Ahora Leyendo
Los dos debates presidenciales confirmaron las “creencias preexistentes”

Los dos debates presidenciales confirmaron las “creencias preexistentes”

Al analizar el primer debate de la semana pasada, apuntábamos que las encuestas mostraban lo que en psicología política se denomina "sesgo de confirmación", es decir, una percepción alineada con las creencias preexistentes.

Enredacción-Te contamos

Así, en el caso de los dos principales candidatos, los votantes de Alberto Fernández percibían que él había ganado el debate, mientras que los de Mauricio Macri creían que el presidente había sido el vencedor. Al haber una distancia tan nítida en las primarias a favor del primero (49,49% de los votos vs. 32,94%, es decir, 16,55 puntos porcentuales), la percepción del ganador del debate a nivel general se ubicaba en el mismo orden de magnitud de la intención de voto, favoreciendo al candidato del Frente de Todos. El primer sondeo nacional conocido después del segundo debate, realizado el día 20 de octubre, fue en la misma línea. Según Proyección, el 52% de los electores vio ganador a Alberto Fernández, vs. casi 33% que vio ganador a Mauricio Macri; 19,3 pp. de distancia.

Publi-Web-Muni-2

Casi un 4% vio ganador a Nicolás del Caño, 3,3% a José Espert, 2,1% a Roberto Lavagna y apenas 0,3% a Juan Gómez Centurión, con 5,5% de indecisos (Ver Gráfico 1).

GRÁFICO 1

GRÁFICO 2

El resultado es casi idéntico al del sondeo nacional anterior posdebate (las diferencias con el resultado percibido del primer debate no son estadísticamente significativas si se considera el error muestral). También ratifica el "sesgo de confirmación". Los votantes del Frente de Todos en las PASO vieron ganador a Fernández de manera casi unánime, y los de Juntos por el Cambio percibieron como ganador a Macri en una proporción del 91%, similar a la proporción de votantes del Frente Despertar que vieron ganador a Espert. En el caso del FIT, la proporción de quienes vieron ganador a Del Caño cede un poco (81%). Es entre los votantes de Consenso Federal y el Frente NOS donde más se dispersa la percepción de ganador (Ver Gráfico 2). La muestra fue de 789 casos, con un margen de error muestral de +-4,5%.

GRÁFICO 3

Por su parte, otra medición pos debate fue realizada en un distrito clave, AMBA, es decir, el Área Metropolitana de Buenos Aires, que aglutina a Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y el Gran Buenos Aires (GBA).

El consultor Raúl Aragón relevó vía CATI (encuesta telefónica asistida con encuestador) sobre una muestra de 1.486 casos, con un error muestral de +-2,5%. El 44,2% de los electores del AMBA vio ganador del debate a Alberto Fernández vs. 33% que percibió como vencedor a Mauricio Macri. José Espert roza el 7%, Roberto Lavagna alcanzó 3,6%, Nicolás del Caño roza el 3% y Juan Gómez Centurión el 1%, con casi 9% de indecisos (Ver Gráfico 3).

Se trata de un resultado muy similar al que Aragón reportó para el primer debate: 43,1% vio ganador de esa instancia a Alberto Fernández vs. 34,2% que vio ganador a Mauricio Macri. Las diferencias con el resultado percibido del segundo debate no son estadísticamente significativas si se considera el error muestral. Asimismo, la percepción de ganador del segundo debate está en el mismo orden de magnitud que el promedio simple de intención de voto (sin ponderar) de CABA y provincia de Buenos Aires: 46,8% para el candidato del Frente de Todos vs 37,1% para el presidente. Esto valida la tesis del sesgo de confirmación en la percepción de ganadores del debate.

Ver también

GRÁFICO 4

Por su parte, la consultora QSocialNow realizó un trackeo de las conversaciones en tiempo real de las redes sociales de Facebook, Twitter e Instagram y contrastó las menciones de los candidatos, ponderando los comentarios positivos y negativos (ver Gráfico 4). Los datos arrojaron que Alberto Fernández fue el que acumuló una mayor cantidad de interacciones positivas, con un porcentaje de 68,3%, y resultó el segundo más mencionado (59.395 menciones); su diferencial positivo es de 36,6 pp. A su turno, Mauricio Macri recibió un mayor número de menciones en comparación con los otros candidatos (110.040), pero obtuvo una valoración negativa de 56,5%; su diferencial es negativo en 12,9 pp. En tanto, Gómez Centurión ocupó el segundo puesto de valoraciones positivas (54,8%), pero fue el menos mencionado (9.118); su diferencial es positivo en 9,6 pp. Lavagna fue el cuarto más mencionado (24.260), pero el primero en comentarios negativos durante el debate (73,7%); su diferencial es negativo en 47,4 pp. Le siguió Del Caño, con un negativo de 65,8% y 13.138 menciones; su diferencial es negativo en 31,6 pp. José Luis Espert ocupó el tercer puesto de comentarios negativos (64,9%), con 41.681 menciones; su diferencial es negativo en 29,8 pp.

Claramente, la dinámica de los debates, pese a ofrecer similares oportunidades de exposición para todos los candidatos, replicó la lógica de polarización asimétrica que vienen mostrando los resultados electorales de las primarias y las encuestas pos PASO. Así, en función de los datos analizados, no cabe esperar del debate ningún vuelco en las tendencias de intención de voto que venimos repasando. Habrá que ver si en la semana del sprint final hasta la elección circulan nuevas mediciones que insinúen algún movimiento que pueda tener impacto el domingo 27 de octubre.

> Norman Berra (@berranorman) es encargado de Proyectos de Consultora Delfos. Regularmente publica en su Blog Clima de Opinión y en el sitio de la Consultora Delfos.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción