Finalmente, la sangre no llegó al río y el gobernador Juan Schiaretti consiguió el aval del presidente Mauricio Macri para negociar créditos que le permitirán construir hospitales y escuelas.

El gobernador Schiaretti y el presidente Macri en Paunny. (Archivo / Prensa Gobierno de Córdoba).
Municipalidad de Río Cuarto 3

El encuentro duró lo que un primer tiempo de un partido de fútbol. cuarenta y cinco minutos exactos. Fueron suficiente para dejar atrás algunas diferencias de momento y acordar dos cuestiones fundamentales: el aval de Nación a la toma de 300 millones de dólares por parte de la Provincia de Córdoba y la ratificación por parte de Macri del plan de obras públicas con fondos nacionales en territorio cordobés.

Schiaretti utilizó el trampolín de los almuerzos de la tradicional Fundación Mediterránea para que sus palabras llegaron sin edulcorante a la Casa Rosada hace poco más de una semana. Dijo entre otras cosas que la pobreza en Córdoba era culpa de las políticas nacionales, por la baja de la coparticipación y la política de subsidios. Fue en el tradicional almuerzo de la Fundación Mediterránea.

VER Con Dujovne como blanco, Schiaretti tomó distancia de la Nación.

Luego, la misma semana pasada alcanzó un acuerdo con el jefe de Gabinete Marcos Peña y el Ministro de Economía, Nicolás Dujovne, para asegurarse 400 millones de pesos que le descontaba la Afip mensualmente por gastos de administración y $ 300 millones de refinanciación de deuda.

Pero el acuerdo de ayer es sustancialmente más potente. Con la deuda de 300 millones de dólares que tomará el gobierno provincial, podrá encarar la construcción de cinco hospitales y 40 escuelas Proa, dedicadas a la alta tecnología en el nivel secundario.

Asimismo, Shiaretti le planteó a Macri la necesidad de que se haga en la provincia la red de fibra óptica, de 3.200 kilómetros, cuyo tendido se realizará a través de los gasoductos troncales.

El gobernador aseguró que el presidente ratificó el apoyo y compromiso con el plan de obra pública que se extiende en la Provincia.

El encuentro se extendió por 45 minutos y contó con la presencia del Ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio.

Córdoba es una provincia clave para el presidente con vistas a las elecciones nacionales de octubre. Las posibilidades de un resultado favorable dependen, en buena medida, de no despertar el “provincialismo” cordobés y para ese objetivo es fundamental evitar roces y confrontaciones. La presencia de Rogelio Frigerio, el ministro más político del gabinete de Macri revela esa intención.

Cómo comunicarse

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com