No hubo acuerdo en la negociación que se realizó ayer y pese a la intervención del gobierno nacional, la UTA Nacional no accedió a negociar una pauta salarial para Córdoba. La medida ingreso en su quinto día. Fracasaron los taxi-bondi de la Municipalidad. Luz y Fuerza, SURRBac, Municipales y CTA se declararon en estado de alerta permanente y negocian con estatales, bancarios y AOITA para anunciar un paro provincial.

Marcelo Marín, delegado de AUCOR, habla a los manifestantes desde la explanada de la Municipalidad, custodiada por la Guardia de Infantería. Foto Mariano Paiz.

(Con la colaboración de Juan Carlos Domínguez). Parecía que había acuerdo en la extensísima reunión que se realizó en el Hotel Amerian, pero finalmente no hubo fumata blanca y el paro sigue, al ser ratificado en asamblea por los trabajadores del transporte urbano. El obstáculo central es la pauta salarial: la UTA Nacional se retiró de las deliberaciones afirmando que no tiene intención de abrir una discusión particular por los salarios cordobeses, porque ello implicaría abrir las puertas a los planteos de otras seccionales. Dicho de otro modo, debería salirse el techo salarial impulsado por el gobierno nacional para las paritarias de 2017, que ronda el 21%. Más allá de la posición de la UTA Nacional, ayer la UTA Rosario también demandó un incremento piso de 25%.

Ayer intervino directamente en la negociación el Ministerio de Trabajo de la Nación. El titular de la cartera, Jorge Triaca planteó distintas opciones desde Ginebra, donde se encuentra, con la intención de abrir un canal de negociación que destrabe el conflicto. El problema, es que no ingresa la cuestión salarial en el menú de la negociación.

VER EL DILEMA DEL AJUSTE.

VER COLECTIVEROS: UN CONFLICTO SINDICAL QUE ADELANTA EL NUEVO PAÍS.

Además de la solidaridad de los gremios cordobeses, ayer también llegó desde Buenos Aires, el ferroviario, Rubén “Pollo” Sobrero para manifestar su apoyo a los choferes. Estuvo acompañado por Liliana Olivero y otros dirigentes de los partidos de izquierda. Con Sobrero, el conflicto encontró algo de lugar en los medios de Buenos Aires.

El vicegobernador Martín Llaryora y el intendente Ramón Mestre, se reunieron anoche de urgencia para analizar el conflicto. Pese a la tensión y las acciones oficiales para aislar a los choferes, la medida ingreso en su quinto día y todo indica que su solución es compleja. La Municipalidad, como poder concedente, ha protegido la posición de las empresas prestatarias del servicio, de no negociar más que el 21% acordado en la paritaria nacional, que es a su vez, la posición del gobierno de Mauricio Macri y de la UTA nacional. El gobierno provincial se movió con firmeza, pero el objetivo de desgastar a los delegados con la rápida declaración de ilegalidad no surtió efecto y terminó agravando la disputa, porque las compañías enviaron unos 70 telegramas de despido y más de 200 intimaciones.

Anoche, Llaryora -a cargo del Ejecutivo por las vacaciones del titular, Juan Schiaretti- firmó un comunicado con el intendente Mestre. Dicen: “Solicitamos una intervención eficaz del Ministerio de Trabajo de la Nación y el gremio nacional de la UTA, ya que quedó claro que el conflicto en Córdoba es por la paritaria y la renovación de las autoridades del gremio en Córdoba”. También pidieron a los trabajadores que levanten la huelga y al Poder Judicial que intervenga, en lo que ya parece una estrategia, que es judicializar las protestas sociales.

LA NEGOCIACIÓN FALLIDA

Distintos sindicatos acompañaron ayer la huelga de los choferes. Foto Mariano Paiz.

En la reunión cumbre del Amerian había cuatro puntos en debate: el final de la intervención de la UTA Nacional a la UTA Córdoba; el descuento de los días de paro;  los 72 despidos; y el aumento salarial de 32%.

El primero de los temas se cerró rápidamente, porque el secretario de Interior Jorge Kiener planteo normalizar el gremio, desplazar al actual interventor Luis Arcando y nombrar un triunvirato.

Con los puntos dos y tres, no hubo acuerdo porque las empresas no quisieron retrotraer ninguna de las dos medidas que habían tomado, esto es, descontar los días de huelga y los 72 despidos en las cuatro empresas del sistema.

La cuestión salarial no se llegó a tratar porque Kiener tenía mandato del Consejo Directivo del gremio de no abrir la paritaria, que acordó un 21% de incremento para 2017, porque habilitaría que todas las seccionales plantearan cuestiones similares. Las empresas no abrieron la boca sobre el tema.

La delegada de la empresa Tamse, Érica Oliva, responsabilizó a la Unión Tranviarios Automotor (UTA) nacional por el fracaso de las negociaciones. En diálogo con Cadena 3, Oliva afirmó: “No estaban las cuatro patas de la mesa en el diálogo. Por parte nuestra, hubo toda la predisposición. Nos tuvieron desde las 10 hasta las 23, presos en el hotel Amerian, esperando que llegara la solución y nada. ¿Cuál era la salida? Tenía que presentarse un representante de UTA nacional. Todos sabemos que está el señor (Jorge) Kiener (secretario del Interior de ese gremio) en Córdoba. Pero no lo hizo. Y la Municipalidad, que es el poder concedente, no tiene ninguna intención de retomar este diálogo: no dio la cara”.

Resultado, anunció que “el paro continúa y se agudiza más. Muchos gremios nos están apoyando. Solamente faltaba la firma o el sí de la UTA nacional o de algún representante. Seguimos más firmes que nunca, porque hay otros sindicatos que nos apoyan”.

El ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, intervino en el conflicto y según fuentes de la Provincia, prometió que recibiría a los dirigentes sindicales cordobeses en Buenos Aires, pero este encuentro no está confirmado.

“ALERTA PERMANENTE”

Juan Monserrat (UEPC) y Marcelo Marín. Foto Mariano Paiz.

Representantes de diferentes gremios de Córdoba firmaron una declaración conjunta, en la que se declararon en “estado de alerta permanente” y no descartan realizar un paro provincial en apoyo a los choferes del transporte urbano de pasajeros. Los sindicatos que participaron del encuentro que se realizó en la sede del SURRBaC, fueron Luz y Fuerza, municipales, SURRBaC,  CTA de los Trabajadores, y UEPC, entre otros.

El secretario general del SURRBaC y de la CGT Rodríguez Peña, Mauricio Saillén, expresó que “esta lucha de los compañeros de la UTA la tenemos que apoyar, porque es lo que ya nos viene pasando a todas las organizaciones. (…) El apoyo es incondicional. Si tenemos que hacer una movilización, la haremos. Y, si hay que llegar a un paro provincial, también”, advirtió.

En el mismo sentido se expresó el titular de Luz y Fuerza, Gabriel Suárez:  “No se descarta (un paro provincial). Lo que se tienen que generar son las condiciones, porque uno puede tener intenciones, pero, si no lo aceptan todos los sectores no lo es”.

De acuerdo a las fuentes sindicales consultadas, ayer por la noche los gremios que firmaron la declaración iniciaron negociaciones con el SEP de José Pihen, los bancarios y AOITA, para avanzar en una medida de fuerza.

Los sindicatos participantes firmaron una declaración. Allí dicen:

“Estamos reunidos en estado de alerta permanente y en resguardo de la lucha de los compañeros choferes y su cuerpo de delegados”.

“Las organizaciones presentes manifestamos nuestra voluntad de acompañar la lucha de los compañeros en conflicto hasta las últimas consecuencias”.

“Estamos dispuestos a sostener la unidad en la acción para ponerle freno a este modelo de exclusión social que encabeza (Mauricio) Macri a nivel nacional y que en Córdoba tiene fieles exponentes”.

“Las organizaciones firmantes nos declaramos en estado de alerta permanente y esperaremos la resolución de la negociación que los compañeros choferes y sus delegados lleven adelante”.

“Nuestro compromiso en su lucha nos lleva a prometer nuestro esfuerzo para, de ser necesario, convocar a un paro y movilización provincial para ponerle freno a este modelo que viene por las conquistas del movimiento obrero, que viene por los convenios colectivos, que viene para judicializar la protesta obrera y encarcelar a los dirigentes, vienen por la destrucción del modelo sindical argentino”.

LAS CLAVES DEL DÍA 5

-Los choferes piden 32% de aumento, una cifra superior al 21% que pactó la UTA nacional en la paritaria.

-No circulan colectivos desde la 0 horas del lunes. Se ingresó en el quinto día consecutivo de paro.

-El Ministerio de Trabajo de la provincia decretó la ilegalidad de la medida de fuerza luego que los trabajadores no acataran la conciliación obligatoria.

-El gobierno provincial mantiene en alerta a la Policía y anuncio que podría tener refuerzos de la Policía Federal y Gendarmería para garantizar la seguridad.

-El intendente Ramón Mestre intenta quebrar el paro con la convocatoria a Taxis-Bondi, que lleven pasajeros por 15 pesos, pero fracasó.

-Ayer, las negociaciones impulsadas por el Ministerio de Trabajo de la Nación tampoco avanzaron porque no se discutió la cuestión salarial.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com