Ahora Leyendo
Schiaretti se juega a todo o nada en la provincia y adelantó las elecciones al 12 de mayo de 2019

Miércoles 23 de Octubre de 2019

Schiaretti se juega a todo o nada en la provincia y adelantó las elecciones al 12 de mayo de 2019

José PIhen, Alejandra Vigo, Natalia De la Sota y el gobernador Schiaretti. Foto: Twitter.

El peronismo cordobés -como el de todas las provincias- ya había decidido separar la suerte territorial de la disputa nacional que, se resigna, será casi con seguridad entre Mauricio Macri y Cristina Fernández de Kirchner. Por eso, el gobernador Juan Schiaretti, decidió que la fecha fuera el domingo 12 de mayo. De este modo evitará quedar pegado a una eventual candidatura de CFK en el team peronista y los candidatos de Cambiemos tendrán que correr con una mochila de piedras en la espalda a causa de la recesión y la situación económica, que aún en el escenario más optimista, en esa fecha no tendrá resolución.

VER MÁS ARTÍCULOS DE FABIÁN GARCÍA.

Enredacción-Te contamos
Publi-Web-Muni-2

Lo de CFK es clave porque ninguno de los experimentos nacionales le han dado resultado al PJ neoliberal. Las encuestas muestran que se fortalece la opción de la ex presidenta frente a la de Sergio Massa o Juan Manuel Urtubey, lo que invalida cualquier opción que vaya por fuera del esquema armado por Unidad Ciudadana, el PJ bonaerense y el PJ de la mitad de las provincias, entre las que no se encuentra el de Córdoba. Schiaretti necesita diferenciarse de Cristina para sostener su idilio con los cordobeses de la Pampa Húmeda, un electorado que además comparte con Cambiemos.

Mientras que la crítica situación económica condiciona la capacidad política y electoral del gobierno nacional, al punto que el presidente Macri suma tanto rechazo como CFK. Sus candidatos en todas las provincias arrancaran las campañas con esa desventaja crucial. Para el PJ cordobés es un aditamento central, porque deja a su oposición principal sin el necesario empujón nacional, y lleva la confrontación a las virtudes locales. En ese terreno, el peronismo confía en la obra pública, en los intendentes propios y ajenos -la mayoría de las intendencias radicales convocará a elecciones por separado de las provinciales-, y en la alta imagen positiva de Schiaretti.

El tercer factor sería el del aprovechamiento de la imagen de José Manuel De la Sota. Es altamente probable que Schiaretti lleve a Natalia De la Sota como candidata a vice para prolongar los efectos vitamínicos del hombre que terminó con el reinado radical en Córdoba.

El tercer factor sería el del aprovechamiento de la imagen de José Manuel De la Sota. Es altamente probable que Schiaretti lleve a Natalia De la Sota como candidata a vice para prolongar los efectos vitamínicos del hombre que terminó con el reinado radical en Córdoba. La hija del ex gobernador fue medida desde el fallecimiento de su padre y los principales jugadores del PJ están convencidos que puede ser un complemento ideal de la figura de Schiaretti. Por dos motivos: electorales -se liga sin mediaciones el nombre del padre a la fórmula peronista- y políticos internos. Este último factor es tan o más relevante que el primero, porque permite unir a todo el peronismo sin fisuras.

Un cuarto elemento es el de las dobles candidaturas. La modificación del Código Electoral de este año, apuntó a que quiénes fueran candidatos a gobernador y vice, también fueran primer y segundo candidato de la lista a Legisladores provinciales. La idea puede graficarse como un doble candado: si la imagen del gobernador no es suficiente, tratar que candidaturas alternativas en el territorio de la centro-derecha como las de Beto Beltrán (Fuerza de la Gente) o Aurelio García Elorrio (vecinalista) debiliten el principal canal opositor local que componen la UCR, el PRO y el juecismo.

Martín Llaryora. Foto: Prensa Legislatura de Córdoba.

Hay un quinto componente que ha sido meneado hasta el cansancio estas últimas semanas, que es una eventual candidatura del diputado nacional Martín Llaryora a la intendencia de la capital cordobesa. Según han señalado fuentes del entorno del hombre de San Francisco, el vicegobernador en uso de licencia ha dicho que sólo se moverá del Congreso para ser candidato a gobernador, por eso, esa es una jugada de difícil concreción. Lo cierto, es que con él, el número uno del peronismo busca -esencialmente- evitar que Ramón Mestre pegue la elección municipal de la capital con la provincial. Llaryora, según las encuestas difundidas, podría poner en riesgo la ciudadela radical si el intendente juega todas las fichas al mismo día, pero por el momento se parece más a una operación política que a una realidad posible.

Mestre, por cierto, no tiene obstáculos para hacerlo. El artículo 138 de la Carta Orgánica Municipal fija que "(...) Las elecciones ordinarias para la renovación de la totalidad de las autoridades municipales tienen lugar, como mínimo, sesenta (60) días corridos antes de la expiración del mandato".

Olga Riutort, una de las figuras centrales de la elección de 2019.

Corren los radicales y el PRO con una ventaja, al menos hasta ahora: el peronismo no pudo cerrar el dilema que les genera Olga Riutort, la mujer que fue socia fundamental de la llegada del peronismo al poder en la provincia. Muchos sectores del PJ reclaman que la ex mujer de De la Sota sea candidata a intendente, pero Schiaretti no ha cedido en ese punto. El planteo de Riutort es que para ganar la ciudad, se necesita la unidad del peronismo y recorre la capital señalando que esa unidad debe imponerse de abajo para arriba para poder esquivar las lapiceras, eufemismo del "dedo" del gobernador. No se equivoca, para superar los 30 puntos, necesarios para saludar con "la V" de la victoria, el PJ no puede ir por carriles separados.

La fidelidad partidaria ya no es suficiente para poner un tren sobre las vías y eso vale tanto para el PJ como para la UCR / Cambiemos. Si los candidatos no responden a las expectativas sociales ninguna estrategia será viable.

Igual, hay que sumarle otro razonamiento a este escenario: en política, 2 más 2 no da 4, puede dar 3 o también 9. La sociedad puede votar en sentidos diferentes en dos elecciones en las que se juegan cuestiones distintas. Hay suficiente bibliografía al respecto. La fidelidad partidaria ya no es suficiente para poner un tren sobre las vías y eso vale tanto para el PJ como para la UCR / Cambiemos. Si los candidatos no responden a las expectativas sociales ninguna estrategia será viable.

Sin embargo, tiene más probabilidades de traccionar su candidatura provincial con el voto capitalino el radicalismo, que el peronismo. Y en la ciudad, el PJ podría disputar el gobierno si va unido y la alianza Cambiemos elije un candidato incorrecto. Aquí también tendrán incidencia las terceras fuerzas, como la de Tomás Méndez, un punto que no se considera suficientemente en los análisis oficiales. Son días decisivos los que vienen.

--

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

Ver también

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL. La SUSCRIPCIÓN te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.

--

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción