Hoy a las 11, los bloques opositores, esto es todos los del PJ, Libres del Sur y el FIT sumaron fuerzas y convocaron a una sesión especial para tratar dos proyectos de ley que rechazan los aumentos tarifarios dispuestos por el gobierno. El bloque de Cambiemos tiene la llave para impedir los dos tercios que la oposición necesita para aprobar alguna de las iniciativas, pero la jornada promete un debate caliente.

La política tarifaria aplicada por el ex CEO de Shell y actual ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren serán el combustible de una sesión especial en Diputados. Fotod: Prensa Senado de la Nación.

Las tarifas prometen un miércoles caliente en la Cámara de Diputados de la Nación: la unión de los tres bloques en los que se encuentra dividido el PJ (kirchnerismo, Frente Renovador y Argentina Federal) permitió forzar una sesión especial donde el foco es el rechazo a los aumentos tarifarios dispuestos por el gobierno nacional. A las tres tribus del peronismo se le suman Libres del Sur, el FIT, los peronistas de San Luis y varios monobloques del PJ. Es improbable que este diversos agrupamiento consiga dos tercios de los diputados para aprobar alguna de las iniciativas, pero pondrá en claro los límites del salvaje modelo de transferencia de recursos en favor de petroleras y empresas de servicios públicos a través de los tarifazos.

VER Cabildo abierto contra los tarifazos y el recorte previsional.

Si el bloque de Cambiemos no sufre divisiones imprevistas, sus legisladores sólo deberán sentarse en sus bancas y, en todo caso, defender las políticas que aplica el gobierno nacional hasta que la munición opositora se desgrane y llegue la hora de la votación. Si están los 107 diputados del PRO, la UCR y la Coalición Cívica, no habrá freno a los tarifazos, ya que se requieren 169 votos sobre 257.

El bloque K tiene 65, Argentina Federal  34 y el Frente Renovador 17. En total, reúnen una fuerza de 116 diputados, a los que agregan 5 de Libres del Sur, 3 del FIT y 5 peronistas de los hermanos Rodríguez Saa, lo que hace un total de 129. También podrían agregarse dos monobloques del PJ de Santa Fe y el diputado socialista Luis Contigiani, permitiendo una cifra general de 132. Suficiente si no hay deserciones para obtener el quórum de 129, pero insuficientes para forzar la aprobación de iniciativas especiales como las que se proponen.

Sin embargo, la reacción del peronismo viene de la mano de una serie de hechos, además de la política tarifaria:

-El plenario de Gualeguaychú, impulsado por el senador Miguel Pichetto, junto a los gobernadores peronistas, permitió a este grupo acercar posiciones con el Frente Renovador de Sergio Massa.

-Las provincias del PJ, fundamentalmente La Pampa y Córdoba, se quejan de que no llegan como corresponde los recursos prometidos. En el caso de nuestra provincia, la demanda es de los intendentes que no perciben fondos para obras de infraestructura. Ayer estuvieron reunidos con el ministro del Interior RogelioFrigerio. Todos se fueron conformes del encuentro en la Casa Rosada, por lo que habrá que ver si el los diputados del PJ cordobés bajan al recinto.

-La intervención del PJ, que colocó en la primera fila al gastronómico Luis Barrionuevo, un hombre con más enemigos que amigos dentro del principal partido de oposición;

-Y la detención del ex gobernador jujeño Eduardo Fellner, que movilizó fundamentalmente a todos los gobernadores justicialistas en la presión para sacarlo del Penal de Comedero.

Luego viene la decisión de penalizar a Cambiemos por la política tarifaria, que produce quejas y reclamos de distintos sectores en todo el interior. Aquí hay dos iniciativas:

-El texto elaborado por Diego Bossio y Marco Lavagna, que propone que las tarifas se ajusten según el Coeficiente de Variación Salarial (CVS), es decir que los ajustes tarifarios deberán estar en sintonía con los aumentos salariales y no por inflación o precio del dólar.

-El proyecto del kirchnerismo directamente propone suspender los tarifazos.

Hasta el momento el bloque de Cambiemos ha mantenido su unidad. Sólo Elisa Carrio y el ex diputado nacional Ricardo Alfonsín han cuestionado los aumentos tarifarios y la política energética del gobierno, respectivamente. En principio, todo indica que pese a la disonancia no se sumarían a la acción opositora, que denunciará fuertemente el impacto de las tarifas de gas, electricidad y otros servicios públicos y pondrá sobre la mesa el poder de fuego que posee cuando canaliza sus planteos en unidad.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com