Ahora Leyendo
Los discursos y las prácticas machistas en organizaciones políticas mixtas

Lunes 28 de Septiembre de 2020

Los discursos y las prácticas machistas en organizaciones políticas mixtas

Este artículo intenta poner en tensión discursos y prácticas machistas (y micro-machistas) en organizaciones políticas mixtas, a través de dispositivos (en este caso el Taller de Sensibilización del grupo de varones), desde un análisis crítico y reflexivo, con los aportes y experiencias feministas y desde un paradigma eminentemente preventivo (1).

Enredacción Socios

Los aportes de Luis Bonino Méndez para pensar los micro-machismos han resultado un puntapié inicial hacia la elaboración crítica de nuevas reflexiones en torno a la masculinidad hegemónica, las relaciones desiguales entre los géneros, como así también las prácticas de dominación y violencia que ésta produce y reproduce en la sociedad.

Manula

En el presente artículo, se pretende una articulación teórica-práctica en torno a los aportes del autor, algunas de las características actuales de movimientos sociales y políticos, y, por último, lo que tentativamente se puede definir como “interpelación activa a las subjetividades masculinas atravesadas por los mandatos hegemónicos”.

Con ese propósito, se comienza con algunas puntualizaciones y recorridos, para luego dar un marco referencial.

Los movimientos feministas, en estos últimos años con mayor fuerza colectiva y visibilización, han logrado instalar en la agenda pública no sólo la temática referida a la Interrupción Voluntaria del Embarazo como problema de salud pública, llevando el debate nuevamente al Congreso nacional (Cámara de Diputados y Senadores) y a la sociedad en su conjunto, sino también, con algunas definiciones y diversas posturas políticas, han realizado un cuestionamiento e interpelación al rol que ocupan y ejercen las “subjetividades masculinas”, en esta sociedad de características machista, patriarcal, misógina y cis-hetero-normativa.

Las diversas posturas han girado en torno al nivel de participación dentro de las organizaciones, involucramientos, cuestionamientos críticos hacia los privilegios de cada varón, interpelación subjetiva o los llamados procesos de “deconstrucción” de los mandatos reproducidos.

También, bajo esta misma lógica, los espacios de militancia, integrados (habitados) por varones se han visto en la búsqueda de generar o promover espacios colectivos, con el objetivo de reflexionar y sensibilizar en torno a las desigualdades de género/s.

Algunas referencias de ello se vieron reflejadas en medios de comunicación. En este caso, se cita a un medio local: “Muchos varones la vieron, la sintieron y se organizaron para iniciar el camino de la deconstrucción. Palabra ambigua, rara y quizás desordenada. A nosotras nos gusta más la palabra ‘destrucción’, porque pensar sólo en desarmar las piezas y rearmarlas nos va a dejar casi en el mismo punto, un rompecabezas de machismo, ahora, armado distinto. Pero es la palabra que pegó fuerte y que nos permite instalar un debate muy importante para las luchas feministas” (2) (Redacción La Tinta, 2019).

Las posturas en torno a la temática, continúan bajo debate permanente, las discusiones avanzan en tanto las organizaciones sociales y políticas, partidarias o no, también toman medidas y concretan acciones para repensar el rol de los varones (por ejemplo, desde Organizaciones políticas mixtas).

En dichas referencias, se brinda un ejemplo concreto, organizado por MuMaLa (Mujeres de la Matria Latinoamericana) Córdoba. La experiencia se dio en el marco de las actividades del 25 de noviembre, día internacional de eliminación de las violencias hacia las mujeres, en la cual, generaron la iniciativa/propuesta de “mirar hacia adentro de las organizaciones políticas mixtas que habitamos, para revisar y realizar un aporte a la construcción de relaciones libres de violencia”.

Desde su fundamentación, se plantea lo siguiente: “Partimos del análisis de que las organizaciones y les militantes, somos parte y producto de esta sociedad eminentemente machista y patriarcal, y que, como tal, no estamos exentas/os de la reproducción de dicho modelo. Así también nos inscribimos en una coyuntura actual con gran aporte de los feminismos, de los cuales somos protagonistas, como sujetas políticas transformadoras, que no dejan de aportar una mirada intersectorial de género, clase, etnia, etc, al mismo tiempo que atraviesan todos nuestros espacios y dotan de otros sentidos y de mayor visibilización a estas situaciones” (Texto del proyecto original. MuMaLa Córdoba).

La pregunta disparadora del encuentro:

¿Cómo habitar las organizaciones políticas mixtas desde el feminismo?

En esta oportunidad, personalmente fui convocado como coordinador grupal del grupo de varones y a continuación se mencionan algunos elementos elaborados para desarrollar la actividad participativa:

El abordaje se realizó desde la perspectiva de género y enfoque de derechos humanos. Los contenidos abordados en el grupo de varones fueron:

  • Patriarcado y machismo.
  • Micro-machismo/s.
  • Violencias de género. Diversas modalidades.
  • Masculinidad hegemónica (en adelante MH).

La actividad se desarrolló en las aulas-taller de la Facultad de Arquitectura (sede centro) y tuvo una duración aproximada de dos horas.

Las primeras preguntas socializadas, entre otras, fueron: ¿Qué es el machismo? ¿A qué hace referencia lo micro? En qué prácticas/acciones se ven reflejadas las situaciones de desigualdad de género/s en la actualidad? ¿Qué lugar ocupan las mujeres y qué lugar ocupan los varones dentro de los movimientos políticos? ¿Cuáles son los roles tradicionales asignados a éstos?

Con diversas técnicas utilizadas y dinámicas de consignas grupales se realizó la puesta en común, socialización de experiencias en torno a las situaciones cotidianas de micro-machismo/s.

Una imagen del taller realizado en la Facultad de Arquitectura. (Foto: Gentileza).

Taller de Sensibilización del grupo de varones, sobre «Detección de micro-machismos en espacios de militancia mixtos», coordinado por el autor de esta nota en el contexto de un encuentro en la Facultad de Arquitectura de la UNC, organizado por MuMaLa Córdoba con la consigna: «¿Cómo habitar las organizaciones políticas mixtas desde el feminismo?»

Al momento del cierre, se plasmaron en una pizarra algunas frases, palabras claves y posibles coordenadas para pensar la prevención de la violencia machista.

Entre los puntos acordados, se señalaron:

  • Visibilización de la desigualdad planteada.
  • Reconocimiento de las prácticas machistas.
  • Nombramiento de las distintas formas de violencia/s.
  • Análisis crítico de la cotidianeidad.

Es bajo este paradigma y con los aportes de Bonino Méndez que es posible pensar aquello que al principio del artículo se nombró como “interpelación activa a las subjetividades masculinas atravesadas por los mandatos hegemónicos”.

Ver también

“Aceptar el cambio requiere de una revisión identitaria (individual y social) y de posición existencial que incluye una decisión de rebeldía al sometimiento de la MH, una deconstrucción crítica de los valores, creencias con sus organizadores y mandatos de la MH, una desidentificación y una deshabituación de sus definiciones de ser y de los hábitos que ha promovido, y una reivindicación particular alejada del deber, aunque con una ética de la igualdad y el respeto a las demás personas y a la diferencia” (3).

Para finalizar, y con los aportes del autor: “No basta la voluntad de ser menos autosuficiente, violento o igualitario, o deslegitimar esos valores, sino que es preciso trabajar en deshacer las múltiples estructuraciones sociales e individuales (del cuerpo, del carácter, identificaciones y hábitos) que la MH, en su calidad de organizador, normativa, guía y modelo produce en las instituciones y sujetos masculinos”.

* Mariano Cupayolo es licenciado y profesor en Psicología (UNC). Trabajo final para la Diplomatura en Diversidad Sexual, dictada entre mayo y septiembre de 2019 y organizada por la Secretaría de Extensión de la Facultad de Ciencias de la Comunicación (FCC-UNC), junto con la Dirección de Desarrollo de Capacidades y el Área de Diversidad Sexual del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación. Coordinación: Nicolás Giammona y Javier Wenger (Área de Diversidad Sexual del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación). Docente Colaborador en Seminario: "Introducción a la perspectiva de género: Una mirada desde los Feminismos y DDHH".

* Este artículo fue publicado en Qué Portal de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UNC.

Notas:

(1) La cita del título pertenece a MICROMACHISMOS: La violencia invisible en la pareja, de Luis Bonino Méndez (https://www.joaquimmontaner.net/Saco/dipity_mens/micromachismos_0.pdf)

(2) De varones construido, La Tinta, 22 de marzo de 2019 (https://latinta.com.ar/2019/03/de-varones-construido/)

(3) Masculinidad Hegemónica e Identidad Masculina, Luis Bonino Méndez.

--

>> Si estás de acuerdo con el periodismo crítico y comprometido, te invitamos a asociarte a ENREDACCIÓN, el sitio de noticias con información de Córdoba: INGRESÁ AQUÍ. Con tu membresía, podrás participar de beneficios exclusivos para SOCIOS. Juntos podemos hacer más y mejor periodismo.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción