Por las dudas, Elena Roger ni se lo plantea y se queda con Escalandrum, el sexteto liderado por el nieto de Astor, “Pipi”. Se presentan en Córdoba con "3001", un viaje en el tiempo por un emblema de la música argentina.

Elena Roger. Gentileza.

“Cada vez que escucho Adiós Nonino, lo siento como la primera”, cuenta Elena Roger reencontrándose con las sensaciones que le producía de chica el tango de Astor Piazzolla. “Era un casette, venía con otros dos en una caja de cartón. Recuerdo estar en mi salita de música, escucharlo, esos acordes, esas melodías, demasiado para mí al ser tan pequeña”, le confiesa a ENREDACCIÓN.            .

La artista llega este viernes a Córdoba con Escalandrum para presentar 3001. Proyecto Piazzolla, un recorrido por temas del bandoneonista y compositor.  Se trata del primer disco fruto de la unión entre la cantante y la banda. El vestuario es lo primero que pone en la valija, luego ya no le importa demasiado qué más suma: “No soy de llevar muchas cosas, y cada vez trato de llevar menos, me doy cuenta lo lindo que es viajar sin nada de equipaje”.

Con una voz privilegiada, ocupa ese lugar en el sexteto que encabeza Daniel “Pipi” Piazzolla. Sin embargo, cuando se baja del escenario, no es de las personas que entona en la ducha. “Me la paso cantando en todos lados, así que en casa necesito silencio”.

¿Has estado en lugares emblemáticos para el arte en el mundo, como Londres y Brodway, qué tiene de distinto el escenario local,  ahora que están recorriendo Argentina?

Me gusta mucho tocar en el país. Es gente con el mismo código, también es más difícil, porque afuera nadie te conoce. Además en el exterior mi nombre estaba detrás de una obra, por ejemplo, Evita. Si bien tenía una gran responsabilidad, en el escenario me sentía más tranquila porque nadie conocido me veía. Acá siempre hay alguien. Además, Piazzolla es muy argentino, la gente lo conoce tanto, que sí o sí juzga. Es un desafío.

¿Proyecto Piazzolla es un viaje en el tiempo?

Es tomar un repertorio vanguardista de una época, reversionarlo con una banda que ya lo estuvo tocando y tiene la sangre Piazzolla. Pero yo lo siento como del futuro porque es darle un nuevo sonido a algo que ya era vanguardia.

¿Te hubiera gustado cantar con Astor?

No, me gusta con Escalandrum. Capaz me decía “así no, nena”, y después no quería cantar más. Me gusta lo que está pasando ahora,  es imposible de imaginarlo, no sucedió y no sucederá.

¿Es necesario encarar este tipo de proyectos para mantener vivo un legado?

Se sigue tocando Mozart. La revisión de la música es algo que pasa, las ganas de interpretar algo aunque sea viejo, a lo mejor aggionarlo o hacerlo como lo hacían antes, es muy lindo. Lo maravilloso es que Astor como compositores es genial y se ha transformado en un clásico. Por eso, sigue vigente, porque sigue causando emociones.

Sos una mujer entre seis hombres…

Nos encuentra a todos con familias, tenemos un recorrido profesional parecido, de muchos años, así que compartimos un  humor muy similar. Estamos muy relajados, y nos juntamos a hacer esta música genial. Incorporaron voz a su instrumental y por suerte encajamos. No hay  diferencias, tenemos los egos bien puestos, donde tienen que estar. Se da un clima súper copado.

¿Qué te gusta de cantar?

Hay algo que me eleva, me pone en un lugar de elevación muy fuerte. Justamente leía un libro de John Stainer que hablaba sobre la música y decía que es el único arte que está conectado al cuerpo astral, a la espiritualidad, la música está en el aire.  Me siento privilegiada de abrir la boca y sacar sonidos. Ahora que también estoy en un lugar de no necesitar ser la cantante de la banda, al contrario, trato de que se entienda la letra, pero también de encontrar la voz como un instrumento más en este trabajo. Me encanta, me conmueve, hay algunas de las canciones que son muy poderosas, como Preludio para el año 3001.

ELENA ROGER & ESCALANDRUM

Elena Roger & Escalandrum

Se presentan el viernes 12,  a las 21:30, en Quality Espacio.

Participá por el sorteo de DOS entradas en EL CLUB DE LA NOTICIA.

MULTIFÁCETICA

Elena Roger en su papel Evita. Gentileza.

Elena también es bailarina y actriz. Su papel más reciente en cine es en el film Nadie nos mira que se estrena el próximo 18 de mayo, mientras que en teatro, se consagró en la comedia musical con Evita y Piaf, actuación que la hizo ganadora, en 2009, del premio Laurence Olivier, los más prestigiosos del teatro británico, a la mejor actriz de musical. Como cantante lleva editados tres discos: En concierto recorriendo el rock nacional (2006); Vientos del sur (2008) y  Tiempo Mariposa (2014).

 

dai.garciacueto@enredaccion.com.ar

@daigarciacueto

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación:afondo.enredaccion@gmail.com