de Taym.

PROVINCIA IMPORTADORA

En un artículo publicado el domingo en el diario La Voz del Interior, el periodista Lucas Viano, precisa que la planta de TAYM  utiliza para tratar los desechos industriales el sistema tipo landfill. Esto es, un relleno sanitario, como el que se utiliza para los residuos sólidos comunes, pero con mayores medidas de seguridad.

La planta cordobesa de TAYM, que pertenece a Benito Roggio Ambiental (BRa), procesa, entre otros, desechos como pilas, baterías de auto, piezas de automóviles, tubos fluorescentes, envases vacíos de pesticidas, barros industriales, tierras contaminadas, asbesto y sólidos contaminados con hidrocarburos.

Explica que “antes de enterrarlos, se aplican procesos químicos y físicos para obtener un residuo menos peligroso (estabilización). Los desechos que contienen metales peligrosos, flúor inorgánico, cianuro y medicamentos e insumos de farmacia se los coloca dentro de bloques de cemento (solidificación)”.

Agrega que “el vertedero tiene un sistema de cañerías que recolecta los líquidos lixiviados y los almacena en lagunas. Contienen metales pesados, hidrocarburos y otros tóxicos. Durante el anegamiento del 28 de marzo pasado, estas lagunas fueron arrastradas por el agua”.

En ese línea detalla que Córdoba es una de las pocas jurisdicciones que permiten el ingreso de residuos peligrosos desde otras provincias. Por este motivo y por su centralidad, funciona como un vertedero de las industrias más contaminantes de Argentina. En los últimos años, la “importación” de residuos peligrosos fue creciendo. En 2004, la provincia recibió 9.033 toneladas, según un informe de la Secretaría de Ambiente de la Nación. Diez años después, esa cifra es superior a las 25 mil toneladas, según datos a los que pudo acceder La Voz del Interior.

Según esta información, en 2014 Taym trató 10.886 toneladas, y Ecoblend (ahora Geocycle) procesó 14.484 toneladas. Estas firmas sumaron 25.370 toneladas y representan cerca del 80 por ciento de lo que se recibe en Córdoba.

Ver la nota completa: “Ambiente: se “importan” más residuos peligrosos”.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com