Denuncian que el gobierno de Schiaretti envió de manera masiva notificaciones en las que ofrece beneficios tarifarios a vecinos que no califican para ello. Quien lo puso de relieve fue el legislador del Frente Cívico Juan Pablo Quinteros.

El gobernador Schiaretti, al firmar el decreto de la Tarifa Social Provincial, en junio de este año. Recién en octubre se la pretende implementar, a días de las elecciones.
Municipalidad de Río Cuarto-Parque Sarmiento

No suelen traer buenas noticias las notificaciones de EPEC que llegan bajo la puerta o que son depositadas en el buzón. Aunque puede haber excepciones a esta regla. Y eso es lo que parece estar sucediendo, al menos en apariencia, durante la semana anterior a las elecciones legislativas del 22 de octubre próximo.

Según denunció el legislador Juan Pablo Quinteros (Frente Cívico), el gobierno está distribuyendo de manera masiva notificaciones del programa “Tarifa Social Provincial”, donde asegura que brindará un beneficio sobre la tarifa de EPEC.

El legislador detalló que al momento de crearse el programa de “Tarifa Social Provincial”, el gobierno detallo requisitos que iban en consonancia con los de la “Tarifa Social Nacional”, en épocas del primer tarifazo resuelto por la administración de Cambiemos, con la firma del ministro de energía José Aranguren. Esa coordinación de programas determinaba que los beneficiarios de uno y otro plan deberían ser los mismos.

Sin embargo, apunta Quinteros, “de manera sugestiva, a sólo días de la elección de Diputados Nacionales y con el discurso del oficialismo cordobés haciendo eje en la ‘desproporción’ entre las tarifas que se pagan en Buenos Aires y las que se pagan en Córdoba, comenzaron a llegar a hogares de miles de cordobeses notificaciones a usuarios cordobeses”.

Tales notificaciones se dirigen al usuario del servicio de energía eléctrica de EPEC, con el supuesto fin de comunicarle que el hogar de ese contribuyente “ha sido evaluado y cumple con los requisitos de acceso al Programa Tarifa Social provincial, por lo cual recibirá el beneficio correspondiente al servicio de energía eléctrica”.

Sigue el comunicado señalando que tal programa “es un esfuerzo conjunto del Gobierno de la Provincia de Córdoba y la comunidad, para que Entre Todos ayudemos a las familias cordobesas que están atravesando dificultades económicas. Reciba Usted cordial saludo”.

El firmante de tan buenas noticias es el Ministro de Desarrollo Social de la Provincia Sergio Hugo Tocalli.

INCONSISTENCIAS

Sin embargo da la impresión de que el anuncio deberá ser chequeado por los destinatarios. Según señala el legislador que es espada del Juecismo en la Legislatura, resulta llamativo que tales notificaciones hayan llegado “a un gran número de usuarios que no reúnen los requisitos exigidos, ya sea por tener un ingreso mayor a dos salarios mínimos, o por contar con un auto con una antigüedad menor a 10 años de antigüedad”. Tampoco habían iniciado trámites para solicitar la eximisión parcial en el pago de una de las boletas más caras que pagan las familias cordobesas. Pese a esto, siempre según lo señalado por el legislador, estas familias “han recibido el aviso de poseer el descuento en la tarifa del servicio de EPEC”.

Si las familias no cumplen con los requisitos mínimos, aun cuando la notificación diga que va a ser beneficiario, no lo será, con lo cual se le está mintiendo a la gente”, sostuvo el legislador Juan Pablo Quinteros.

El día 5 de julio, desde el bloque presidido por Quineros, se realizó un pedido de informe al Ministerio de Desarrollo Social para que brinde detalles del programa. En él consultan acerca de sus requisitos, sus beneficiarios, como actuará el gobierno con los beneficiarios del programa anterior, “Tarifa Solidaria”. Sin embargo, el gobierno aún no ha respondido.

Por esa razón, para el legislador opositor este envío masivo de notificaciones sin demasiada consistencia no es otra cosa que una “acción oportunista y de mero efecto electoralista, ya que, si posteriormente las familias notificadas no reúnen los requisitos, una vez pasadas las elecciones, al analizar y cruzar de manera definitiva las bases de datos, muchos de los que hoy fueron notificados del beneficio serán excluidos del mismo”.

Quinteros no duda en considerar que se están utilizando “las necesidades de la gente para intentar juntar votos”.

En tal sentido, Quinteros señala que “aun cuando la notificación diga que va a ser beneficiario, si la familia no cumple con los requisitos” seguirá pagando la misma boleta de siempre, con lo cual considera que “se le está mintiendo a la gente”.

En el mes de junio se anunció el programa, las notificaciones están fechadas en el mes de septiembre y son enviadas masivamente a 7 días de las elecciones. “Viendo esto se entiende como, con los enormes presupuestos en programas sociales, no se obtuvieron nunca los resultados deseados”, concluyó el legislador.

Sumate al equipo y ayúdanos a contar lo que el poder no quiere.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com