Sábado 28 de Noviembre de 2020

Mobbing en la Policía: un juez dispuso que dos comisarios cesen actos de violencia contra una sargento que los denunció

El juez de Primera Instancia de San Francisco, en la provincia de Córdoba, Andrés Peretti, dispuso la restricción de acercamiento “recíproco” entre el comisario inspector Rubén Caporali y el comisario Ariel Figueroa, con la sargento Mariela Chávez. Por lo tanto, la Policía deberá disponer medidas para que no trabajen juntos. La mujer denunció hostigamiento laboral por padecer obesidad y discriminación por su condición de mujer.

Enredacción Socios

Mientras el planteo administrativo duerme “el sueño de los justos” en el Tribunal de Conducta Policial desde el pasado 1 de septiembre, una reciente presentación judicial realizada por Chávez con el patrocinio del abogado Norberto Vaca tuvo esta resolución con fecha del pasado viernes 6. El escrito lleva la firma del juez Peretti y el prosecretario César Hugo Re.

Manula

La sargento tiene 34 años, dos hijos, y es oriunda de la misma ciudad de San Francisco. Ingresó a la fuerza policial hace diez años y se desempeña en el Centro de Control Operativo (CCO) de la Unidad Regional Departamental San Justo. En el contexto de la denuncia, señala que padece un problema de hipotiroidismo, que sería el causante de su enfermedad.

El juez Andrés Peretti.

Peretti resolvió “disponer por el plazo de seis meses a computar desde la notificación de la medida, la prohibición recíproca entre Comisario Inspector Rubén Caporali  y el comisario Ariel Figueroa y Mariela Chávez, de presencia en el domicilio o residencia, estudios, de esparcimiento, u otros lugares que frecuenten”.

También impide “a los nombrados (Caporali y Figueroa) todo tipo de comunicación, por cualquier medio: verbal, telefónica, personal, incluso por medios informáticos o cibernéticos, o por interpósita persona, como asimismo relacionarse, entrevistarse o desarrollar cualquier conducta similar y que implique tomar contacto entre sí, todo bajo apercibimiento del artículo 239 del Código Penal y 17 de la Ley 10401 (Ley de protección Integral a la víctimas de violencia de género)”.

Mackentor

El artículo 239 aborda la desobediencia a la autoridad e indica que “será reprimido con prisión de quince días a un año, el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquel o en virtud de una obligación legal”.

Además, el juez intima a los dos comisarios, “al cese inmediato de la violencia directa y/o indirecta de carácter institucional, psicológica, laboral, y/o económica/patrimonial que se estuviere ejerciendo sobre la señora Chávez”.

Insta a la Policía de la provincia para que “arbitre los medios necesarios que compatibilicen la jornada laboral” de Caporali, Figueroa y Chávez “en atención a las medidas cautelares ordenadas”. Es decir, que no pueden tener contacto de ningún tipo entre ellos en el ámbito laboral, por lo que la Policía deberá organizar la tarea para que no desarrollen sus tareas en el mismo horario.

Suma que la Policía debe garantizar que “la denunciante no vea mermados sus ingresos económicos, y que mantenga su posición de trabajo, mientras duren las medidas preventivas dispuestas por este Juzgado”.

Por último, libra oficio a la Fiscalía de Instrucción “a fin de que tome conocimiento de los hechos denunciados ante la posible comisión de hecho/s delictivo/s y a los efectos que hubiere lugar”.

QUÉ DENUNCIÓ LA SARGENTO

Chávez reveló en el escrito al que accedió ENREDACCIÓN que “en reiteradas conversaciones extraoficiales con el personal, el mismo Caporali pone de manifiesto un claro distanciamiento (por llamarlo de alguna manera) al personal que cumplimos funciones en las dependencias no operativas, denominadas “oficinas”. Lo cual no es cierto, porque desde mi función específica, el control de móviles, de cámaras de seguridad y del botón antipánico, son funciones complementarias e inseparables de las operativas cien por ciento”.

A ello agrega que “(Caporali), siempre de modo despectivo, se manifestó en contra de las persona que comen carbohidratos, exponiendo su postura en cada oportunidad que puede”.

“Similar comportamiento tiene el comisario Ariel Figueroa. En este sentido, a comienzos del presente año, comenzó a llamarme “gordita” de una forma llamativa, inadecuada y que no era para nada amigable o (en condición) de compañero de trabajo, en especial por no tenerle confianza y porque al provenir de otro destino, no tengo relación  alguna”.

Más adelante detalla una serie de episodios en los que describe el trato discriminatorio que sufre:

-Hace aproximadamente dos meses, el comisario Figueroa, quien siempre se encuentra con el comisario inspector Caporali, llama al teléfono de emergencias “101”, donde es atendido por la sargento primero Ximena Oviedo, a quien le dice: “Decile a la gorda esa que saque el móvil a la calle”. Esto lo dice en razón de que me encontraba realizando la descarga de datos de los móviles que tienen sistema de cámaras. Luego, ese mismo día, un poco más tarde, se hace presente Figueroa, quien es entrevistado por Oviedo, quien le expuso que esa no era forma de llamar a una persona, que yo tenía nombre. (La repuesta fue el) silencio del jefe”.

Decile a la Gorda esa que saque el móvil a la calle” (Figueroa a la cabo Oviedo, en referencia a Chávez).

-El día 28/07/2020, me encontraba recargada (en un operativo), de 12:00 a 16:00, en el acceso Norte a la ciudad de San Francisco, denominado acceso “Maipú”, instalado por el COE de esta ciudad, del cual participamos personal policial, de salud y municipal en forma conjunta, justamente con el fin de detectar ingresos anómalos a la ciudad y evitar la propagación el COVID19. Aproximadamente, a las 14:00, se hace presente en control de acceso, proveniente de la ruta provincial N° 1, en sentido N-S, un automóvil color blanco, marca VW Gol, por lo que el personal municipal encargado de puesto, Rubén Álvarez, se acerca al mismo. Al llegar al lugar, observo que se baja la ventanilla del rodado, detectando que se encontraba el comisario Inspector Caporali acompañado de una mujer rubia. Comienza a hablar con el Señor Álvarez luego de saludarme desde el interior del auto y comenzar a gesticular, cosa que le resté importancia porque no pensaba que se trataba de mí la conversación. De todas formas me extrañó que el personal municipal estuviera tanto tiempo hablando con el Señor Jefe. (El auto donde viajaba Caporali era) un móvil policial y  había una mujer que estimo es civil y no pertenece a la fuerza. (Luego) se retira del lugar el móvil conducido por el oficial jefe y se me aproxima Álvarez, notando que se encontraba enojado y sin que le preguntara algo me dijo que le realizó todas las preguntas debidas, pese a que se identificó como jefe policial, porque de manera despectiva y dirigiéndose hacia mí le dijo: “Viste cómo en la Policía las mantenemos bien alimentadas”. (Álvarez) me comentó que esto le cayó muy mal, porque lo hizo burlándose de una condición, que no podía tratar así a los compañeros de trabajo y que dicho trato no era el debido”.

Viste cómo en la Policía las mantenemos bien alimentadas” (Caporali a un empleado municipal, en relación a Chávez).

Sobre el último incidente, la policía cuenta que “en un primer momento lo asimilé y no dije nada. Luego de terminada mi función y al regresar a mi casa irrumpí en un llanto profundo por la denigración a la que me encontré y me encuentro sometida y en especial por lo expuesto –ante civiles–, de parte de un jefe, de mi condición. Esto lo hablamos en mi familia y decidimos que no se puede permitir porque nos hace mal a todos, por ser reiterativo y direccionado. En definitiva es un acto discriminatorio por mi obesidad”.

>> QUÉ ES EL MOBBING

El "mobbing consiste en una agresión psicológica con una dirección específica hacia la víctima con una intencionalidad subjetiva y perversa de generar daño o malestar psicológico, su destrucción psicológica y/o su egreso de la organización empresarial. Se trata de un proceso destructivo sutil que tiende a desacreditar o dañar al trabajador; es un atentado a la dignidad, a la salud física y psicológica del trabajador”.

Ver también

>> COBERTURA

VER Mobbing en la Policía: Denuncian presiones a los testigos de un caso y piden el pase a “pasiva” del comisario Caporali.

VER Mobbing en la Policía: El PJ mandó a comisión un proyecto de repudio, pero no se sabe cuándo será tratado.

VER Mobbing en la Policía: La presidenta del Tribunal de Conducta se defendió del pedido de apartamiento.

VER “Mobbing” en la Policía: Piden apartamiento del jefe de la Regional y de la presidenta del Tribunal de Conducta por "amistad íntima".

VER San Francisco: Presentan proyecto de repudio al “mobbing” y discriminación contra la sargento de Policía.

VER Piden la remoción de los jefes denunciados por “mobbing” y discriminación contra una policía que padece obesidad.

VER Una policía con obesidad denuncia a sus jefes por "mobbing" y discriminación por su condición de mujer.

--

>> Si estás de acuerdo con el periodismo crítico y comprometido, te invitamos a asociarte a ENREDACCIÓN, el sitio de noticias con información de Córdoba: INGRESÁ AQUÍ.

>> También podés comprar libros, información y cultura en La Tienda de ENREDACCIÓN.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción