Lo dice Oscar Lajad, creador del espectáculo musical que versiona en ritmo de tango a temas populares que pertenecen a otros géneros e intérpretes. Un viaje fuera de regla a otra dimensión del universo tanguero.

Oscar Lajad y su obra, “Tango corrupto”. Foto Gentileza.

“Ah, no te la puedo creer” se escucha desde las butacas cuando Oscar Lajad entona al ritmo del 2×4 Corazón con agujeritos de la novela infantil Chiquititas o Ciega, sordamuda de Shakira. Los temas elegidos para formar parte del show musical Tango Corrupto son conocidos por todos, pero tal vez nadie imaginó que encajaban a la perfección en la rítmica del tango.

VER MÁS ARTÍCULOS DE DAI GARCÍA CUETO.

“La esencia está en lo de escuchar las versiones de temas populares en tango. Se produce un juego instantáneo con el público. Saben la letra, conocen la canción de una manera y la escuchan de otra, entonces redescubren la letra. Se vuelve un juego muy activo en la cabeza de la gente. Después, se queda con los nuevos arreglos, se engancha con la parte visual a cargo de los bailarines y con toda la parte interpretativa de los temas. Todo causa mucho impacto”, describe Lajad, quien es el director del espectáculo, actor, cantante, bailarín y coreógrafo.

Cuando su mamá Silvia Toro estaba ingresando al Hospital Cruz Azul de Salta, a punto de parir a Óscar, un hombre “pasado de copas” le vaticinó en la puerta: “Será chango y cantor de tango”. Y fue así. En su infancia, se ganó un lugar como el número musical de las reuniones sociales de su barrio. Las vecinas pedían “prestado al Oscarcito” para que imitara a Raffaella Carrá y a Carlitos Balá. “Era fanático, me los sabía de memoria. Agarraba una borla de cortina de micrófono, ponía el disco y cantaba con ellos, movía la cabeza y bailaba”. Luego, de adolescente armó, con unos vecinos, un grupo ‘tipo Festilindo’, no sabíamos ni bailar, y mi mamá, que siempre me apoyó, habló con la profe de Educación Física para que nos ayude con las coreografías. Empezamos a ir por las escuelas, shows a beneficio y al año siguiente tuvimos un programa de TV. en el canal local”, recuerda. Disfrutaba de hacerlo y en esa época lo vivía como un juego: “Siempre fui de disfrazarme y estar en todos los actos. También, en esa época jugaba mucho al tenis, entonces en cualquier momento me las ingeniaba para organizar una fiesta en el club y hacía de payaso. Siempre estaba conviviendo el deportista con el artista”. Hace más de treinta años que se inclinó definitivamente por el arte e hizo carrera -principalmente- en el ámbito de la comedia musical.

Al tango lo conoce de toda la vida, pero “de chico no lo cantaba, quería ser un roquero de moda”. Recién en 2014 se animó encontrarle un firulete a su gusto por el género. “Venía de trabajar en grandes musicales, cuando decidí hacer este show, fue por darme un gusto. Cantaba tango, pero no quería hacer tango convencional, quería algo divertido, algo nuevo”. El espectáculo ya tiene tres años de vida, ha recorrido el país y ha cosechado tres premios ACE y cinco premios HUGO. Para la temporada de verano se instalaron en Carlos Paz y giraron por otras localidades serranas y acaban de recibir el premio Carlos al mejor Espectáculo de Concert, y quedarse con las ternas de Mejor bailarina (Rosalía Álvarez) y Revelación Masculina (Mauricio Pregota, a cargo del violín). Además de Lajad en escena se presentan la Falsa orquesta de señoritas La Desvelada, la cantante María José Rojas y los bailarines Rosalía Álvarez y Nicolás Tobares.

-¿Cuándo empezaste con el show, te imaginabas el éxito?

-No, no lo esperaba para nada. Pensé que iba a durar un mes en cartel, pero fue un boom porque todo el mundo se quedó sorprendido con el espectáculo. Fue una propuesta original, hasta el momento no había nada parecido.

El elenco completo de la obra Tango corrupto. Foto: Gentileza.

-¿Se trata de valorizar el tango o de rescatar la poesía de la música popular?

-Un poco las dos cosas. Amo el tango gracias a mi abuela Amanda, que era cantante de tango, y se escuchaba mucho en mi infancia; adoro los temas tradicionales y me encanta el sonido y la poesía. También como ciudadano del mundo escucho todo tipo de música, me gusta Lady Gaga por ejemplo. Además, en mi casa se escuchaba todo tipo de música. Creo que todos en esta era escuchamos de todo, entonces la música pop está entre nosotros. Me divertía hacer esta fusión, mezclar las letras del pop con las melodías del tango, y a la gente también.

-¿Ayuda a romper prejuicios con el género?

-Yo no los tuve, me encanta. Cuando escucho las letras de Enrique Santos Discépolo no puedo creer como escribía. Pero en general, he descubierto como la gente se saca los prejuicios con el tango después de ver el show, sobre todos muchos jóvenes que dicen “vi una obra de tango donde se las letras”. Y los grandes salen contentos porque no salen defraudados con el sonido, y nos divertimos. Se rompe con el prejuicio de que el tango es cosa de viejos, que es de otra época, salen creyendo otra cosa.

He descubierto como la gente se saca los prejuicios con el tango después de ver el show, sobre todos muchos jóvenes que dicen “vi una obra de tango donde sé las letras”. Y los grandes salen contentos porque no salen defraudados con el sonido, y nos divertimos”.

¿El café concert tiene lugar en Argentina?

Sí, siempre tendrá lugar. Es el género que más amo y donde más incursioné. El ámbito en que la gente se sienta a tomar algo, a compartir con un amigo o la pareja codo a codo, viendo un espectáculo donde también los artistas están compartiendo con ellos. Se maneja la magia de la cuarta pared y sin embargo, en la siguiente escena podes romperla y hablarle a la gente. Adoro el género, y además, es “barato” de producir, se vale solo del talento de los artistas en escena. A veces, cuando existe la creatividad y el talento no hace falta de artificio de las megas producciones alrededor, es la magia del café concert y del artista.

AGENDÁ

Todos los lunes, 2​2​ horas, en Teatro Casino de Carlos Paz. Se realizará una función especial el miércoles 14 de febrero por el Día de los Enamorados. Además, el viernes 23 de febrero se presentan, a las 22 horas, en el CPC Argüello.

Sumate al equipo y ayudanos a contar más historias.

dai.garciacueto@enredaccion.com.ar

@daigarciacueto

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com