El ENARGAS realizó la solicitud para que el consumo residencial de gas natural del bimestre julio-agosto sea facturado en cuatro cuotas mensuales. La medida busca "aliviar a los usuarios” en un bimestre donde hay mayor consumo y que llegará a los hogares durante el electoral mes de octubre.

Municipalidad de Río Cuarto 3
La Galatea

El Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS) notificará en las próximas horas a las empresas distribuidoras de gas, un pedido para que facturen en cuatro cuotas mensuales, iguales y consecutivas el importe a pagar por el consumo residencial de gas natural del bimestre julio-agosto.

Se trata de las facturas que se emitan desde mañana viernes 25 de agosto hasta el 31 de octubre, en base a un requerimiento formulado por el Ministerio de Energía y Minería.

Fuentes de la cartera a cargo de Juan José Aranguren confirmaron esta decisión y la justificaron argumentando que “se trata de aliviar a los usuarios” por tratarse del bimestre estacional de más alto consumo de gas y consecuentemente de mayor impacto en el bolsillo.

De esta forma, en lugar de desdoblar el pago en dos cuotas mensuales, tal como ocurre desde los incrementos vigentes desde el año pasado, por este invierno se dará a los usuarios residenciales la posibilidad de pagar en cuatro cuotas, es decir que habrá un diferimiento del 50 por ciento del monto total.

Las dos últimas cuotas por el bimestre julio-agosto habrán de coincidir (y sumarse) con la factura del período setiembre-octubre, en general de menor consumo de gas.

La notificación del ENARGAS será remitida, entre otras, a las distribuidoras Metrogas, Gas Natural Fenosa y Camuzzi, y se indicó que la medida tendrá carácter de “excepcional”.

La decisión busca evitar, según las fuentes consultadas, el impacto que puede tener la factura de gas en el ánimo electoral, ya que los mayores consumos del año llegarán justo en el mes de octubre.

TARIFAZOS

El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, al finalizar ayer su exposición en el Consejo de las Américas, aclaró que en noviembre y diciembre se producirían subas en las tarifas de gas y electricidad. Indicó que este incremento sería inferior a los aplicados entre 2016 y el primer semestre de este año.

“Hacia fin de año se hará una revisión tarifaria (de los servicios de luz y gas) y todo va a depender de cuál sea el costo de la energía y el valor del tipo de cambio para definir cuál es la magnitud (de la actualización tarifaria)”, dijo Aranguren.

El funcionario habló con la prensa al terminar su exposición ante unos 250 empresarios en el Consejo de las Américas en el porteño hotel Alvear, donde trató de llevar tranquilidad a los usuarios de servicios públicos sobre cuál sería  el impacto que tendrían los nuevos ajustes.

“Quiero ratificar que esa magnitud (del eventual nuevo incremento tarifario) está  muy por debajo de lo que ya se ha hecho porque la parte más difícil de lo que es la readecuación del cuadro tarifario la hemos concretado en los últimos meses”, dijo.

Aranguren dijo además que el éxito estará  dado en el futuro cuando ya nadie necesite recurrir a un subsidio para la tarifa energética. En la actualidad, 4,3 millones de personas reciben un subsidio en electricidad, 2,1 millones en gas natural y casi 3 millones en gas licuado de petróleo.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com