Ahora Leyendo
“Mobbing” en la Policía: la denunciante en su casa y los jefes denunciados trabajando

Viernes 04 de Diciembre de 2020

“Mobbing” en la Policía: la denunciante en su casa y los jefes denunciados trabajando

J.S., la cabo primera que denunció por hostigamiento laboral (mobbing) a su jefe, el comisario José Gómez, titular de la comisaría 5° de San Vicente, y a su pareja, la suboficial, Marta Inés Valenzuela, responsable de personal de la misma dependencia, reveló que el Tribunal de Conducta Policial no citó a ninguna de las partes involucradas en el caso y que los acusados continúan trabajando.

Enredacción Socios

“La denuncia tiene más de un mes y todo sigue igual”, le dijo a ENREDACCIÓN la suboficial. “No me han llamado para ratificar la denuncia, no han convocado a nadie en la comisaría, y los jefes que me hostigaban, siguen trabajando. En cambio, yo estoy sin poder trabajar, aún con licencia psiquiátrica por angustia y ataques de pánico a causa de las situaciones que viví y del miedo que me genera poner en peligro la vida de mi hija”, explicó la mujer desde su casa.

Manula

“Soy sostén de hogar, mi ex pareja no tiene trabajo, no puedo estar sin trabajar. Desde el mes que viene voy a perder el 30% de mi sueldo por llegar al tope de las licencias. Quiero volver a trabajar, no estoy para afrontar todo sola; soy la que le compra todo a mi hija, la que la cuida, no tengo opciones”, continúa diciendo.

La mujer tiene una hija de 12 años que padece parálisis cerebral con diagnóstico de Agenesia del cuerpo calloso, epilepsia  y trastorno del espectro autista”.

Mackentor

Detalla J.S. que la niña “es totalmente dependiente, ya que toma medicación para epilepsia, se alimenta por biberón y usa pañales, explicándole de una forma práctica que es un bebe que mide 1,40 metros y pesa 40 kilos al cual tengo que asistir en todo momento. Dicha medicación debe ser suministrada cada doce horas siendo a las 7.30 y 8:30 por la mañana, y por la tarde 19:30 y 20:30 por lo cual se me dificulta trabajar por la mañana”.

También le había dicho a este medio que "cuando empezó la.pandemia presenté los certificados médicos de mi hija, que es paciente de riesgo, y me autorizaron trabajar de 14 a 19 horas en la comisaría (Atención al público) y el resto de la tarea en mi casa (para el departamento de Personal y otras tareas). Antes de eso, tenía la autorización de la Dirección y del Departamento a retirarme si surgía algún problema de mi hija, porque los jefes saben cómo trabajo y lo que otros hacen en horas, yo lo hacía en menos tiempo. Siempre me esforcé para hacer lo mejor, porque yo dependo de la buena voluntad de ellos, de los jefes".

Lo cierto, es que la suboficial había podido compatibilizar los horarios de trabajo con los cuidados de su hija, que son especiales, hasta que llegó la nueva responsable de personal de la comisaría 5° a principios de septiembre. Justamente, el detonante de la persecución, agresiones psicológicas y maltrato verbal, habría sido justamente el planteo de cambio de horario, al que la mujer no quiso acceder. “Me pidió que fuera de 7 a 15 y después de 7 a 14. Yo le dije que no podía, porque no tengo a nadie que pueda cuidar a mi hija”.

Más allá de la denuncia contra Gómez y Valenzuela por "mobbing" (hostigamiento laboral), J.S. ha estado expuesta a la falta de una política específica de la institución policial para situaciones de este tipo. Esta mujer se ha visto obligada a “negociar” con cada uno de sus jefes de manera permanente. Tampoco es el primer caso de violencia laboral y de género en la Policía. Este medio ya reportó varias denuncias, en las cuales el Tribunal de Conducta parace seguir como política la dilación.

VER Mobbing en la Policía: Denuncian presiones a los testigos de un caso y piden el pase a “pasiva” del comisario Caporali.

VER Acoso sexual de un comisario a una cabo 1°: “Qué ganas de ponerla, vamos un ratito para la pieza…”.

VER Subcomisario acusado de violencia familiar y que no puede usar el arma reglamentaria, fue designado como jefe en Devoto.

Aquí no se menciona el nombre completo de la denunciante para proteger la identidad de su hija. Según consta en el expediente, cuenta con una antigüedad de catorce años y 10 meses y en la comisaría 5° trabaja desde marzo de 2019: “Cumplo mis funciones en atención al público y, en la actualidad, me encontraba colaborando en la oficina de personal debido a la falta de efectivos para realizar la tarea”.

Ver también

>> ALGUNAS DE LAS AGRESIONES VERBALES DENUNCIADAS

“(Valenzuela) manifestó que teníamos que estar disponibles las 24 horas porque el área es así, que si no respondíamos los mensajes por tener el teléfono roto teníamos que salir a comprar uno porque teníamos que estar disponibles para cualquier requerimiento”.

“Al NO querer sumarme a un grupo de Whatsapp, Valenzuela manifestó: "Afuera te espera el balde y la escoba que es para lo único que servís". (...) Informándome que estaba en conocimiento el Comisario (Gómez).

--

>> Si estás de acuerdo con el periodismo crítico y comprometido, te invitamos a asociarte a ENREDACCIÓN, el sitio de noticias con información de Córdoba: INGRESÁ AQUÍ.

>> También podés comprar libros, información y cultura en La Tienda de ENREDACCIÓN.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción