Mucamas, jardineros y ancianas humildes convertidos en “grandes empresarios”, otorgaron por escritura amplísimos poderes a un matrimonio que explota “a nombre de ellos”, un geriátrico en barrio San Vicente. Allí viven al menos 25 ancianos, atendidos por empleados que denuncian malas condiciones laborales y una serie de irregularidades que los organismos de control prefieren no mirar.

PARA SEGUIR LEYENDO

TE INVITAMOS A SUSCRIBIRTE

Periodismo comprometido, de calidad, y en profundidad.

De lunes a viernes, noticias, análisis, opinión, investigación y servicios de Córdoba.

Valor de la suscripción mensual: $ 63.

¿Querés suscribirte? Ingresa Aquí.

Más Información sobre la Suscripción Digital.

Ver Términos de Uso del Sitio.

Ver Términos y Condiciones de Suscripción Digital.