Conéctate con nosotros

Hola que estas buscando

Básquet

Los secretos de Victoriano, el DT del campeón: “El equipo está por encima de cualquier individualidad”

El DT de Instituto, lucas Victoriano, con la copa de campeón de la LNB. (Foto: Matías García / LNB).

Lucas Victoriano tiene 44 años y siempre fue un paso adelante de todos. Este tucumano es el DT que llevó a Instituto a alcanzar su sueño de conquistar su primera Liga Nacional de Básquet en esta edición 2021/2022. Es también, el primero en ser campeón como jugador (Olimpia de Venado Tuerto, en la temporada 1995/1996) y como técnico, en 38 años de vida que tiene esta competencia. Reconoce que hay conexiones entre su etapa de jugador, donde su “cabeza” y capacidad atlética le daban una enorme dinámica, y la de DT: “No me ciño a lo que ya está hecho si veo que puedo hacer algo nuevo”.

El hombre que condujo a La Gloria de Alta Córdoba, con un plan y un convencimiento inmenso, atiende a cada uno de los compromisos que tiene como fruto del campeonato obtenido frente a Quimsa de Santiago del Estero, mientras se prepara para partir a reencontrarse con su familia, que vive en Madrid, España.

Victoriano que sonríe mucho más que otros técnicos de básquet, se subió al mundo Instituto en Junio de 2021 y consiguió dos títulos: El Súper 20 y la Liga Nacional. Ahora quiere renovar “retos” y dice que La Gloria tiene que armarse para competir tanto en la Liga 2022/2023 como en la Liga de las Américas.

Antes de llegar a Córdoba, había dirigido al CB Pozuelo de España, entre 2015 y 2017; Estudiantes de Concordia, en la temporada 2017/2018; y Regatas de Corrientes en la 2018/2019. Como jugador es uno de los integrantes de la Generación Dorada, aunque no pudo participar de los Juegos de Atenas 2004. Además de la Selección, jugó en Olimpia, Lanús, Belgrano de Tucumán, e Independiente de Tucumán, donde se retiró en 2013, en nuestro país; Real Madrid, Caprabo Lleída, Casademont Girona y CAI Zaragoza, en España; y Bingo Sinai Montecatini y Euroride Scafati, en Italia.

Durante la conversación con ENREDACCIÓN cuenta como armó a este Instituto que fue capaz de superar los obstáculos que se le presentaron durante la temporada y las dos series definitorias, ante San Martín (3-2) y Quimsa (3-2), y la filosofía con la que se mueve su cuerpo técnico.

Río Cuarto 2

¿El estilo de Instituto en cuánto se parece al tuyo como jugador? ¿El equipo es muy dinámico, como era tu juego de base?

Nunca lo había pensado así, pero sí soy una persona a la que le gusta improvisar y no tener miedo a los cambios. Que si veo que algo es conveniente, lo hago. No me ciño o me rijo a lo que ya está hecho si veo que puedo hacer algo nuevo. Y en eso, sí lo podemos traducir del juego de jugador al de entrenador.

¿Cuándo te diste cuenta que le podían ganar la serie a Quimsa?

La primera sensación fue durante el primer partido, que estuvimos, sin jugar bien, a punto de ganar. Perdimos por una bandeja, en la última posesión. Y la siguiente, lo vi en el tercer partido que ellos nos ganaron, que ellos jugaron muy bien y nosotros muy mal, pero los que hicieron cambios fueron ellos. Nosotros no cambiamos la manera de defender y ellos tuvieron que cambiar su manera de defender, cosa que no lo habían hecho en todo el año. Por lo tanto, el equipo no estaba preparado para hacerlo de forma constante y efectiva y ahí me di cuenta que podíamos ganar.

Telecom22

¿Cómo construiste este proyecto para llevarlo hasta el título?

Nosotros somos un cuerpo técnico que venimos desde hace cuatro años juntos, que sabemos que jugando el básquet moderno se necesita mucha intensidad, toma de decisión rápida y para eso hay que entrenar tomar decisiones a esa velocidad. Mantener el estado físico siempre, y sobre todo en la recta final. Con ese plan hemos venido acá, lo hemos presentado, lo hemos peleado, hemos puesto una filosofía que no hemos torcido en ningún momento. Entonces el tren salió de la estación inicial, el que quería se subía, el que quería se bajaba, y la verdad que los chicos hicieron un gran trabajo y un gran esfuerzo. La planificación salió bien porque llegamos óptimos al momento decisivo de los torneos importantes. Jugamos dos, los ganamos a los dos. En el primero, el Súper20, que era más corto, fuimos el primer equipo que empezó la pre-temporada, por lo tanto estábamos muy bien físicamente; y después, en la Liga que es muy dura y nos pasó de todo, muy cruel, hemos llegado al final de temporada con todos los jugadores disponibles al 100 por 100. Es decir, que la planificación, en ese sentido estuvo buena y creo que luego, los que hacen diferencia son los jugadores. Tenemos jugadores comprometidos que no pusieron excusas y hoy son merecidos campeones.

El festejo del campeón Instituto. (Matías García / LNB).

Vos dijiste luego del partido de la final, que la diferencia entre uno y otro equipo había sido la fortaleza mental. ¿Se prepara a un jugador para poder responder adecuadamente en esas circunstancias límites o es fruto de la característica de los jugadores que vos tenías?

Lo principal tiene que ser fruto de los jugadores, que sean jugadores con personalidad, que no tengan dudas de hacer cosas y que sean valientes. Después, obviamente, se va preparando una identidad de equipo, con los roles y mostrar cómo se entrena todos los días. Luego, nosotros pasamos un montón de situaciones difíciles, adversas, que pudimos solventarlas porque el equipo era muy unido, porque no ponía excusas y porque sabía que había convivido con malos momentos. Por ahí, la diferencia con Quimsa fue que su mal momento de la temporada sucedió en la final, entonces no se conocían de antes. Lo otro, que las localías de esta final fueron muy raras. Nos pesó a nosotros en el tercer partido acá en Córdoba y en Santiago era un lugar difícil de ganar, sólo habían perdido dos veces en toda la temporada y nosotros le ganamos dos en cinco juegos y casi le ganamos un tercero que fue el primero de la serie. La localías, fueron medio traicioneras este año y habrá que analizar por qué. Yo creo que la gente estaba muy deseosa de un espectáculo de estos, el año pasado se jugó en burbuja, el año anterior se había suspendido el torneo. Este año, la gente volvía a la cancha, se llenaron todos los estadios y tal vez haya sido por eso. Pero la verdad, la localía, en este caso, no fue tan fuerte como la historia dice, por eso este año se rompe por primera vez esa ventaja que tenía el local, que ganaba siempre los partidos definitivos. Esta es la primera vez que gana un visitante.

¿Cómo se construyó la identidad y la unidad de Instituto?

Se va alimentando todos los días. Parte del respeto, hay muchos factores que son los que le dan identidad a un grupo. El hecho de que todos tengamos ganas de ir al mismo lugar ya es una cosa importante. Después, el respeto hacia el trabajo personal y del otro. Si yo veo que estoy trabajando 100 por 100 y mi compañero no, el grupo se resiente. Entonces, nosotros no permitimos en el momento que nadie afloje y apuntalamos que todos somos iguales. En ese sentido, el que juega poco, el utilero, el entrenador, todos tienen las mismas normas, las mismas reglas, el mismo respeto. El equipo está por encima de cualquier individualidad. Eso se va construyendo todos los días y hay que sumar, estar atento y ser cuidadoso de las formas, no dejar pasar situaciones que no son buenas para el grupo.

El “Chuzito” González, Nicolás Romano y Mariano Fierro, adelante. Atrás, Mateo Chiarini. (Foto: Matías Garcías / La Liga).

Al observar las estadísticas, hay cinco jugadores por encima de los dos dígitos de goleo, y una defensa muy eficaz, sobre todo en semis y finales. Sin embargo, en las finales, las estadísticas muestran que aparecieron dos jugadores determinantes: Martín Cuello y Nicolás Romano. ¿Cuánto tuvo que ver eso en la conquista del título, o fue más importante la respuesta del grupo o el funcionamiento del equipo?

Primero que a los jugadores hay que hacerlos mejores, (De hecho, Nico fue el MVP de la temporada y Loku el MVP de las finales), pero sabiendo de sus condiciones. Primero siempre está el equipo, pero tengo que hacer que los jugadores brillen. Por lo tanto, somos conscientes que teníamos dos jugadores que son muy difíciles de defender, a eso se le suma el Chuzito González, que en las finales tuvo altibajos, pero es un gran anotador. Tenemos un organizador y buen defensor como Gastón Whelan que también tuvo muy buenos porcentajes este año. Y después, un factor diferencial es (Tayavek) Gallizi. Es el jugador más importante, porque no hay otro que se pueda aguantar lo que él aguanta. No se ve reflejado en los números, pero es un jugador muy importante. Luego, atrás, entendieron todos su rol. (Nicolás) Copello entrega una decisión increíble. (Mateo) Chiarini y (Federico) Elías ese aire juvenil que ellos tienen y que te impulsa para arriba. Mariano Fierro tiene experiencia y sabe que es lo que tiene que hacer. Y teníamos a Toni Vicens, un extranjero que el año pasado jugó muy bien la Liga y este año se tuvo que acoplar a otro rol y lo hizo de la mejor manera. Un equipo muy largo, cada uno sabía lo que tenía que hacer y cada uno desde su lugar apoyó al equipo y eso es fundamental para que se puedan conseguir lo resultados.

Primero siempre está el equipo, pero tengo que hacer que los jugadores brillen.

La felicidad tiene cara de Loku. Cuello con la copa de campeón, la red y el premio de MVP: (Foto: Prensa Instituto).

¿En la noche del quinto partido, les dijiste algo en particular para encarar ese momento definitorio y tan complejo?

No había que decir nada especial, no había que hacer una arenga diferente. Creo que lo tomamos como un partido normal, sabíamos cuáles eran nuestras posibilidades, y sabíamos que si estábamos concentrados defensivamente íbamos a tener alguna oportunidad en el partido para ganarlo y fue así, tal cual. No había que poner exceso de presión, todos sabíamos lo que nos estábamos jugando, así que no hacían falta palabras. Y si estuve tranquilo, es porque el equipo transmitía eso. Estábamos bien, estábamos concentrados. Y yo les transmitía a ellos, esa seguridad de que estábamos bien. Nos íbamos retroalimentando. Al final terminó resultado, porque aun faltando esos 4 segundos 9, estando un punto abajo, estábamos todos convencidos de que lo ganábamos. Eso habla mucho y bien de la fortaleza y la confianza que tiene el equipo en si mismo.

“(A los jugadores, para la final) no había que ponerles exceso de presión, todos sabíamos lo que nos estábamos jugando, así que no hacían falta palabras”.

El DT de La Gloria, Lucas Victoriano. (Foto: Liga Nacional).

¿Qué le aportó este campeón al básquet argentino?

No tengo idea. Cada uno sabrá que podía sacar de este equipo. Lo que sí dimos, fue mucha alegría y quedamos en la historia del club, que era importante porque nunca había ganado un título; y nosotros como grupo de trabajo estamos muy contentos de poder haber hecho una planificación que salió redonda. Seguramente no significa mucho para el futuro, pero para nosotros es muy importante. De juego no intentamos hacer nada diferente a lo que se hace en el básquet argentino o el básquet mundial. Es más, nosotros siempre decimos la premisa de hacer lo sencillo bien, no intentar hacer nada complicado. No sé qué habrá quedado o qué va a quedar, pero las finales fueron muy lindas, fue muy emotivo el quinto partido de visitante, quedamos en la historia en varias cosas. Somos los primeros que ganamos de visitante una definición de la Liga; el primer título para el club; primero que levanta un match point porque estábamos 1-2. Hay muchas cosas que van a quedar seguramente en la historia.

“Quedamos en la historia en varias cosas. Somos los primeros que ganamos de visitante una definición de la Liga; el primer título para el club; el primero que levanta un match point en las finales, porque estábamos 1-2”.

¿Vos qué fuiste mejorando para poder llegar a este punto, el de llevar a un equipo a ganar dos torneos?

Y las experiencias son eso, te van enseñando algunas cosas que por ahí pensás que no van; te hacen reafirmar cosas que pensás que sí van; y después dependemos de los jugadores. En los clubes que me ha tocado estar, lo hemos hecho de la mejor manera. En Concordia, el primer año, fuimos finalistas de la Liga Sudamericana; nos metimos en Liga de las Américas de finalistas, cosa impensable en un equipo tan modesto. De hecho, ahora está jugando en la segunda división. Después nos fuimos a Regatas y salimos terceros, sin extranjeros. Tratamos de dar siempre, nuestro 100 por 100 y esas experiencias te van quedando. Después, los jugadores hacen la diferencia. En este caso, con Instituto salimos campeones y vamos a ir por otros retos, pero siempre con la premisa de dar nuestro 100 por 100 y buscar que los jugadores lo hagan también.

El DT de Instituto, Lucas Victoriano. (Foto: La Liga).

¿Cuál es el reto para la próxima temporada? ¿Cómo pensás armar el equipo?

Va a ser difícil el mercado, estamos intentando ver si podemos competir con las ofertas que están recibiendo los jugadores, lógicamente. Muy buenas ofertas y merecidas. A partir de ahí, cuando veamos cuántos jugadores podemos repetir de esta temporada, saldremos al mercado a buscar un plantel que pueda ser competitivo también y que nos permita competir en la Liga y la American Champion League, que es lo que el club tanto buscó y deseó, que es meterse en copas internacionales otra vez.

“Cuando veamos cuántos jugadores podemos repetir de esta temporada, saldremos al mercado a buscar un plantel que pueda ser competitivo también y que nos permita competir en la Liga y la American Champion League”.

¿Qué considerás que te va a hacer falta para competir con éxito a nivel internacional?

Se requieren jugadores con jerarquía, con talla, atléticos. Después armar el equipo, darle la forma, la filosofía, que la acepten, que crean, queda mucho todavía, no puedo decir aun qué es lo que nos hace falta. Lo que es seguro, es que Ilusión y trabajo no van a faltar.

Haga clic para comentar

Comentario:

Hacete Socio 2021
Telam
Manula
La Tienda Enredacción 2022
  • También podés comprar libros, información y cultura en NUESTRA TIENDA
  • Ver más información sobre encuestas en nuestra sección DOSSIER360
  • ¿Querés comunicarte con nosotros? Hacé CLIC AQUÍ

Te puede interesar

Columnistas

En el siglo XXI los crecientes problemas ambientales requieren políticas que den respuestas precisas para evitar el sufrimiento de la población. El Cambio Climático...

Noticias

El Bloque Juntos UCR presentó un proyecto de ley que establece una reducción a partir del 1 de octubre del corriente año y hasta...

Noticias

Ulises festejará sus 37 años y la fiesta la pagará la Municipalidad. Según consta en la documentación oficial, el espectáculo del próximo sábado 25...

Noticias

Alicia Cid decidió irse para siempre de Río Cuarto el día que la revista Para Ti descubrió a Marcelo Macarrón en su casa. La...