La presentación de la marca electoral Hacemos Córdoba tiene dos lecturas, una provincial y otra nacional. El PJ cordobés cada vez más lejos del PJ nacional.

Juan Schiaretti y la selfie de campaña. Fue ayer, en una entrega de lotes en barrio Los Boulevares.

Juan Schiaretti y José Manuel De la Sota nunca se fueron del peronismo y siempre actuaron en la provincia como si el PJ fuera un partido provincial. El único momento donde el esquema no les funcionó fue sobre todo entre 2011 y 2015, con Cristina Fernández de Kirchner en el poder. Fue un tiempo convulsionado en las relaciones con el poder central. Con la llegada de Mauricio Macri a la presidencia en 2015, regresaron los beneficios de actuar como “liberos”. A favor, el gobernador ha tenido la necesidad del gobierno nacional de contar con aliados de peso político que le ayuden a lograr gobernabilidad y también, la vieja relación entre Schiaretti y los Macri, junto con las coincidencias ideológicas, esto es, la pertenencia al espacio neoliberal.

VER MÁS ARTÍCULOS DE FABIÁN GARCÍA.

VER El efecto Neuquén se traslada a Córdoba y Macri privilegia acuerdos con los gobernadores.

Ahora, el mandatario cordobés presentará una alianza local que le servirá para limar los márgenes de las dos formulas de Cambiemos, sobre todo con el GEN de Margarita Stolbizer, una dirigente y una fuerza política que disputa el mismo espacio no peronista de la alianza entre el PRO, la UCR y la Coalición Cívica. Dentro del nuevo combo ingresa sorpresivamente el Partido Socialista (PS), que históricamente ha sido crítico al modelo de Unión por Córdoba en la provincia y en su momento al PJ neoliberal; y luego, también, al PJ kirchnerista, por lo menos en su ala mayoritaria.

Se trata además de una alianza con escala nacional, ya que Alternativa Federal, un acuerdo de peronismo provinciales y partidos provinciales, como el Frente Cívico de Santiago del Estero, intenta levantar una opción electoral que se ubique entre el peronismo y Cambiemos. El problema central es que no ha podido encontrar un candidato con capacidad de desacomodar el esquema binario que sostienen CFK y Macri. Junto a Schiaretti se paran allí el gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, y el peronista rionegrino, Miguel Ángel Pichetto. Sergio Massa también se referencia en el peronismo neoliberal, sin embargo en las últimas semanas se perfila como un “libero”. El tigrense mantiene puentes abiertos con el PJ bonaerense y el kirchnerismo y nadie descarta en el mayor territorio provincial un acuerdo entre todos los peronismos. La carta de este sector es Roberto Lavagna, que no quiere ningún tipo de interna, y reclama que todos se reúnan a su alrededor con la expectativa de llegar con éxito al ballotage. Hoy, esa empresa parece imposible, pero está claro que su eventual desarrollo es un modo de frenar la potencial expansión de una candidatura presidencial de CFK, a la par de construir un PJ centrista.

Margarita Stolbizer y Alejandra Vigo en un encuentro de Lideresas, el pasado viernes, en Córdoba.

Desde ese punto de vista, Schiaretti con la alianza en Córdoba, se posiciona en los dos territorios y deja claro que no habrá acuerdo con el PJ afín al kirchnerismo ni con el kirchnerismo fuera de los límites provinciales. Aquí, ya hizo todas las incorporaciones al armado justicialista para vaciar el espacio K cordobés de peronistas, donde queda un puñado. Justamente, La Campora y el Partido de la Victoria tenían expectativas mayores pero todo indica que Schiaretti no abrirá las listas de diputados nacionales a dirigentes K.

La Campora y el Partido de la Victoria tenían expectativas mayores pero todo indica que Schiaretti no abrirá las listas de diputados nacionales a dirigentes K.

En el acto que se concretará este miércoles,  Schiaretti anunciará oficialmente la constitución de una nueva alianza, que además de los socios históricos de Unión por Córdoba, reunirá al GEN Córdoba y el Partido Socialista. La presentación formal se desarrollará en un hotel del norte de la ciudad capital.

La nueva coalición participará de las elecciones provinciales del 2019.

El GEN como el Socialismo coquetearon con Ricardo Alfonsín, pero finalmente se inclinaron por cerrar con este sector del PJ, que gana volumen de este modo. Los socialistas santafesinos esperan que este acuerdo pueda volcar jugadores del Frente Renovador al Frente Progresista de aquella provincia, ya que Schiaretti no cuenta con desarrollo territorial en aquella provincia. El socialismo constituyó el Frente con la UCR, el Partido Demócrata Progresista y sectores de la Coalición Cívica, pero Cambiemos se ha quedado con buena parte de la UCR de aquella provincia. Por eso, la necesidad del PS de avanzar en acuerdos con distintos grupos políticos para ensanchar su base de sustentación local, ya que el peronismo con la confluencia de todos los sectores y los candidatos del oficialismo nacional, terciará por la gobernación.

Además, si Hacemos Córdoba encuentra cauce nacional, el actual gobernador santafesino, Miguel Lifschitz, tendrá posibilidades de desarrollar un camino fuera de su provincia.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL. La SUSCRIPCIÓN te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.