Fue en Marcos Juárez, el lugar donde la alianza PRO-UCR tuvo su fundación de hecho en 2014, y donde el 9 de septiembre se realizarán elecciones municipales. El ministro Rogelio Frigerio se mostró con Héctor Baldassi, Luis Juez y los radicales Ramón Mestre y Mario Negri.

Mario Negri, Pedro Dellarrosa, Rogelio Frigerio, Héctor Baldassi, Luis Juez y Ramón Mestre en Marcos Juárez.
Municipalidad de Río Cuarto-Parque Sarmiento

Sin sorpresas, sin nombres diferentes a los esperados, ayer, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, dio el primer paso para que los candidatos de Cambiemos comiencen su carrera de instalación para las elecciones a gobernador de 2019. Con el estuvieron los diputados nacionales Héctor Baldassi y Mario Negri, el intendente de Córdoba, Ramón Mestre, y Luis Juez. Todo indica que el gobernador Juan Schiaretti convocará a los comicios a gobernador entre los meses de abril y julio del año que viene, separados de los nacionales, para evitar el el empuje del presidente Mauricio Macri en la provincia. En paralelo, la visita de Frigerio sirvió para apuntalar la campaña para las elecciones municipales de Marcos Juárez que se realizarán el próximo 9 de septiembre y donde Pedro Dellarosa irá por su reelección.

VER MÁS ARTÍCULOS DE FABIÁN GARCÍA.

Marcos Juárez es una ciudad emblemática para Cambiemos. El 7 de septiembre de 2014, Dellarosa triunfó allí con casi el 37% de los votos, aupado de una alianza entre vecinalistas, radicales, macristas y juecistas. Fue la primera victoria electoral del embrión de Cambiemos, que terminó convenciendo a todos, que esa era el camino para enfrentar a Cristina Fernández de Kirchner.

Ahí se consolido también la amistad política entre Oscar Aguad, hoy ministro de Defensa, y el presidente. Aguad jugó todas sus cartas para que el acuerdo se produjera, convencido que una victoria en el feudo de los Dellarosa sería determinante para avanzar en la alianza que luego derrotaría al hasta ese momento invencible peronismo K en el gobierno nacional. Marcos Juárez es una ciudad pequeña, con poco más de 30 mil habitantes, y fuerte impronta agropecuaria y agro-industrial, al punto que tiene casi pleno empleo. Puede parecer impensada tamaña importancia, pero en ese laboratorio simbólico, el acuerdo del PRO y la UCR entrevió la posibilidad de probarse con éxito en experiencias mayores. el valor de aquella jugada política le permite a Aguad, aún hoy, pese a las crisis que debió atravesar, permanecer como un jugador político de relevancia en el gabinete nacional. “Marcos Juárez ya tiene intendente, Pedro Dellarossa”, anunció exactamente a las 19.24 el locutor y el cine-teatro de la Sociedad Italiana estalló en vivas y anuncios victoriosos: “Se siente, se siente, Mauricio Presidente”. “es el primer paso, enorme, de un cambio en nuestro país”, lanzó Macri. Era el domingo 7 de septiembre de 2014.

Gabriela Michetti, Mauricio Macri y Oscar Aguad en 2014, cuando la alianza UCR-PRO venció en Marcos Juárez.

La foto ahora es totalmente diferente. Macri es presidente e intenta ganar el gobierno en Córdoba, una de las provincias en las que sus posibilidades de triunfo son mayores. Por eso ayer, de la mano de Rogelio Frigerio, puso a andar a sus cuatro candidatos, sin sorpresas, pero sabiendo que queda menos de un año de campaña y el número 1 deberá estar como candidato puesto, a lo sumo, apenas termine el Mundial de Rusia. De lo contrario, será muy difícil confrontar con el peronista Juan Schiaretti.

“Inauguramos dos canales para controlar los efectos de las inundaciones y seguimos trabajando para que más de 830 familias del barrio (Villa El Panal) tengan cloacas, calles y veredas iluminadas”, dice en uno de tuits el ministro Frigerio, mientras luce acompañado de Juez, Mestre, Negri, Baldassi y Dellarosa.

“Junto a @DellarossaMsJz @marioraulnegri @ramonjmestre @HectorBaldassi y @ljuez recorrimos las obras que estamos haciendo para mejorar la vida de los vecinos del barrio Villa El Panal”, escribe en otro.

Ninguno de los cuatro candidatos le asegura una victoria a Cambiemos frente a Schiaretti en este momento. Tanto Mestre como Baldassi figuran parejos en intención de voto y por encima de Negri y Juez, según los operadores oficialistas consultados por ENREDACCIÓN, sin embargo ninguno de los cuatro supera al gobernador.

Ayer, La Política Online reveló que Macri también piensa en el ministro de Turismo, Gustavo Santos, como un potencial candidato. “El presidente -dice el portal- cree que el ex árbitro Héctor Baldassi llegó a su techo y no quiere jugar todas las fichas en quien fuera el candidato del PRO en las legislativas del año pasado. Macri no quiere repetir la experiencia de Miguel del Sel en Santa Fe, esto es, presentar a un outsider sin experiencia política para jugarse una de las provincias más grandes del país. Tampoco ayuda a “La Coneja” su negativa a estudiar, como le pidió el propio Macri”.

Contra reloj, el presidente probará con lo que tiene y seguirá buscando otras opciones, como en su momento fue pedir que el presidente de Talleres, Andrés Fassi, sea medido en las encuestas que hace periódicamente el gobierno. Por el momento, no tiene una salida a mano, a lo que se suman sus propios problemas de imagen y gestión. Lo cierto, es que el 2019 de Cambiemos en Córdoba, empezó a tomar forma en la ciudad donde logró pararse como una opción de poder en 2014.

Sumate al equipo y ayudanos a contar lo que el poder no quiere.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com