Héctor Baldassi

Una campaña electoral sin audaces