Desde las 10 horas del sábado arranca la competencia de las 24 horas de Le Mans, una de las pruebas más importantes del automovilismo mundial junto al GP de Mónaco de Fórmula 1 y las 500 Millas de Indianápolis. Pechito clasificó 5° con el Toyota TS050 Hybrid.

Todos los pilotos participantes en la foto previa de la carrera. Entre ellos, Pechito López.

 

La Pole Position fue con record para el Toyota TS050 Hybrid número 7. Lo estableció el japonés Kamui Kobayashi. En la segunda jornada de la sesión de clasificación, disputada el jueves, Kobayashi marcó un tiempo de 3:14.791 con el que mejora en más de dos segundos el anterior récord, establecido con la actual configuración en la edición de 2015 por el suizo Neel Jani. Su asombrosa media de velocidad fue de 251,9 km/h. Kobayashi comparte el volante del Toyota número 7 con el británico Mike Conway y el francés Stephane Sarrazin.

Desde la segunda plaza de la parrilla comenzará otro Toyota, el número 8 del británico Anthony Davidson, el suizo Sébastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima, que acabó a 2.337 segundos.

Toyota intentará en esta edición resarcirse del drama vivido hace un año, cuando el coche de Davidson, Buemi y Nakajima se vio privado del triunfo por una avería a pocos minutos del final y cuando tenían la meta prácticamente al alcance de la vista. El triunfo fue inesperadamente para el Porsche 919 Hybrid de Jani, el germano Marc Lieb y el francés Romain Dumas.

La segunda fila está copada precisamente por los Porsche 919 Hybrid números 1 y 2. Neel Jani, esta vez con el británico Nick Tandy y el alemán André Lotterer como compañeros, marcó el tercer mejor registro a 2.468. Por detrás, cuarto a 3.276, el Porsche número 2 del alemán Timo Bernhard y los neozelandeses Brendon Hartley y Earl Bamber.

El tercer Toyota, el del argentino José María Pechito López, el japonés Yuji Kunimoto y el francés Nicolas Lapierre, saldrá quinto tras acabar a 3.834 de sus compañeros de marca.

La prueba en el circuito francés es dificultosa. En 24 horas, los pilotos recorren aproximadamente 5.000 kilómetros, en general en condiciones meteorológicas cambiantes y a velocidades que superan los 330 km/h., a la par que se adelanta y dobla constantemente a otros competidores. Es decir, llegar es un tema difícil y estar libre de incidentes también, dado que los vehículos con menos potencia corren en la misma pista y al mismo momento.

López durante la clasificación.

José María López hizo declaraciones a la revista Motorsport. “Creo que los más difíciles de pasar son los autos de GT, especialmente con los pilotos amateurs porque acá en Le Mans hay pilotos que no corren en el WEC, no tienen la experiencia que tienen los amateurs del WEC y es un poco más complicado, un poco más peligroso, así que hay que tener cuidado con eso porque la diferencia de velocidad es enorme y uno puede perder mucho tiempo”, apuntó.

También señaló que “a veces es mejor enfocarse uno mismo y no dejarse llevar queriendo hacer una gran vuelta o queriendo perder el menor tiempo posible porque intentar eso te puede llevar a golpear otro auto y hay que ser paciente, buscar un buen lugar para pasar y minimizar los riegos”, agregó.

Comienza uno de los desafíos más importantes del automovilismo mundial y uno de los sueños del piloto cordobés. Si bien será su primera participación aquí y deberá acumular experiencia, López es un competidor nato. Los dos pilotos que lo acompañan son tan inexpertos como él en Le Mans y eso los vuelve un conjunto vulnerable frente a sus compañeros de los Toyota N° 7 y N°8. Igual, en una prueba así, todo está abierto.

FROILÁN GONZÁLEZ ES EL ÚNICO ARGENTINO QUE GANÓ EN LE MANS

González triunfó en 1954 con Ferrari. Juan Manuel Fangio la corrió cuatro veces, pero nunca pudo completarla. Carlos Reuteman punteó la prueba en 1973, pero rompió el motor. Y Oscar Larrauri fue segundo en 1986.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación:afondo.enredaccion@gmail.com