Ahora Leyendo
Stura, presidente de la AdJ: "No creo que se pueda armar el mismo formato en la próxima Liga Nacional"

Lunes 13 de Julio de 2020

Stura, presidente de la AdJ: "No creo que se pueda armar el mismo formato en la próxima Liga Nacional"

"A la Liga Nacional la veo mejor que a las dos categorías de abajo, pero yo también veo difícil como se va a encarar la competencia, porque no creo que se pueda armar el mismo formato que el año pasado", afirma Michael Stura desde el otro lado del teléfono. El presidente de la Asociación de Jugadores explica que "nos preocupan las fuentes de trabajo y obviamente somos conscientes de que haya equipos que no puedan seguir compitiendo la temporada que viene, sobre todo en las categorías de abajo".

Taller Narrativa

La pandemia es un desafío permanente para los dirigentes del básquet nacional. La decisión de suspender definitivamente La Liga Nacional fue un acierto, pero todavía quedan varios frentes por resolver. La crisis económica golpeó a los 120 clubes de básquet profesional en Argentina y sin una fecha estimada para regresar a las canchas, varios de ellos peligran con no participar cuando eso suceda. Stura nos cuenta cuáles son los desafíos por delante para que tanto jugadores como clubes puedan seguir de pie.

"En las tres categorías, los clubes estaban obligados a tener los sueldos al día (hasta el 31 de marzo), y después de esa fecha el saldo de los contratos entre los clubes y los jugadores tenían dos vías de negociación. Ambas tienen la intención de no desangrar la economía de los clubes, por eso una vía es darles un plazo de financiación en el tiempo, y la otra es una quita del saldo del contrato, que puede llegar a ser hasta el 50 por ciento", aclara.

A su vez agrega que "hay un momento de la competencia, previo al año que viene, cuando se reanude, que se va a hacer exigible ese saldo o esa resolución de los contratos. La transición desde ahora hasta que empiece la próxima Liga Nacional es la forma en que los clubes y los jugadores se deberán poner de acuerdo en cómo negociar esto que quedó".

Desde el 13 de marzo, cuando la Confederación Argentina y la Asociación de Clubes (AdC) decidieron suspender temporalmente las tres competencias, la AdJ comenzó a trabajar a la par, con la intención de resolver uno de los temas más preocupantes en un parate: garantizar el cumplimiento de los contratos. El 3 de mayo se anunció un acuerdo donde los clubes de las tres categorías estaban obligados a presentar un libre deuda parcial al 31 de marzo.

"Todos los clubes de Liga Nacional se dieron por saldado el libre deuda hasta el 31 de marzo. Hay una situación puntual, que es la de Estudiantes de Concordia, que se está haciendo un reclamo que no llegó todavía, pero el resto está consumado. Con Estudiantes hay dos jugadores que no llegaron a un acuerdo por diferencia de dinero y entonces nos presentaron un pedido de reclamo para que se le traslade al club, para que aporte la documentación", suma Stura.

Ferro y San Lorenzo con problemas para pagar sueldos. El de Caballito con jugadores nacionales y el de Boedo con extranjeros. Foto: Marcelo Endelli.

También Ferro tuvo problemas en cumplir con el sueldo de algunos jugadores y el presidente de la AdJ explica que "estamos en una negociación, vamos bien, se entendió, había muchas diferencias y había jugadores también que tenían contrato para otra temporada, entonces estamos tratando de ver como lo podemos llevar adelante. Ferro está comprometido a buscar una vía de solución".

Ahora bien, luego del libre deuda los jugadores tienen que resolver el 30 por ciento del contrato que no estaba incluido en ese acuerdo. Justamente Stura explica que hay dos vías de negociación (financiación en el tiempo o quita) y que "de ahí será la interpretación y la negociación que tendrá que llevar a cabo un jugador con el club. Y agrega: "No creo que haya problemas, porque en realidad el problema ya lo hubiéramos tenido el 31 de marzo. Sin embargo, había clubes que debían uno, dos, tres meses y los pagaron".

"Hay clubes que están en una situación económica más complicada y otros que son tienen una economía más fuerte. Por eso apelamos a la negociación individual entre jugador y club, para que puedan llegar a un acuerdo o entendimiento considerando toda esta situación. Nosotros tenemos que preservar las fuentes de trabajo, queremos que los clubes sigan existiendo y no es una intención nuestra de asfixiarlos", apunta.

CONVENIO COLECTIVO

El 21 de mayo de 2018 el Ministerio de Trabajo inscribió en el Registro de Asociaciones Sindicales de Trabajadores al Sindicato de Jugadores de Básquetbol de la República Argentina (SI.JU.BA.RA.). De esta manera, reconoció a los jugadores de básquet (Liga Nacional) como trabajadores, un paso fundamental que abrió el camino para pensar en un convenio colectivo de trabajo.

Michael Stura junto a varios jugadores de la Liga Nacional en Buenos Aires.

"Habíamos empezado a trabajar con la Asociación de Clubes en la formalización de un convenio colectivo. La pandemia nos cambió un poco el camino en cuanto a tratar de solucionar lo inmediato, que es salir de toda esta situación. Pero estamos en vía  para poder retomarlo, no sé si vamos a llegar para la temporada que viene, y formalizarlo y oficializarlo en el Ministerio de Trabajo, pero la intención es hacerlo y trabajar en eso", afirma Stura.

Ver también

A su vez, explica que "hay una demanda siempre histórica de los jugadores de básquet que cuando terminan la actividad, se encuentran en una situación complicada, más allá de haber ganado una buena cantidad de dinero, pero la verdad es que no tuvieron aportes para una jubilación, no tuvieron una obra social y no tuvieron los beneficios que hacen a la calidad del trabajador".

Por otra parte, hay otra cosa fundamental que permite el convenio, ya que "te puede brindar un marco regulatorio de la actividad, ser previsibles en el futuro. El convenio te puede marcar como es la composición de un equipo, la composición de fichas y todo lo demás. Negociar cuánto puede durar La Liga, cuanto tiempo de descanso y vacaciones; todo ese tipo de cosas que a veces anualmente se modifican y esto la verdad moleste un poco de no poder trabajarlo con tiempo".

Para finalizar, Stura no quiere dejar pasar el trabajo en conjunto con la AdC y la Confederación Argentina (Cabb). "Más allá que hayamos tenido diferencias en el pasado con la organización, creo que en esta trabajamos juntos y ante una adversidad despojamos los intereses personales en pos de una solución. Si hubiésemos sido más anárquicos y que cada club se arregle como pueda con los jugadores, hubiese sido mucho peor. La verdad que este diálogo y este acuerdo ha contenido a que los jugadores puedan seguir cobrando y que los clubes de alguna forma puedan tener oxigeno para seguir participando".

--

>> Si estás de acuerdo con el periodismo crítico y comprometido, te invitamos a asociarte a ENREDACCIÓN, el sitio de noticias con información de Córdoba: INGRESÁ AQUÍ.

--
Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción