Un año más, la vereda de Cocina de Culturas se convertirá en el escenario del Corso Latidoamericano, un evento que reúne a murgas y agrupaciones carnavaleras para vivir una jornada de fiesta en familia.

Murga La Tunga Tunga durante un ensayo.  Foto: Gentileza.

Desde sus orígenes, el carnaval se vive en las calles y es su ámbito por excelencia porque necesita del espacio público para ser y para brindar la posibilidad de encuentro. Por eso, la invitación al Corso LatidoAmericano para el sábado 24 de febrero es afuera, en el predio del estacionamiento de Cocina de Culturas. Comienza a las 20 horas, la entrada es gratuita y se podrán disfrutar de las diferentes versiones del carnaval: murgas, tambores, tinkus y cumbias. Los grupos invitados son No hay yerba para tanto mate, Malandraca, Murga en Construcción, Antawara, Murga Enganchate Can Can, Escola do samba y Murga La Tunga Tunga.

Será una jornada agradable si se mira el pronóstico extendido para ese día, el clima ideal para disfrutar al aire libre de los papelitos, los banderines y la espuma loca, los protagonistas indiscutibles de esta fiesta. En caso de lluvia, los festejos no se suspenden, se trasladan al interior del salón cultural. Se trata de la cuarta edición y cuenta con el apoyo de la Subsecretaría de Cultura de la Universidad Nacional de Córdoba.

“El carnaval es una fiesta que necesariamente implica el encuentro y la acción colectiva. Además, particularmente en la cuestión más contemporánea, pensar el carnaval en la calle es una posibilidad para la circulación y acceso a las artes de un conjunto grande de ciudadanos”, comenta Franco Morán, miembro de La Tunga Tunga, una de las murgas participantes del evento.

No sólo los vecinos de Güemes y Bellavista, por la ubicación del espacio cultural, son los invitados a compartir este corso andino y urbano, sino que es una posibilidad para que diversas producciones artísticas circulen “entre un público que tal vez no conoce estas  expresiones de carnaval. El ámbito de la calle permite que gente que no las conoce, se encuentre de repente con algunos de nuestros trabajos”, dice.

Según Morán, se trata de una celebración que se está afianzando no sólo en Córdoba sino en el país. “Hay un proceso muy largo de resistencia para no perder el carnaval que lo han hecho las agrupaciones tradicionales de nuestra ciudad. Luego, hacia fines de los ’90, también grupos de jóvenes, no solo vinculados al carnaval sino a otras expresiones como el teatro popular,  empezaron a pugnar por el carnaval, lo que consolidó y legitimó el feriado de carnaval, restituido  por el gobierno Cristina Fernández de Kirchner, porque lo instaló en la agenda definitivamente, y se han diversificado los espacios”, explica el murguero, para quien este panorama contribuye a mayor producción de los grupos y a la aparición de espacios destinados a la cultura

Murga cordobesa

La Tunga Tunga, como su nombre lo indica, está vinculada el cuarteto de Córdoba. Por eso, al escuchar alguna de sus temas, el ritmo seguramente será conocido por los cordobeses y cuarteteros. “En el show se combinan canciones carnavaleras puramente con temas de la actualidad,  desde una mirada crítica e irónica de las que nos pasan en Córdoba y en el país”.  Prometen para la noche del jueves algunas de las composiciones nuevas, hechas para el carnaval 2018 y una “propuesta compacta, rítmica y de mucha conexión con el público, aspirando que no sólo contemple lo que vamos a plantear desde el escenario sino que se involucre y participe de manera activa, ya que es un murga que canta, pero también se puede bailar”, concluye entusiasmado.

Agendá

Sábado 24 de febrero, desde las 20 horas, en el estacionamiento de Cocina de Culturas.

Entrada gratuita. No se suspende por lluvia.

Sumate al equipo y ayudanos a contar más historias.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com