A caballito de una inflación importante (+2,91 para la canasta alimentaria 2,2% para la canasta básica total -alimentos, servicios, indumentaria, calzado y escuela), los cordobeses siguen empeorando la dieta cotidiana. Subió el consumo de té, yerba y pan francés. Cayó el de leche, frutas, verduras, pescado y carne.

El consumo de té creció casi 27% en marzo de 2018 respecto a febrero del mismo año.
Municipalidad de Río Cuarto-Parque Sarmiento

El bolsillo no gana para sorpresas. Los aumentos de precios, sobre todo en la canasta alimentaria en el mes de marzo de 2018 respecto a febrero del mismo año, permiten observar cambios notorios en la dieta de los cordobeses. De hecho se consolida el consumo de productos alimenticios sustitutos que poseen un menor valor, como el té en detrimento de la leche, el pollo por la carne vacuna, y las papas y batatas por las frutas y verduras. Así lo revela el informe económico del Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comercios Minoristas de Córdoba correspondiente al mes de marzo de este año.

Respecto del volumen de ventas continúa mostrándose un salto suave -producto de la “migración” de clientes de las grandes superficies al comercio minorista-, así marzo fue levemente mejor que febrero de 2018, con un alza de 0,7% en las compras. A su vez, al comparar marzo de 2018 contra marzo de 2017, el crecimiento fue de 1,12%.

VER MÁS ARTÍCULOS DE FABIÁN GARCÍA.

Entre sus principales datos surge que los alimentos a base de leche y yogur aumentaron sus ventas un 14,38% en marzo respecto de febrero; el pollo ganó 7,72% y la carne de cerdo 1,84%; las papas y batatas se volvieron reinas y subieron las ventas un 20,58%; los fideos secos aumentaron 21,72% su salida; el aceite mezcla un 12,06%; el azúcar un 17,41%; el té 26,96%; la yerba mate 22,8%; el pan francés y otros tipos de panes, 17,9%; y el tomate triturado 20,2%. Es decir, alimentos a base leche o yogur en reemplazo de la leche; té, yerba  y azúcar como infusión o cena; guisos o fideos con salsa (papas, fideos y tomates triturados) como comida principal; carne de pollo y cerdo en reemplazo de la tradicional carne vacuna; y mucho pan. La llegada del té a las mesas de las familias cordobesas no se produce como efecto de una imitación cultural, sino como consecuencia de las ventajas económicas.

Los que vienen perdiendo son la leche (-12,43%); el queso cremoso (-16,07%); los criollitos (-9,61%); la carne vacuna (-14,61%); el pescado (-20,6%); frutas y verduras frescas (-15,39%); y el café (-20,6%).

La venta a crédito se mantiene y fue de 23,8% en marzo. En enero había sido de 24,7%  y en los meses anteriores había seguido el siguiente comportamiento:

NOVIEMBRE 2017: 24,10%

AGOSTO 2017: 28,10%

JULIO 2017: 31%.

JUNIO 2017: 29,6%

MAYO 2017: 33%

ABRIL 2017: 33,6%

DICIEMBRE 2016: 27,6%

En las conclusiones del trabajo, el centro señala que la Canasta Básica Alimentaria tuvo un incremento respecto a febrero 2018 de 2,91 %. Mientras que el acumulado del primer trimestre ya alcanza un 7,57 % y la inflación proyectada de 2018 sería de 25%, esto es, 10 puntos por encima de la pauta del gobierno nacional en el apartado que mide la Canasta de Indigencia.

LA INFLACIÓN EN LA CANASTA BÁSICA TOTAL (ABRIL 2017 – MARZO 2018)

Fuente: Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comercios Minoristas de Córdoba.

Por otro lado, la Canasta Básica Total tuvo un salto de 2,20 % en marzo de 2018 por sobre febrero del mismo año. La inflación acumulada en esta canasta que mide alimentos, servicios, indumentaria, calzados y gastos escolares entre otros, llega a 6,46 %. Al anualizar el comportamiento de los precios de esta canasta, la cifra para los 12 meses es de 24,5%.

Explican que “los aumentos registrados durante marzo de 2018, tanto en alimentos básicos (pan 14 %, carne 10 %, pescado 12 %, harinas 15 %, etc.) como en indumentaria, calzado, canasta escolar, y gas envasado (cuyo aumento real ocurrió durante marzo, a sabiendas que desde los primeros días de abril se oficializaría) entre otros, volvieron a generar un alto porcentaje inflacionario, para el último mes de un trimestre signado por éste fenómeno”.

Finalmente señalan que “el comercio minorista de Córdoba que nuestra Institución representa, continúa incrementando levemente sus ventas en volumen, producto de – entre otros factores – una migración de clientes de súper e hipermercados hacia el comercio cercano de barrio”.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com