El programa provincial de Zoonosis lanzó la recomendación ante un caso positivo de la enfermedad en un perro hallado en la zona rural del departamento Río Cuarto. La vacuna es obligatoria para canes y gatos a partir de los tres meses de edad, con un refuerzo anual.

Ante la confirmación de un caso de rabia en un perro oriundo de la zona rural cercana a la localidad de Coronel Moldes, en el departamento Río Cuarto, el Ministerio de Salud de la Provincia, por medio del programa de Zoonosis de su área de Epidemiología, recordó a la población la importancia de que todas las mascotas tengan su carné de vacunación al día.

El caso corresponde a un perro de cuatro meses, el cual no había sido vacunado y que tenía antecedentes de posible contacto con murciélagos que se alimentan de insectos. Tras el comienzo de los síntomas de enfermedad, sus propietarios acudieron a un profesional veterinario, quien notificó la situación al área de Epidemiología y derivó las muestras correspondientes al Laboratorio de Zoonosis de la Provincia. El resultado fue positivo para rabia. Ante esa situación, se articularon acciones de control con la Municipalidad de Coronel Moldes.

La principal estrategia de prevención para esta enfermedad es la colocación de la vacuna antirrábica a todos los perros y gatos que se tengan por mascotas. Dicha vacuna es obligatoria y se aplica a partir de los tres meses de edad, con un refuerzo anual (una vez al año).

Desde el Programa de Zoonosis también se recomienda a la población realizar controles sanitarios periódicos a las mascotas con un profesional veterinario, corroborar que en los domicilios no haya presencia de murciélagos y, en caso de encontrar uno de estos animales caído, enfermo, muerto o agonizante, evitar tomarlo con las manos sin protección.

Asimismo, se recuerda a los profesionales médicos veterinarios indicar la vacuna antirrábica a partir de los tres meses de edad, con revacunaciones anuales. También realizar la correspondiente vigilancia epidemiológica de animales sospechosos y, ante la muerte o eutanasia de un animal con sintomatología nerviosa, enviar inmediatamente las muestras correspondientes para el estudio de rabia al Laboratorio de Zoonosis de la Provincia, en especial en los casos donde hubo exposición humana.

RABIA PARESIANTE

Paralelamente al seguimiento de este caso de rabia en un perro, el programa de Zoonosis del Área de Epidemiología continúa colaborando con el SENASA en la vigilancia laboratorial de otro tipo de rabia (paresiante) en distintas zonas rurales de los departamentos Tulumba, Ischilín y Cruz del Eje de nuestra provincia.

Las acciones de prevención están siendo articuladas con este organismo y los hospitales regionales, y se mantienen las recomendaciones a la población, especialmente en los departamentos del norte provincial:

-Notificar al Senasa sobre la mortalidad de animales con sintomatología nerviosa.

-Respetar el tiempo de prohibición de movimientos establecido por el Senasa.

-No realizar faenas a campo hasta pasados 30 días desde la vacunación.

-Vacunar el ganado siguiendo las indicaciones del SENASA.

-Vacunar a los animales de compañía a partir de los tres meses de edad, con revacunaciones anuales.

Notificar al SENASA sobre la existencia de colonias de vampiros. Los refugios de estas colonias generalmente son casas abandonadas, galpones, cuevas o troncos de árboles huecos. Se reconocen por la gran cantidad de materia fecal rojiza y con fuerte olor.

Consultas: Programa de Zoonosis, Área de Epidemiología. Ministerio de Salud de Córdoba. Rosario de Santa Fe 374, 2do piso. Hospital San Roque Viejo, ciudad de Córdoba. Teléfonos: (0351) 429-1349 / 434-1543. E-mail: epidemiologiacordoba@gmail.com

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com