Lo pidieron los diputados cordobeses Martín Llaryora (PJ) y Gabriela Estévez (FpV-PJ). La iniciativa cuenta con media sanción del Senado.

El diputado nacional del PJ cordobés, Martín Llaryora fue reelecto vicepresidente tercero de la Cámara de Diputados y reclamó tratar el proyecto para reincorporar a los despedidos de Fabricaciones Militares.

Los diputados Martín Llaryora (PJ) y Gabriela Estévez (Frente para la Victoria-PJ) reclamaron que el presidente Mauricio Macri amplíe el temario de las sesiones extraordinarias e incorpore el proyecto de ley que obliga al Estado a retomar a los trabajadores despedidos de las plantas de Córdoba y Santa Fe de Fabricaciones Militares. Lo hicieron durante la sesión de la Cámara de Diputados. Llaryora y Estévez hicieron uso de una “cuestión de privilegio” para poder expresarse en la cámara.

VER MÁS ARTÍCULOS DE GUIDO FERRINI.

VER Fabricaciones Militares: la historia de Luis Riva, un ingeniero especialista en ajustes.

VER Ajuste en Fabricaciones Militares: protestas contra los despidos en Villa María y Río Tercero.

VER Los “malos negocios” que perjudican las cuentas de la división química de la Fábrica Militar de Río Tercero.

“Cuando ustedes salgan, van a ver reclamando a trabajadores de Fabricaciones Militares y su sindicato, en donde muchos de sus compañeros han sido cesados en sus funciones”, planteó el legislador cordobés.

“Y después van a pedirle el voto a los cordobeses. Lo que me da esperanza es que desde que asumieron, en la provincia, bajó la imagen del presidente en un 40%”, disparó la legisladora kirchnerista.

El proyecto que obtuvo media sanción de la cámara alta, había sido presentado por el senador Carlos Caserio (PJ-Córdoba), con el apoyo de sus compañeros de bancada Miguel Pichetto (Río Negro) y Omar Perotti (Santa Fe).

La iniciativa establece que el Estado no podrá despedir por un año a más empleados de Fabricaciones Militares y a la vez establece la reincorporación de los 238 trabajadores despedidos entre diciembre y agosto pasados en las cuatro unidades fabriles estatales del país. De ese total, 151 fueron de las plantas cordobesas de Villa María y de Río Tercero. Los restantes 87 de la santafesina de Fray Luis Beltrán.

Llaryora señaló que “explicar lo que Fabricaciones Militares ha sido para el progreso y crecimiento de nuestro país, para el progreso y crecimiento del interior de la Argentina parece obvio (…) Fabricaciones no sólo ha dado trabajo por sí misma, o genera elementos estratégicos, sino que también son miles los puestos de trabajo conexos que se crean en cada una de las comunidades”.

Reclamó que “en el próximo temario de la sesión sí o sí se incorpore el tratamiento de la ley. No puede esperar, el Senado entendió de la premura, algo que los diputados compartimos, de esos trabajadores que están aquí afuera, por una ley que ya tiene media sanción (…)”.

la diputada kirchnerista, Gabriela Estévez, ayer en la sesión de Diputados.

Por su parte, Estévez puntualizó que “desde que la alianza Cambiemos gobierna, 610 trabajadores fueron despedidos en Fabricaciones Militares, además del cierre de la planta de Azul. Además, INTA, INTI, Secretaría de Agricultura Familiar, y FAdeA, que tienen una función estratégica para la economía y la soberanía nacional, sufrieron despidos masivos en estos tres años de la alianza en el gobierno, encabezada por Mauricio Macri”.

Agregó luego que “ahora van también por Aerolíneas Argentinas. ¿Y todo esto para qué? Para cumplir con el Fondo Monetario Internacional y pagar deuda. Ustedes están destruyendo puestos de trabajo y la matriz productiva argentina para pagar deuda. Una deuda que nadie sabe a dónde fue a parar. No han construido una sola escuela, un solo hospital. Ni hablemos de Universidades, a las que también quieren cerrar”.

LAS FÁBRICAS CORDOBESAS

RÍO TERCERO

Esta planta que fue volada en 1995 para ocultar el tráfico de armas a Croacia y Ecuador, es la más importante de las que sobrevivió. Llegó a tener más de 2 mil operarios antes de la presidencia de Carlos Menem y ahora trabajan 444. La planta química produce ácido nítrico al 98%, que es para uso militar y ácido sulfúrico y oleum. Mientras que la parte mecánica fabrica y repara vagones ferroviarios y puede fabricar y reparar cañones y producir proyectiles. Todas los otros posibles contratos con el Estado, tanto en el sector de Defensa como con otras áreas, están detenidos.

VILLA MARÍA

Tuvo alrededor de mil trabajadores hasta la crisis de 2001 y tiene 328. Aquí se elaboran pólvoras (para proyectiles y fuegos artificiales), dinamita y cipolet, un explosivo para minería.

guido.ferrini@enredaccion.com.ar

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL. La SUSCRIPCIÓN te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.