La UTA levantó el paro luego que los empresarios del transporte se comprometieron a pagar el aumento de septiembre. A cambio, reclaman incremento del boleto.

Finalmente culminó el paro luego de 10 noches sin servicio. Los empresarios pagarán el aumento salarial.

Después de diez noches sin transporte en todo el país, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) logró el compromiso de los empresarios del transporte de pagar el aumento de 5,7% pactado para los sueldos de septiembre. Por su parte, la Federación Argentina de Transportadores de Pasajeros (FATAP) planteó que es necesario la aplicación de incrementos tarifarios para poder garantizar el servicio. El acuerdo llegó poco después que en el Congreso, el gobierno nacional anunció la conformación de un fondo específico con recursos del incremento del impuesto a los Bienes Personales, una propuesta que ahora se afina con los diputados de los gobernadores del bloque Argentina Federal. Mientras, el sector patronal presionará sobre los gobiernos locales para obtener una actualización tarifaria.

VER MÁS ARTÍCULOS DE GUIDO FERRINI.

VER El gobierno nacional propone armar un fondo específico para asistir al transporte urbano.

VER El ajuste tiene cara de malo: el paro del transporte se agrava y en el fondo aparece el tema tarifario.

El intendente Ramón Mestre dijo ayer que por no prestar el servicio, se les labraron multas por 10 millones de pesos a las empresas de transporte de la capital cordobesa. Es decir, a razón de 1 millón por día.

Fuentes del sector empresario dejaron entrever ayer que el Ejecutivo municipal podría enviar un proyecto al Concejo Deliberante para autorizar un incremento de al menos 20 por ciento para cada viaje en la ciudad de Córdoba. Esto implicaría, que cada boleto pasaría a costar de 17,22 pesos a 20 / 21 pesos. Sin embargo no hubo confirmación del Ejecutivo en este sentido.

La FATAP dijo ayer en la Secretaría de Trabajo de la Nación que no cambiaron las condiciones que dieron motivo al inicio del paro, pero que resolvieron pagar el incremento a causa del agravamiento de la situación financiera que produjo el extenso paro nocturno de la UTA. En el acta que firmaron las partes, los transportistas afirman que “los compromisos oportunamente asumidos con la entidad gremial serán de imposible cumplimiento si no se adecuan las tarifas y no se continúa con los subsidios”.

A la par del paro, las empresas plotearon los ómnibus señalando que sin subsidios estatales, el boleto pasará a costar 40 pesos desde el 1° de enero, de lo contrario no podrían prestar el servicio.

En el presupuesto 2019 se eliminan los subsidios nacionales al transporte y se realiza una compensación fiscal a las provincias para que se hagan cargo del sistema. El punto es que en Córdoba, por ejemplo, la provincia anunció que continuará con su esquema de subsidiar al consumidor y no a la empresa, lo que implicaría para las empresas una pérdida de 750 de los 1500 millones que actualmente llegan al sistema por diferentes vías.

La mayoría de las grandes ciudades del interior son gobernadas por intendentes de Cambiemos y serían las más perjudicadas si se producen los incrementos que demandan los empresarios del sector. Para solucionar ese problema político el oficialismo y los gobernadores trabajan para darle forma al Fondo de Asistencia al transporte urbano. Unos y otros coinciden de dónde obtendrán los fondos -el incremento de Bienes Personales-, pero no se ponen de acuerdo sobre quien lo manejará.

guido.ferrini@enredaccion.com.ar

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL. La SUSCRIPCIÓN te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.