La iniciativa lleva la firma del legislador Juan Pablo Quinteros (Frente Cívico). En el equipo que lo asesoró participaron un médico y un abogado que son empleados de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC).

Luminarias Río Cuarto

“Alimentación saludable para los trabajadores de Córdoba” se titula el proyecto de ley presentado por el legislador provincial juecista, Juan Pablo Quinteros. Contó con el asesoramiento del médico Diego Caviglia y el abogado Carlos Cafure, ambos empleados de EPEC (Empresa Provincial de Energía de Córdoba).

La iniciativa propone en su alcance, la cobertura “a todo trabajador que se desempeñe en el ámbito estatal comprendiendo los tres poderes del Estado, los entes autárquicos, los descentralizados, los municipios y el sector privado”.

Entre sus objetivos se plantea “mejorar la alimentación de los trabajadores cordobeses, estimular en ellos el deporte y la recreación, para así prevenir la aparición de enfermedades propias de la inadecuada ingesta de alimentos y del sedentarismo, tales como la diabetes, la hipertensión, problemas circulatorios y sobrepeso, entre otros”.

También plantea que las empresas brinden a su cargo, desayuno y/o merienda diarios; y almuerzo o cena, según corresponda, en este caso a cargo de los propios empleados, elaborados en base a asesoramiento profesional. Además, obliga a que “todo empleador lleve adelante la firma de convenios con beneficios y descuentos especiales, con distintas instituciones, tales como gimnasios, clubes deportivos, natatorios y afines, para la realización de distintas actividades deportivas”.

En sus fundamentos explica que “debido a que son cada vez más frecuentes los puestos de trabajo sedentarios, y frente a la necesidad de litigar con las enfermedades que esto genera, está demostrado científicamente, la relación directa que existe entre el sedentarismo y la incidencia de determinadas enfermedades”.

Finalmente agregan que “nadie puede poner en tela de juicio a los grandes beneficios que traen aparejados en la salud de una persona, tener una buena alimentación en muchos casos con la necesidad de intervención de un médico nutricionista que se los sugiera, y las prácticas de actividades deportivas y recreativas, a tales fines. (…) Las mismas mejoran notablemente el estado de salud y la calidad de vida de los trabajadores; reducen el ausentismo laboral; favorecen la capacidad de decisión; aumentan el rendimiento y la productividad laboral; contribuyen al desarrollo de una cultura positiva y reducen la rotación de personal, entre otros beneficios”.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com