El oficialismo aceptó en la Legislatura cordobesa analizar la propuesta de la Coordinadora de Defensa del Bosque Nativo (CoDeBoNa) para desarrollar un proceso participativo que desemboque en una normativa que proteja el bosque nativo. El lunes, a las 15 habrá una nueva reunión para definir el tema. Oposición del FIT.

Reunión de comisiones, ayer en la Legislatura. Foto: Twitter @Carmen_Nebreda
Municipalidad de Río Cuarto 3

Las comisiones de Asuntos Ecológicos; de Agricultura, Ganadería y Recursos Renovables; de Educación, Ciencia, Tecnología e Informática; y Asuntos Constitucionales, Justicia y Acuerdos se reunieron ayer para considerar el proyecto de ley de bosques y adecuar los procesos a la ley nacional N° 26.331. La CoDeBoNa, el oficialismo y la mayoría de los bloques opositores coincidieron en que la reunión fue un avance respecto a la parálisis en que había quedado el tratamiento legislativo. Unión por Córdoba, con la presencia de funcionario del gobierno, aceptó considerar la propuesta para desarrollar el proceso participativo que planteó la coordinadora ambientalista, que básicamente es regionalizado y “vinculante”. También admitió la participación de los especialistas de la CoDeBoNa en la definición del esquema técnico, un ámbito en el que también toman parte el gobierno a través de la Secretaría de Ambiente y las universidades nacionales, explicó a ENREDACCIÓN, el legislador de Córdoba Podemos, Martín Fresneda. El plano técnico es relevante porque allí se analizará con la información disponible -incluida la satelital- para determinar las zonas con presencia de bosque nativo, sus categorías, y el nivel de protección que podría corresponderles.

El lunes, a las 15, se desarrollará un nuevo encuentro, en el que debería definirse “la hoja de ruta” del sistema participativo, cuya herramienta serían talleres regionales, en los cuales los actores sociales, políticos y ambientales deberían expresar su posición y realizar sus aportes particulares para luego determinar las llamadas “capas” o zonas pobladas con vegetación nativa y categorizarlas en Rojo (no se permite actividad económica), Amarilla (se permite actividad parcial bajo ciertas condiciones) y Verde (liberada para la práctica productiva).

Pablo Riveros, uno de los integrantes de la CoDeBoNa, le dijo a este medio, en comunicación telefónica, que “le entregamos nuestra propuesta para realizar el proceso participativo y esperamos a ver que dicen el lunes. Con esta gente es complicado. Ellos hablan de audiencias públicas, que no son procesos de participación y tampoco son vinculantes. Nosotros consideramos que deben ser vinculantes. La ley nacional de ordenamiento territorial del bosque nativo es muy específica en cuanto al proceso participativo, lo que decimos no es una ocurrencia de la coordinadora. (…) Ya tenemos la experiencia de ley actual, la 9814, que salió trunca, porque en ese momento hubo participación y consensos, pero cuando bajó al recinto, bajó otro proyecto de ley, diferente. En definitiva, nada garantiza, estamos alertas”.

¿Fresneda, el proceso participativo planteado debe concluir en la definición del mapa de bosque nativo existente en Córdoba?, le preguntó ENREDACCIÓN.

Efectivamente. La ley debe ser el resultado de todo el proceso participativo donde se va discutiendo cada capa in situ y cruzando con toda la información disponible. En definitiva, del proceso participativo surge el mapa y de la información del mapa se hace la nueva ley o se modifica la anterior (la 9.814) o sólo con el mapa alcanza para que Córdoba actualice su Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos.

Por su parte el legislador de Izquierda Socialista (FIT), Ezequiel Peressini, denunció que “el gobierno de (Juan) Schiaretti quiere aprobar su proyecto de Ley de bosques y para eso convoca a un proceso participativo trucho”. Agregó que “en la reunión de comisiones presentaron un plan de una serie de reuniones en el interior con la intención de validar su proyecto de ley y así conseguir el consenso legislativo y aprobar el proyecto de ley que venimos rechazando desde diciembre de 2016 con masivas movilizaciones en las calles”. Dijo además que “participamos de la reunión y rechazamos las propuestas del gobierno que de manera mentirosa disfraza su intención saqueadora montando una participación trucha no vinculante. Ya miles nos expresamos exigiendo que el gobierno archive su proyecto 20811/16 con el que buscan reducir las áreas protegidas de bosques nativos y autorizar nuevas actividades agro ganaderas dónde hoy están prohibidas. En ese sentido decimos que no hay participación real sin el archivo del proyecto.”

APURO

El gobierno provincial intenta lograr la aprobación de la nueva ley de bosques antes de las elecciones de octubre. En las negociaciones que llevó adelante con el gobierno nacional se comprometió a llevar adelante el proceso de participación que obliga la ley nacional 26.331. En lo esencial, para la actualización del mapa de bosques nativos y la determinación de las zonas a proteger, ya que la provincia adeuda la renovación de esa herramienta.

LAS CLAVES

-El gobierno intenta tener una Ley de Bosques antes de las elecciones de octubre de 2017. El gobernador Juan Schiaretti dijo que quiere una ley consensuada.

-Las diferencias esenciales son dos: Si el proceso participativo será vinculante o no; y la determinación técnica de cuáles son territorios con bosque nativo y cuáles no. Sobre este último punto, la CoDeBoNa señala que en Córdoba hay 3 millones de hectáreas con distintos grados de bosque nativo que deben ser protegidas. El Ejecutivo aún no mostró sus cálculos, pero algunos documentos de trabajo del gobierno situarían ese número en alrededor del millón de hectáreas.

-El proyecto de ley ingresado el año pasado quedó en suspenso a causa de las movilizaciones populares en su contra y por las disidencias existentes en los bloques de UPC y Cambiemos.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com