Son operarios de la fábrica de zapatos CADEIN, en Alta Córdoba. Temen ser despedidos y reclaman la "normalización" del pago de salarios.

Trabajadores de la empresa CADEIN protestan en defensa de la fuente de trabajo.

Trabajadores del fabricante de zapatos CA.DE.IN SRL. se encuentran apostados desde ayer frente a las puertas de la fábrica en Alta Córdoba en demanda de la preservación de los 64 puestos de trabajo, la “normalización” del pago de sus salarios e información fidedigna sobre el destino de la empresa.

VER MÁS ARTÍCULOS DE FABIÁN GARCÍA.

La medida se produjo luego de que les fuera comunicada la suspensión del total de los operarios hasta el miércoles próximo luego de haber hecho horas extras hasta el viernes último.

Denuncian que sus salarios no se pagan a través del sistema bancario, que cobran en cuotas y firman recibos que no son legales, que la mitad de la jornada laboral es abonada “en negro” y que los últimos tres aguinaldos (julio y diciembre de 2017 y julio de 2018) les fueron pagados con “mercadería” para vender.

A fines del año pasado, la empresa despidió a 70 trabajadores y no les habría liquidados las indemnizaciones que les correspondían, según señalaron los voceros de los empleados que están protestando.

Esta planta fabril se encuentra ubicada en el barrio de Alta Córdoba y produce zapatos y zapatillas de marca propia y para marcas de primera línea como La Dolfina, Batistella, Palo B, Insomnio, Gotardo, Falabella y AF jeans, entre otras.

La empresa se presenta en sus sitio Web como “Una empresa cordobesa con amplia trayectoria en la industria del calzado y la marroquinería”. Cuenta que fue “fundada en el año 2005 por el empresario Fabio Zanetti, y la empresa no ha cesado de crecer e innovar en el segmento, logrando la excelencia de sus productos, resultado de constantes inversiones en nuevas tecnologías, desarrollo y mano de obra calificada. (…) Además de producir marcas propias, cuenta con licencias nacionales e internacionales de reconocidas marcas, respondiendo a los más altos estándares de innovación y calidad”.

La protesta que llevan adelante se precipitó luego que los operarios observarán el sábado por la noche camiones cargados con mercadería y maquinas de producción saliendo de la fábrica.

El sector del calzado es uno de los más afectados por la apertura de importaciones. Según denunció la Unión de Trabajadores de la Industria del Calzado (Uticra), según datos del INDEC, en 2017 fueron importados 34,6 millones de pares, un 25,93% más que en 2016. Desde que asumió el gobierno del presidente Mauricio Macri, en diciembre de 2015, la industria del calzado despidió a 6 mil operarios, el 20 por ciento de un universo de 30 mil. A su vez, el sector industrial, en su conjunto, perdió el 7,4% de sus puestos de trabajo en el mismo período.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL. La SUSCRIPCIÓN te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.