El equipo cordobés jugó un gran partido, pero no fue suficiente ante la efectividad del final de los correntinos, que se llevaron el duelo por 85 a 81 en un repleto Ángel Sandrín. El goleador del partido fue Dwayne Davis con 31 puntos, mientras que por el lado visitante, el interno Justin Keenan termino con 21 unidades. Con esta derrota, “La Gloria” queda casi sin chances de estar entre los tres primeros de La Liga Nacional.

Dwayne Davis lucha por llegar al aro correntino. Foto: La Liga Contenidos.

En un partido con un clima de final, y donde la intensidad fue una constante en ambos equipos, la ventaja definitoria la sacó el equipo correntino por su gran efectividad en el último cuarto. Instituto, que lideró durante gran parte del juego, pagó caro la falta de efectividad en el tiro de tres puntos, y tampoco encontró respuestas en un Dwayne Davis que se apagó en el cierre, ya que sólo anotó cuatro puntos en los últimos diez minutos de partido. A pesar de que San Martín logró dar vuelta el marcador con la fortaleza de Justin Keenan y la mano caliente de Federico Aguerre, “La Gloria” no se dio por vencida y tuvo dos oportunidades de mandar el partido a suplementario; primero en las manos de Santiago Scala (que venía de convertir un triple en la jugada anterior) y luego la responsabilidad le quedó a Luciano Gonzalez con diez segundos en el reloj, pero ambos no pudieron embocar la canasta.

A PURO REBOTE

En un primer tiempo parejo e intenso, Instituto logró sacar una diferencia gracias a una gran defensa sobre los internos “Rojinegros” y con un Davis iluminado en el costado ofensivo. El extranjero anotó 17 puntos en once intentos al aro, demostrando una agresividad que complicó a la defensa correntina. De todas maneras, la clave del período estuvo en la gran labor en ambos tableros del equipo de Facundo Muller; neutralizando a Jeremiah Wood y Keenan (entre ambos anotaron solo 8 puntos) y por el otro lado, la diferencia en cuanto a la cantidad de rebotes, ya que capturó 24 rebotes contra los 11 de San Martín.  Esto tuvo como consecuencia directa que Instituto convierta once puntos de segunda oportunidad, donde el aporte de Sam Clancy y Dennis Horner fue trascendental.

LAS RACHAS

La diferencia de este segundo tiempo fue el intercambio de rachas ofensivas, debido principalmente al cambio de estrategia de San Martín. El DT Sebastián Gonzalez, apostó por la dupla Keenan-Aguerre en la zona pintada y le dio buenos resultados. El aporte de Aguerre con sus triples tiempo fue clave, ya que forzó a la defensa albirroja a salir al perímetro y por lo tanto descuidar la zona pintada. Fue allí donde Keenan marcó la diferencia y encontró siempre o a un tirador abierto o una buena oportunidad para atacar en el uno contra uno.  Es decir que la estrategia de Muller de mantener un solo interno en cancha, para darle al equipo la posibilidad de tener más tiradores en cancha, no dio los resultados esperados en defensa. No solo eso, sino que Instituto no tuvo una buena noche en la zona exterior, ya que lanzó un 30% de triples.

Justin Keenan contra todos. Gran partido del interno de San Martín. Foto: La Liga Contenidos.

DAVIS DEPENDIENTE

El conjunto cordobés no tuvo un mal partido en ofensiva, pero dependió mucho de la inspiración de su estrella Dwayne Davis para romper una de las mejores defensas de La Liga. El extranjero convirtió 31 puntos, lanzando un 47% (11/23) de campo, pero no estuvo acompañado de otros anotadores, ya que sólo Luciano Gonzalez superó el doble digito con sus 12 puntos. En cambio en el conjunto “Rojinegro”, cinco jugadores terminaron en doble dígito y el banco de suplentes aportó 38 puntos versus los 21 que convirtió la banca de Alta Córdoba.

i.garciaiturriza@gmail.com

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com