La ciudad de Córdoba tiene una mayor tasa de pobreza e indigencia que la de Rosario a causa de su estructura demográfica y laboral, según un estudio del CIPEES. Esto es, en los hogares en situación de pobreza vive una persona más en la docta que en la mayor urbe del Paraná. Una radiografía comparativa.

La fábrica de Fiat en Córdoba. La industria automotríz es un factor dinámico de la economía cordobesa.

Córdoba y Rosario tienen una cantidad similar de habitantes (1,4 millones contra 1,2 millones, según el Censo 2010) y una significación económica similar. Pero su estructura económica tiene algunas diferencias clave: Córdoba depende del complejo industrial metalmecánico y automotriz, mientras que  Rosario es la puerta de salida de la soja y las producciones agropecuarias argentinas. Las dos han competido siempre en todo, pero esta vez, la capital cordobesa salió peor parada en términos sociales: Aquí viven más personas en condición de pobreza e indigencia que en Rosario. Así lo señaló hace casi un mes el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) en el informe Incidencia de la pobreza y la indigencia en 31 aglomerados urbanos correspondiente al segundo semestre de 2016.

ENREDACCIÓN consultó a distintos economistas para conocer los motivos de este escenario y accedió a un informe del CIPEES (Centro de Investigaciones Participativas en Políticas Económicas y Sociales) que analiza la pobreza e indigencia en las dos ciudades a partir de datos que brindó el INDEC.

PUNTO DE PARTIDA

El escenario definido en general por el INDEC es el siguiente:

-En Córdoba es pobre o indigente el 39,52% de la población y en la principal urbe santafesina, lo es el 28,56%.

– Una diferencia de casi 11 puntos porcentuales para aglomerados históricamente similares.

-Son 617.924 cordobeses en situación de pobreza contra 344.796 rosarinos.

-Los indigentes también son más: 164.762 contra 48.617.

-Proporcionalmente, mientras en Córdoba hay casi el doble de pobres que en Rosario, entre los indigentes, Córdoba tiene el triple que Rosario.

LOS HOGARES CORDOBESES SON MÁS NUMEROSOS

Para el CIPEES, esto se explica en que “la mayor tasa de pobreza en el Gran Córdoba se debe a una diferente estructura demográfica de los hogares en condición de pobreza (mayor tamaño promedio del hogar y mayor tasa de dependencia de niños en hogares pobres en Córdoba respecto de Rosario) y una diferente situación económica general provincial (mayor exposición al desempleo y a la informalidad laboral particularmente en hogares pobres en Córdoba que en Rosario).

El desglose punto por punto del trabajo del CIPEES es el siguiente:

-Un hogar pobre promedio cordobés tiene 0,82 niños de 0 a 5 años de edad, y por otro lado, un hogar rosarino en condición de pobreza, sólo tiene en promedio 0,48 niños en el rango de edad citado. Esto denota una significativa diferencia respecto de la tasa de dependencia de niños de los hogares pobres entre Córdoba y Rosario.

-Otro dato llamativo, es que la ayuda social por hogar en condiciones de pobreza (en promedio) en el Gran Córdoba alcanzó al tercer trimestre de 2016 los $1.022, mientras que en el Gran Rosario esa variable rondó los $616 promedio por hogar en condición de pobreza. Es decir, a pesar de que, en el Gran Córdoba la tasa de pobreza fue significativamente mayor, la ayuda social a hogares en promedio fue un 65% más elevada, denotando la gravedad de la situación actual.

-Respecto de la cantidad promedio de asalariados que pertenecen a hogares pobres, mientras que en el Gran Córdoba ascendió en el tercer trimestre de 2016 a 1,26 en el Gran Rosario fue de 1,03. Sin embargo al observar el número de asalariados informales por hogar, se puede apreciar una incidencia mayor de la informalidad laboral en Córdoba, comparada con la existente en Rosario.

El puerto de Rosario. Gran parte de las exportaciones argentinas salen por allí.

-Cuando se analiza el número promedio de desempleados por hogar en condición de pobreza, no existen diferencias en los hogares de ambos aglomerados, alcanzado un valor de 0,38 por hogar, si bien, dado que el tamaño promedio del hogar pobre es mayor en Córdoba, esto implica una mayor incidencia en los hogares en condición de pobreza de dicho aglomerado.

-En cuanto al número de integrantes del hogar en condiciones de pobreza, mientras que en Córdoba indicaba un valor promedio de 5,83 miembros al tercer trimestre de 2016, en el caso del Gran Rosario alcanzó los 4,71 integrantes. Esto implica que los hogares en condiciones de pobreza del Gran Córdoba eran un 23 % más grandes. Este dato revela que los hogares cordobeses en tal condición poseen 1 miembro más en promedio que los rosarinos.

MÁS JÓVENES

Por su parte, el economista del Plan Fénix, Claudio Callieri, señaló a ENREDACCIÓN que “en el Gran Córdoba, comparativamente con el Gran Rosario, hay  52 mil menores de 17 años más y 38000 jóvenes más en la edad de 18 a 25 años. Esta mayor gravitación de la población joven sobre la población total, gravita sobre la cuestión distributiva, porque reducen la media de percepción de ingresos en los hogares. Adicionalmente, pareciera ser que una parte mayoritaria de esta población joven se sitúa en los tres deciles de menores ingresos”.

LA ESTRUCTURA PRODUCTIVA

El economista Santiago Montoya, además de haber presidido la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), integró los equipos del Ministerio de Economía en la década de los ’90. En esa época trabajó sobre el mapa de estructuras productivas. Montoya conversó telefónicamente con este medio y planteó su análisis sobre la base de dos planos, uno local y otro general. Su explicación es la siguiente:

-Hay una explicación local: Córdoba tiene precios de alimentos más caros. Hay un costo Córdoba asentado en su presión fiscal, que es más elevada y por lo tanto, impacta en la canasta básica. Otro factor, es que en Córdoba hay más empleo informal que en la provincia de Santa Fe. Se sabe que los puestos de trabajo informales aportan menores ingresos que los formales.

-Hay una explicación general: Córdoba y Rosario no son tan parecidas como parece. Son relativamente equivalentes, pero no iguales. El factor dinámico de la economía de Rosario es sobre todo el puerto, mientras que en Córdoba lo es la industria automotriz y de la construcción. Cuando se hizo la medición, en 2016, la industria automotriz producía menos unidades e incluso hubo suspensiones.  En cambio, en Rosario, el puerto con la eliminación de retenciones mejoró su nivel de actividad. Buena parte de la producción primaria del país sale por allí. En un punto, la quita y disminución de las retenciones, según el caso, produjo un efecto inmediato que beneficio al interior de las provincias de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires. Sin embargo, en Córdoba ciudad ese efecto no se sintió. Y en Rosario, sí, porque generó movimiento y actividad económica alrededor del puerto de Rosario, donde no sólo llega la producción santafesina sino de otras provincias y fundamentalmente de la llamada zona núcleo de la provincia de Buenos Aires, que representa un tercio de su producción. Esa mayor actividad económica dispara más empleo e ingresos, que se inflaron. A mi criterio, la economía de Rosario depende más del puerto que de la manufactura. Y la de Córdoba, más de la industria automotriz y metalmecánica y de la construcción. Estos dos sectores se vieron afectados el año pasado y por lo tanto, disminuyeron los ingresos de la población. Por eso creo que acá hay más pobres que en Rosario en este momento.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com